eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rosa Paz

Rosa Paz. Periodista, subdirectora de Ahora. Fue directora del diario Nueva España de Huesca, jefa de la sección de política de la agencia Efe y corresponsal diplomática en los diarios El Mundo y El Sol, de Madrid. En 1992 se incorporó a la redacción de La Vanguardia en Madrid y en marzo del 2000 fue nombrada subdirectora de ese diario. Desde 2009 ha colaborado como analista política y tertuliana en El Periódico de Catalunya, CNN+, la SER, La Sexta, 13tv, Radio Euskadi y Castilla-La Mancha TV.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1921

Combatir el terrorismo, no la libertad

Para que los terroristas no consigan su objetivo de acabar con las libertades democráticas de los países occidentales y fracasen también en su empeño de someter a los ciudadanos de los territorios que van ocupando en Iraq y en Siria, por ejemplo, lo primero que habría que conseguir es no entrar en pánico. No es fácil, cuando vuelan trenes como ocurrió en Madrid en 2004, y cuando al menos ocho miembros de Estado Islámico perpetran, como sucedió en la noche del pasado viernes, seis atentados coordinados y realizados con pocos minutos de diferencia en el centro de París. Centenares de personas fueron alcanzadas por las balas, más de 120 fallecieron, cuando disfrutaban en la capital francesa de una tranquila velada en terrazas de bares, en restaurantes, en la discoteca Bataclan o en los aledaños del Stade de France. El objetivo de esa masacre no podía ser otro que sembrar el terror.

No temerlos es seguramente un objetivo tan desable como inalcanzable, porque ¿cómo no se va a temer a integristas dispuestos a matar fríamente a cualquiera que pase por la calle o viaje en un tren? Pero sí se puede exigir a los gobernantes que respondan con firmeza y a la vez con prudencia. Es lógico que este sábado no abrieran ni los museos ni los mercados ni las escuelas de París, porque seguramente la policía no podía garantizar que no se fueran a cometer nuevos atentados. También puede estar justificado un despliegue del ejército para patrullar las calles —en Francia hay patrullas militares en estaciones y aeropuertos hace ya tiempo—, pero más allá de tratar de transmitir seguridad a los ciudadanos y de buscar un efecto disuasorio para los terroristas —difícil, porque están dispuestos a suicidarse—, las autoridades tendrían que huir de medidas que acaben limitando las libertades de todos.

Seguir leyendo »

Gana quien puede gobernar

Ya ha vuelto Mariano Rajoy a su cantinela de los últimos meses, esa de que si el PP no tiene la mayoría absoluta, o casi, el resto de los partidos no van a dejar gobernar "al que gana". Vale que está en plena campaña para las elecciones del 20-D, pero eso no debería ser excusa para no decirles la verdad a los ciudadanos ni siquiera en lo que se refiere al sistema político que rige en España. Porque como España tiene un sistema de representación proporcional y no uno mayoritario, la elección del gobierno deriva de las mayorías que puedan conformarse en el Congreso de los Diputados y, por tanto, si ningún partido alcanza la mayoría absoluta directamente en las urnas, gobierna el que tenga capacidad para alcanzarla con pactos parlamentarios. Esta es la regla y conviene que los políticos hagan pedagogía democrática y se lo expliquen así a los electores en lugar de fomentar el equívoco y generar inútiles disgustos, controversias y tergiversaciones.

Seguir leyendo »

Un hombre de Estado preelectoral

Hay un misterio sin resolver y es de esta misma semana: ¿Qué le paso a Mariano Rajoy entre el martes y el miércoles?, ¿qué le llevó a dejar de hacer electoralismo con el desafío catalán para convertirse en un hombre de Estado que convoca al resto de las fuerzas políticas en busca de una respuesta unitaria? Como no parece probable que se le apareciera la virgen para conminarle, la lógica lleva a pensar que fue su augur Pedro Arriola el que, con los sondeos en la mano, le debió de convencer de la necesidad de cambiar de actitud.

Porque el martes Rajoy compareció solemne en la Moncloa para advertir de que la "provocación" de Junts pel Sí más la CUP, que pretenden aprobar ya en el Parlament la desconexión de Cataluña, no tendrá recorrido ni legal, ni real. Pero no supo o no quiso evitar la ocasión para, ya en campaña para las elecciones del 20 de diciembre, hacer electoralismo en la sede de la jefatura del Gobierno: "Mientras yo sea presidente —dijo— se cumplirá la ley". Ya saben, la misma cantinela de siempre, si él y su partido son desalojados del poder en enero llegará el caos, la quiebra económica y la ruptura de España.

