eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Renuncia el secretario de Organización y se elevan a cinco las dimisiones en la dirección de Podemos Sevilla

Josep Padilla, ha presentado su renuncia al cargo con una carga dirigida a los compañeros de su partido

"Me he sentido cada vez menos identificado con el proyecto", asegura

Alude a "la cada vez más clara tendencia a un repliegue del proyecto en todos los niveles del partido hacia lo que había antes de Podemos, y que no había sido capaz de lograr cambios democráticos y sociales".

- PUBLICIDAD -
Begoña Gutiérrez.

Begoña Gutiérrez.

El secretario de Organización de Podemos Sevilla, Josep Padilla, ha presentado su renuncia al cargo, con lo que se elevan a cinco las dimisiones registradas en la dirección de dicha formación en las últimas horas después de que cuatro miembros hayan hecho lo propio con sus cargos en el Consejo de Coordinación, en las áreas y en el Consejo Ciudadano Municipal.

En una carta dirigida a sus compañeros en el partido, Padilla expone que son "varios" los motivos por los que "hace algún tiempo" viene "pensando en dejar la responsabilidad que asumí hace ya casi dos años, y que finalmente hicieron que solicitara a la secretaria general", Begoña Gutiérrez, "el relevo".

Para justificar su renuncia, Padilla se remonta a los orígenes del partido, "en la etapa de reflujo de las movilizaciones del 15M", cuando Podemos tuvo "la virtud de aglutinar la diferencia y abrirse en torno a objetivos comunes, y para ello, había dejado guardadas las banderas y las ideologías de cada uno de nosotros".

"Y ello porque sabíamos que las identidades de cada grupo y los símbolos del pasado nos separaban, mientras que los objetivos concretos nos unían, sumaban y tenían la capacidad de llegar a la gente común. La que tenía, y tiene, que votarnos para que podamos redactar las leyes y conseguir cambios reales y de calado", añade, para indicar que "este era el proyecto original por el que he trabajado tanto poniendo mi grano de arena durante tres años".

Apunta que "en los últimos tiempos ha bajado el ritmo frenético de mi actividad en el partido", de forma "creciente" porque "me he sentido cada vez menos identificado con el proyecto". "A excepción del trabajo que se hace en los círculos queda, en mi opinión, ya muy poco del Podemos original", añade el hasta ahora secretario de Organización en Sevilla.

Así, apunta que, "por un lado, ver como legítimas diferencias políticas u organizativas ha dado lugar en incontables casos a enfrentamientos que hacen emerger lo peor de las identidades de grupo (que nos desunen)".

"Vivimos auténticas campañas de desprestigio personal interno y hasta externo. El problema no es la reprobable actitud de las personas que las llevan a cabo, sino que se ha vuelto trivial, parte de nuestro día a día. Es para mí una dinámica inaceptable y que seguirá provocando que haya mucha gente válida que se aleje nada más acercarse o que otras que aportan mayor pluralidad y experiencia al proyecto abandonen espacios y/o responsabilidades. Especialmente cuando se suponía que íbamos a ser diferentes", escribe Padilla.

También alude a "la cada vez más clara tendencia a un repliegue del proyecto en todos los niveles del partido hacia lo que había antes de Podemos, y que no había sido capaz de lograr cambios democráticos y sociales".

El secretario de Organización que ahora renuncia opina que "el repliegue a posicionarnos en el espacio que deja el PSOE a su izquierda ha sido, y será, insuficiente para ganar la coalición que forman PP, PSOE y C's".

Un paso "a un lado"

"Espero estar equivocado, pero si finalmente en Vistalegre II hay unión con IU el proyecto habrá servido principalmente para recomponer la izquierda, pero no tendrá capacidad de ganar", agrega, para afirmar que "haciendo lo mismo que se ha hecho siempre no se puede esperar un resultado diferente".

Así, indica que su "nivel de desacuerdo con cómo estamos haciendo las cosas desde hace ya tiempo es cada vez mayor. Y por ello, creo que lo coherente es dar un paso al lado y dejar una responsabilidad tan grande como la de ser secretario de Organización".

No obstante, aclara que seguirá formando parte del consejo "al menos hasta Vistalegre II, pero sin responsabilidades más allá de participar como uno más de las diferentes tareas del mismo". "Espero poder darme espacio para la reflexión tras tres intensos años de carrera y para una militancia más pausada tanto dentro como fuera de Podemos", añade.

Otras cuatro dimisiones

Cabe recordar que los otros cuatro miembros de Podemos Sevilla que han dimitido de sus cargos en el Consejo de Coordinación, en las áreas y en el Consejo Ciudadano Municipal lo han hecho criticando la conducta de la secretaria general, Begoña Gutiérrez, y porque este órgano "desde hace bastantes meses, no es un espacio de debate, diálogo y decisión política", de manera que la diversidad de propuestas y posturas que pudieron coexistir al comienzo del mandato "han sido sistemáticamente anuladas bajo actitudes y prácticas poco democráticas y nada éticas".

En concreto, han renunciado el secretario de Economía y Finanzas, Juan José Santiago, el secretario de Jurídica y Libertades Públicas, Luis De los Santos, el secretario de Estrategia y Discurso, José Candón, y el responsable del área de Feminismos, Rocío Medina, ahora miembro del Consejo Ciudadano Andaluz (CCA), al que accedió formando parte de la lista de Teresa Rodríguez, secretaria general de Podemos Andalucía.

Con estas cuatro se elevaban a siete las dimisiones que se han producido en el seno del Consejo Ciudadano Municipal, compuesto por 25 miembros. A estas cuatro renuncias hay que sumar dos que se produjeron al principio del mandato de personas que formaban parte de la lista que disputó la dirección del partido a Begoña Gutiérrez, y la de Isabel Franco, diputada de Unidos Podemos en el Congreso por la provincia de Huelva, miembro del CCA y afín a Pablo Iglesias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha