eldiario.es

Menú

Aznalcóllar, dieciséis años después

La rotura de la balsa, el 25 de abril de 1998. /FOTO:CSIC

La catástrofe ocurrida en la mina de Aznalcóllar en abril de 1998 fue, sin lugar a dudas, uno de los desastres ambientales que mayor interés despertó en el mundo, y uno de los más graves de Europa occidental, no sólo por su envergadura sino también por haber ocurrido en las proximidades de uno de los parajes naturales más importantes y emblemáticos de Europa: Doñana. Después de 16 años del accidente resulta interesante hacer un balance de lo ocurrido, sus causas, sus efectos y las lecciones que hemos aprendido para el futuro.

En primer lugar habría que recordar que denuncias sobre la falta de estabilidad de la presa por parte de ecologistas y técnicos, tanto de las propias empresas implicadas como de las administraciones encargadas de la tutela ambiental, se habían sucedido durante más de una década antes de la rotura final. Tan sólo 8 meses antes del accidente, la Estación Biológica de Doñana CSIC volvía a pedir por escrito que se exigiera a la empresa la elaboración de un plan de emergencia ante la eventualidad de una rotura de la balsa, petición que fue de nuevo desestimada.

Peces muertos en el Guadiamar los días posteriores a la rotura de la balsa.

Peces muertos en el Guadiamar los días posteriores a la rotura de la balsa.

Seguir leyendo »

La Cueva del Tesoro

Nuestro planeta está colonizado por microorganismos y las cuevas no son una excepción. La gran adaptabilidad de los microorganismos permite que estos se desarrollen en todos los ambientes, incluyendo los subterráneos. Las cuevas y minas suelen ser las puertas de acceso más comunes al mundo subterráneo. Desde milenios una gran variedad de microorganismos colonizan los diferentes nichos de una cueva; un ecosistema importante para la búsqueda de actividad microbiana, ya que albergan interesantes formaciones geológicas y diferentes tipos de minerales.

El estudio de la diversidad microbiana es importante por muchas razones, pero quizás una de ellas es que las cuevas pueden ser fuentes potenciales de nuevos microorganismos productores de compuestos bioactivos de interés médico e incluso de microorganismos patógenos.

En los últimos años, en el marco de un proyecto financiado por la Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía, en el 'Observatorio microbiológico de cuevas visitables: evaluación y control de comunidades fúngicas en cuevas sometidas al impacto de actividades turísticas' se están estudiando varias cuevas andaluzas. Entre ellas se encuentra la Cueva del Tesoro, en el Rincón de la Victoria. Esta cueva, al igual que otras muchas con actividad turística, presentan en sus paredes extensas zonas de color verde debidas a las colonizaciones de cianobacterias y algas, microorganismos fototróficos cuyo crecimiento está inducido por la iluminación con luz artificial. El Ayuntamiento del Rincón de la Victoria ha firmado un convenio con el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, para el estudio de este tipo de contaminación biológica y para evaluar los métodos de limpieza que se puedan aplicar en la cueva.

Seguir leyendo »

Moléculas que hacen moléculas

Trabajo de laboratorio en el Instituto de Investigaciones Quimicas del CIC Cartuja de Sevilla.

El año 2013 se celebró el 50 aniversario de la concesión del Premio Nobel a los químicos Karl Ziegler y Giulio Natta, por el descubrimiento de los catalizadores para la polimerización de olefinas. Tras este nombre un tanto abstruso se oculta una importante efeméride, que nos afecta en nuestra vida cotidiana: hace medio siglo que vivimos en lo que se podría llamar la Edad del Plástico. Ningún material descubierto por el ser humano ha supuesto una revolución tan radical y tan rápida como la que desencadenó el desarrollo y comercialización de los materiales sintéticos que llamamos plásticos. Los plásticos como el polietileno o el polipropileno han contribuido de manera muy significativa a acercar la tecnología al gran público, ya que se puede afirmar, sin temor a exagerar, que estos dos materiales constituyen el chasis del mundo moderno en el que vivimos.

