eldiario.es

Focos

Lucía Lijtmaer

Periodista y escritora. He escrito en ADN y Publico -entre otros diarios- y colaboro habitualmente con medios de comunicación desde hace más de una década. He organizado eventos en el CCCB, he sido profesora en la universidad, he montado programas de radio y he traducido a Jarvis Cocker.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 2625

Berkana, la librería LGTBI de Madrid, al borde del cierre: "La gentrificación ha hecho mella"

"No llevábamos ni diez días abiertos cuando llamó una mujer con intención de suicidarse. Tenía tres hijos y no se atrevía a decirle a su marido que era lesbiana y que ya no quería vivir una mentira. Acudió a nosotras por consejo y consuelo. ¿Historias así? Tenemos millones", dice Mili Hernández, responsable junto a Mar de Griñó de la madrileña librería Berkana.

Las dueñas de la librería llevan menos de una semana con un ajetreo poco común en los últimos meses. La sede, situada en la calle Hortaleza 62, en pleno barrio de Chueca, recupera una atención que había mermado en los últimos años. Y es que han hecho un llamamiento definitivo: o reciben algún tipo de ayuda, o se verán obligadas a cerrar la librería, tras décadas de actividad siendo referente del colectivo LGTBI en toda España.

Seguir leyendo »

"El lobby de industrias culturales lo creó la embajada de EEUU"

Tiene miedo. Lo deja claro desde el principio. Cree que el libro le puede costar caro y afectar a su libertad condicional. Pedro Farré, exdirector de Relaciones Corporativas de SGAE, exdirector del departamento encargado de la ofensiva antipiratería que acabó logrando la aprobación de la Ley Sinde y el canon digital, es el único responsable de la entidad en prisión tras ser imputado por la Operación Saga.

Lleva un año y medio en la cárcel por gastar casi 40.000 euros en prostitutas, alcohol y drogas con cargo a la entidad en 2008. Acaba de publicar Cazado (Península), donde relata su visión de los hechos, que queda como una particular radiografía de la España triunfalista, heredera de la cultura del pelotazo.

Seguir leyendo »

Christine Chubbuck, la Sylvia Plath del periodismo

No se conservan muchas imágenes de ella. Y las que hay devuelven un gesto a ratos hosco, a ratos puramente amable, y siempre una melena larga. Dicen los que estaban viendo las imágenes, que cuando Christine Chubbuck se pegó un tiro en la sien, la melena onduló primero hacia un lado y acto seguido, hacia el otro, como atravesado por una corriente de aire. Pero era una bala.

La historia de Christine está marcada por su final. El 15 de julio de 1974, la reportera estadounidense del canal WXLT, en pleno directo durante el boletín de noticias anunció: "Para continuar con las políticas del canal de traerles lo último en sangre y entrañas, verán otra primicia: un intento de suicidio". Acto seguido, se mató en directo. Y se convirtió en un mito instantáneo.

Seguir leyendo »

Nabos, hackers y poliamor

En la senda de la desobediencia, Lucía Lijtmaer nos trae un manojo de propuestas anticapitalistas de la cultura popular: poliamor, comunas y hackers libertarios en Planeta Pop.

Seguir leyendo »

Las obreras de la ciencia que a veces verás en el cine

La historia parece ficción, por lo que ha sido transformada en ficción. Tres mujeres afroamericanas, durante la década de los sesenta, actuaron como supercalculadoras humanas para ganar la carrera espacial a la URSS. Como historia de ficción, Figuras ocultas, ha generado mucho interés. La historia, protagonizada por Taraji P. Henson Octavia Spencer y Janelle Monáe, contiene la mezcla necesaria de heroísmo y contexto histórico para incluso haber llegado a los Oscar, aunque finalmente se quedaran sin galardón.

Pero su historia es real. Figuras ocultas se basa en el libro del mismo nombre, escrito por Margot Lee Shetterly, que desentraña la olvidada historia de las matemáticas Dorothy Vaughan, Mary Jackson, Katherine Johnson y Christine Darden que, como trabajadoras de la NASA, ayudaron a poner en órbita al astronauta John Glenn.

Seguir leyendo »

"Si empezara a hacer cine hoy, sería youtuber"

Seguir leyendo »

Hitler y vaginoplastias: llega el feminismo divertido de Bridget Christie

Como en todo buen chiste, la cosa empezó con un pedo.

Así narra la historia la humorista británica Bridget Christie: allá por 2012, tras una irregular carrera haciendo monólogos de humor, Christie se adentró en una librería buscando la Biblia, el Corán y la Torá. Al no encontrar los ejemplares, se decidió por libros feministas. A saber, Vindicación de los derechos de la mujer, de Mary Wollstonecraft, Una habitación propia, de Virginia Woolf y She-Wolves, de la historiadora Helen Castor. Tampoco los tenían, pero el librero de mediana edad se ofreció a acompañar a la humorista a la sección de feminismos y ayudarla a elegir un ejemplar adecuado. Y allí, se tiró un pedo.

Seguir leyendo »

Auge y caída de la música de 'Trainspotting'

Elige la vida. Elige un trabajo. Elige una secuela de la película que definió qué era ser joven y yonqui en el Edimburgo de los noventa.

La llegada el próximo 24 de febrero de Trainspotting 2 -basada en Porno, la continuación literaria de Irvine Welsh sobre Spud, Renton, Sick Boy y Begbie- se ha convertido en uno de los estrenos del año, precedido por gran atención mediática y la reunión, tras veinte años sin trabajar juntos, del tándem formado por Ewan McGregor y el director Danny Boyle.

Seguir leyendo »

Hay vida después de 'Girls'

Por ponernos un poco al día, Carrie Mathison sigue viva y pegada a un teléfono móvil intentando que algo no explote. En otro orden de cosas, Hannah Horvath regresa el 13 de febrero para contarnos cómo lleva eso de que su ex y su mejor amiga estén retozando como conejos en algún rincón de Brooklyn.

¿Te cansa alguna de estas narrativas? Es posible.  Homeland lleva seis temporadas en antena y Girls va por la quinta. Pero no hay por qué temer, las productoras y los estudios se han puesto las pilas y han entendido que las mujeres fuertes en las series de televisión están a la orden del día, y nos tienen preparadas unas cuantas más.

Seguir leyendo »

No, 'La La Land' no es el musical más importante de la historia del cine

Cada cinco años pasa. El género se da por apolillado y marchito y llega el titular. El ciclo es corto, pero siempre sucede: cada cinco años alguien reinventa el musical. Las 14 nominaciones de La La Land a los Oscar confirman que el filme dirigido por Damien Chazelle, con Ryan Gosling y Emma Stone a la cabeza, es el dueño de la medalla de este lustro. Las críticas lanzan la película al estrellato, cuenta con el favor del público y, una vez más, el musical se oxigena.

¿Lo hemos visto antes? Sí, lo hemos visto antes. Chicago, Moulin Rouge y Bailando en la oscuridad lo hicieron con anterioridad. María Antonieta y Damiselas en apuros lo reinterpretaron en clave ligeramente indie e irónica. Pero la lectura mediática de estas películas parte de una premisa: el musical es un género detestable, rancio y arcaico que necesita ser renovado. Lo cual deja de lado la innegable importancia del musical clásico en la historia del cine. Desde las rupturas de la cuarta pared, pasando por monólogos interiores y las posibilidades narrativas, el musical clásico ha sido el favorito de los directores durante décadas. He aquí unas cuantas razones para reivindicar el cine musical no contemporáneo.

Seguir leyendo »