Los catalizadores son sustancias que facilitan que tenga lugar una reacción química sin participar en ella de manera explícita. Muchas reacciones químicas que son posibles, no tienen lugar en la práctica a menos que intervenga algún tipo de catalizador. Por ejemplo, el agua oxigenada que compramos en la farmacia, es estable en su frasco durante años, pero al ponerla sobre una herida se transforma espontáneamente en agua y oxígeno, debido a que la sangre contiene sustancias que actúan catalizando su descomposición. Al comienzo de la década de 1950, el químico alemán Karl Ziegler descubrió un nuevo tipo de catalizador que induce la transformación de sustancias procedentes del petróleo, como son el etileno o el propileno, que son gases muy estables en las condiciones ordinarias, en los plásticos a los que nos hemos referido más arriba.

Seguir leyendo »

¿Pueden las encuestas predecir el futuro? Elecciones europeas 2014

Parlamentarios europeos

Las encuestas son una de las herramientas que los científicos sociales usamos para describir la realidad.

A veces, una encuesta bien diseñada nos permite no solo describir sino también comprender algún fenómeno social novedoso. Por ejemplo, el IESA hizo una encuesta postelectoral tras las municipales de 2011 que permitió entender la pequeña revolución electoral que se produjo en Córdoba, con la emergencia de una candidatura populista como segunda fuerza política y el hundimiento de IU. En una línea parecida, las encuestas postelectorales del CIS permiten alimentar esta interesante colección de libros que nos ayuda a entender mejor las dinámicas que operan a la hora de orientar el voto en las principales elecciones españolas.

En tanto que “fotografías” de la realidad, las encuestas nos permiten conocer mejor una sociedad en un momento determinado. Aunque raramente una encuesta predice el futuro, hay situaciones excepcionales en que ese milagro se produce. Por ejemplo, las encuestas mundiales de Inglehart en los 70 hicieron visible una nueva preocupación (que él llamó “postmaterialista”) y que desembocaría en un cambio real poco después: la aparición de los partidos verdes, que ofrecieron un discurso vinculado a esa demanda no cubierta y que se consolidaron como parte de la representación parlamentaria estable en muchos países.

Seguir leyendo »

Hay "moritos" en la costa... de Doñana

Moritos jóvenes en Doñana

Doñana es famoso en todo Europa por sus aves acuáticas, y cuando yo lo conocí por primera vez en el año 1992 en una visita desde Inglaterra, el país donde nací, me enamoré enseguida. Por ello volví el año siguiente para estudiar un ave amenazada poco conocida entonces, la cerceta pardilla. En los más de 20 años desde entonces, muchas cosas han cambiado en Doñana, y no todas son malas noticias. Algunas aves que eran rarísimas y que no se consideraban como una parte de nuestra avifauna, ahora son comunes y estamos acostumbrados a verlas. El mejor ejemplo es el morito, un ave acuática colonial de tamaño medio, cuya recuperación espectacular ha sido quizá el éxito más grande de la conservación en Doñana en los últimos años. Hasta el año 1996 no nidificaba en Doñana desde hacía un siglo, pero lo ha conseguido con tanto éxito que la población ya ha crecido hasta más de 8,000 parejas de nidificantes. La mayoría nidifican delante del centro de visitantes de José Antonio Valverde, creando una colonia enorme entre los meses de mayo y julio.

Cada año, la Estación Biológica de Doñana ha anillado algunos pollos con anillas de PVC con un código individual que luego se puede leer con un catalejo. La facilidad de leer estas anillas es una de las razones por lo que empecé a investigar esta especie, junto con Jordi Figuerola quien era mi primer becario predoctoral en esa época. El morito nos enseña como el anillamiento sirve para muchas cosas, como contestar preguntas básicas sobre su ciclo de vida. Nos ha servido para saber que los moritos nacidos en Doñana crían con un solo año de edad, pero pueden vivir para más de 14 años. También nos permite seguir los moritos cuando salen de Doñana, y esto nos da muchas sorpresas. Muchos moritos nacidos en Doñana acaban criando en países como Francia, Marruecos o Argelia, y el crecimiento explosivo de nuestra población ha fomentado la expansión de la especie en muchas partes de la región Mediterránea con la formación de colonias nuevas. Fuera de la época de cría, se van más lejos con decenas de ejemplares llegando cada año al reino unido, dando alegría a los muchos aficionados de las aves en aquel país ("mi tierra").

Seguir leyendo »

Oscuridades

Podemos decir sin temor a  equivocarnos que la fuente de conocimiento del Universo es la luz. Todo el saber astronómico que el hombre ha podido adquirir a lo largo de la historia de la Humanidad proviene de su capacidad para colectar y analizar la luz de los astros.

¿Todo? Bueno, es verdad que cae sobre la Tierra una centena de toneladas de polvo y guijarros meteoríticos cada día, y que su estudio proporciona interesantes respuestas sobre la naturaleza y origen del sistema solar.  También es cierto que nos atraviesa un flujo constante de neutrinos provenientes del Sol y del espacio exterior, así como otras partículas cargadas que denominamos rayos cósmicos y que cuando entran en la atmósfera terrestre, en posiciones cercanas a los polos, dan lugar al maravilloso espectáculo de las auroras boreales y australes.  Pero a pesar de todas estas cascadas de partículas con sus correspondientes fuegos de artificio, la  información acerca  del universo que nos rodea  nos llega en forma de partículas de luz: los fotones. 

El trabajo del astrónomo ha consistido siempre en captar esa luz, analizarla en función de las mejores teorías físicas y desentrañar el mensaje de los astros. Con este simple esquema de trabajo se ha conocido el carácter heliocéntrico del sistema solar, el tamaño de nuestra galaxia, la existencia de otros "universos islas", la expansión del Universo, la presencia de una radiación de fondo isotrópica, la leve anisotropía  de esa radiación y la existencia de dos grandes oscuridades: la materia y la energía oscura. 

Seguir leyendo »

Un corazón que dure más de cuatro horas

El nitrógeno líquido se utiliza en la criopreservación de órganos

El trasplante de órganos es la única solución a ciertas enfermedades en fase avanzada. España es país líder en este tipo de terapia, realizando miles de trasplantes al año. Una de las principales dificultades a la hora de abordar un trasplante es la carrera contrarreloj que este supone: hay órganos críticos, como el corazón, para los que se dispone tan sólo de cuatro horas desde la extracción hasta su implantación en el receptor. Por ello, la posibilidad de conservar un órgano indefinidamente cambiaría radicalmente el panorama de los trasplantes, en particular, y de la medicina en general: nuevas técnicas, como la organogénesis, la fabricación de órganos a medida a partir de células madre, también se beneficiarían enormemente de ello.

 

Seguir leyendo »

Mujeres en la ciencia: un oasis de igualdad en Microelectrónica

En el Instituto de Microelectrónica de Sevilla hay una paridad sorprendente entre hombre y mujeres

En pleno siglo XXI, el presidente de la prestigiosa Universidad de Harvard y secretario del Tesoro estadounidense, Lawrence Summers,  sugirió en unas declaraciones durante una conferencia que las mujeres tienen "una capacidad innata menor para las matemáticas y las ciencias" que los hombres. Sin ni siquiera valorar manifestaciones que parecen de otros tiempos, la realidad demuestra que en eso no hay nada de cierto. Existen desequilibrios estadísticos, es verdad, pero no es cuestión de capacidad y habrá que buscar otras razones.

Además, existen áreas de conocimiento científico-técnicas, supuestamente dominadas por los hombres, donde las barreras no existen, como el Instituto de Microelectrónica de Sevilla (IMSE), uno de los tres centros que componen el Centro Nacional de Microelectrónica de Sevilla (Consejo Superior deInvestigaciones Científicas) donde  las estadísticas de distribución de género ya no están tan lejanas del 50 por ciento y el futuro promete mejores cifras. Quizás un oasis en el desierto del desequilibrio.

Un estudio comparativo de géneros realizado en 2013 reveló que el Instituto de Microelectrónica viene a ser algo así como un oasis de igualdad en lo que a género se refiere. En este centro, mixto entre el CSIC y la Universidad de Sevilla, hay un 50 por ciento de mujeres y otro 50 por ciento de hombres en lo que al personal investigador se refiere. No es así en los doctores y doctoras, que suponen un 68 frente a un 32 por ciento. Pero aquí tenemos un nuevo reto, sin duda. Estos datos sorprenden si tenemos en cuenta que dentro del CSIC (según datos de 2012) la estadística habla de mayor alejamiento aún en la paridad: un 76 por ciento de investigadores frente a un 24 por ciento de investigadoras.

Seguir leyendo »

Microalgas a la fuga

Cultivos de micoralgas

Soy científico y estudio las microalgas. Son microorganismos fotosintéticos eucariotas (excluyen, por tanto, las cianobacterias, que dejaron de considerarse auténticas algas al pasar alreino procariota) que pueden crecer de manera autotrófica o heterotrófica. Y lo más llamativo de ellas, desde mi punto de vista, es su enorme capacidad para retirar dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera. Son por lo tanto, una potentísima arma para luchar contra el cambio climático.

En mi equipo de investigación,en el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN/CSIC), llevamos años estudiando esto. Nuestro centro acoge la mayor colección de España de microalgas, con más de 300 cepas, tanto autóctonas como foráneas. Aparte del cambio climático, también se investigan otras aplicaciones, como la acuicultura o la farmacia, pero esto lo dejo para un post posterior de algunos de mis colegas investigadores.

Al grano voy: hemos desarrollado ensayos de toxicidad en los que poblaciones cultivadas de microalgas llamadas diatomeasbentónicas (como Cylindrotheca closterium,que es marina, o Nitzschia palea, que es de agua dulce)  se exponen directamente a sedimentos potencialmente contaminados. Para poder discriminar sus poblaciones al microscopio sin que el sedimento nos impida ver las células, utilizamos un microscopio de fluorescencia. Gracias a él, la clorofila brilla en las células vivas y podemos distinguir las algas sin dificultad (figura 1-células de Nitzschia palea entre el sedimento, con microscopio de fluorescencia- y figura 2 -cultivo de células de la misma especie vistas al microscopio de fluorescencia-).

Seguir leyendo »

Comunicar ciencia hoy

Arte y ciencia: dos mundos conectados por el biólogo pintor Fernando Bolívar

Fue Ortega y Gasset en su Misión de la Universidad quien definió la cultura como el sistema vital de las ideas en cada tiempo. El lema del II Congreso de Comunicación Social de la Ciencias, "la ciencia es cultura", ha tratado de recordar que la ciencia forma parte importante de las ideas de nuestro tiempo. El Congreso, que ha tenido como sede la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, magnífico edificio de conciliador nombre, ha efectuado una apuesta por una cultura integral, por el patrimonio de conocimientos históricos, sociales, literarios y artísticos en general y, lo que más ocupó a los asistentes, por el patrimonio intelectual de la ciencia. Dentro de este contexto sirvan una serie de reflexiones efectuadas desde el punto de vista del científico. En éstas se aboga por la definición de un nuevo de un modo de acción y participación del científico en la emergente sociedad de comunicación de este nuevo siglo que podría sustentarse en los cuatro puntos siguientes.


En primer lugar, el profesional de la ciencia y la sociedad de la que procede, deben asumir, de una vez por todas, que la ciencia es una actividad creadora de primera magnitud. Esta peculiar poiesis está fundamentada en una actitud; el mundo que nos rodea es inteligible, y un método: no hay ninguna verdad absolutamente establecida. Esto que parece tan obvio a algunos de nosotros, no es tan evidente para el hombre de la calle. Hay que mostrar que esa creatividad se lleva acabo a partir de unos principios y una metodología que apenas han cambiado en los últimos 400 años. Por encima de corrientes ideológicas, de revoluciones industriales y sociales y de tendencias o modas artísticas. Quizás porque la ciencia tiene como meta crear la verdad, como dice José Antonio Marina, mientras que la meta del arte es crear la belleza. Pero, no lo dudemos, aceptemos de una vez para siempre que ambas, la verdad y la belleza, son frutas magníficas de una inagotable y fantástica poesía.


En segundo lugar, el científico, en la mayoría de los casos sujeto público, debe rendir cuentas a la sociedad. Se podría tratar de una sentencia o amenaza velada de cualquier comisario político actual. Pero sólo se pretende decir que el científico tiene que devolverle a la sociedad lo mejor que ha conseguido como consecuencia del esfuerzo y confianza que ésta depositó en él. Una forma poco habitual de hacerlo, pero indisoluble de su trabajo, radica en la divulgación y comunicación, en estrecha colaboración con otros profesionales, de los resultados de su trabajo. Aunque sea utópico sería bueno recordar las palabras del Libro de la Sabiduría (7, 13): Sin engaño la aprendí y sin envidia la comunico y a nadie escondo sus riquezas.

Seguir leyendo »