Seguir leyendo »

El ¡Viva Mariano! de la derecha europea del austericidio

Mariano Rajoy se trajo el jueves a toda la derecha europea a Madrid para celebrar su primer gran acto electoral. Allí estaban la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, y algunos ex, como Nicolas Sarkozy, que aspira de nuevo a la Presidencia de la República Francesa, y Silvio Berlusconi, que no puede aspirar a nada porque está inhabilitado de por vida para ejercer cargos públicos. Una docena de jefes de Estado y de Gobierno y más de 2.000 delegados de 40 países, que aplaudieron con entusiasmo el discurso xenófobo de Orbán, y vitorearon a Rajoy: "¡Viva Mariano!".

Esa concentración de líderes conservadores con la que el PP trata de transmitir la imagen de respaldo internacional, de solvencia y solidez del Gobierno —ya saben eso de que solo si siguen ellos en el poder la recuperación económica se estabilizará y que con cualquiera otro partido llegará el caos y la ruina— prueba que la derecha española no se ha acabado de enterar de las razones por las que los ciudadanos están tan enfadados, incluidos sus votantes. Una irritación que tiene mucho que ver con las corrupciones propias, pero también con esas políticas económicas y sociales que el Gobierno de Rajoy ha aplicado a instancias —según ha declarado muchas veces— de los colegas que el jueves le jalearon.

Seguir leyendo »

El fondo y las formas del fichaje de Lozano

La proximidad de las elecciones siempre une mucho a los partidos. Más aún si la formación en cuestión cree que podrá gobernar después. En esos casos, más allá de las escaramuzas previas a la elaboración de las listas electorales, suele haber una pretendida y buscada unidad a sabiendas de que las divisiones internas son penadas en las urnas y también de que si la cosa sale bien internamente acostumbra a premiarse más la obediencia que la disidencia, y de que si sale mal habrá tiempo para ajustar cuentas con los dirigentes. Por eso este sábado en el comité federal del PSOE no se oyeron voces críticas con el fichaje de la hasta el viernes diputada de UPyD Irene Lozano. No porque hubiera unanimidad a favor de su incorporación, sino porque a dos meses de las elecciones nadie se la juega ni colectiva ni individualmente.

Seguir leyendo »

Los pitos a Piqué y la intolerancia

A lo que ocurre en las gradas de los campos de fútbol se les suele quitar importancia salvo que sean agresiones físicas o actos violentos. Se subestiman los abucheos, las pitadas, los gritos, sean estos machistas, xenófobos o simplemente la demostración de una cierta mala educación colectiva. Compartida, por lo que se ve, en casi todos los estadios del mundo. Estas manifestaciones de falta de respeto e intolerancia se suelen tratar política y socialmente como anécdotas y no acostumbran a traspasar las secciones de deportes de los medios de comunicación para llegar a los grandes titulares.

Lo que está ocurriendo en los últimos partidos de la selección española de fútbol con Gerard Piqué, jugador del Barcelona y de la propia selección desde los 16 años, sí que ha ocupado algunos titulares pero sin que se le haya dado mayor trascendencia que la deportiva, que la preocupación de los comentaristas porque los injustos abucheos puedan perjudicar "el bienestar" de la selección y, por tanto, su eficacia a la hora de marcar goles. Se dice que los miles de ciudadanos que pitan al futbolista hacen uso de su libertad de expresión, aunque previamente azuzada no se sabe por quién desde las redes sociales y desde algunos sectores políticos. Tampoco parece saber nadie por qué se la han tomado con Piqué, que juega bien y, según él mismo declara públicamente, considera la selección "como su casa y su familia". Dicen que a un sector de los aficionados les molestó que celebrara el último triplete de títulos del Barça atacando a su principal rival, el Real Madrid, pero se supone que todos los que acuden a los campos donde juega España, en León, Oviedo o Logroño, no serán madridistas, que habrá también seguidores de otros equipos.

Seguir leyendo »

Rajoy y la burla de "los errores"

Con la fecha de las elecciones en la cabeza pero sin haber acudido todavía al plató de Antena3 para anunciársela a los ciudadanos, Mariano Rajoy empezó una ronda de inauguraciones: el puente de Cádiz, el AVE a León y Palencia...y después de anunciar en una entrevista televisada el día elegido para la convocatoria, continuó con una maratón de mítines en los que mantiene clara su retahíla electoral: Pedro Sánchez es un "radical ansioso", solo si sigue gobernando el PP continuará la recuperación y perdonen ustedes lo que ha pasado pero no se volverán a cometer algunos "errores". Errores dice donde debiera decir corrupción con todas sus letras.

No se entiende muy bien por qué ha decidido convocar el 20 de diciembre, salvo por su empeño en apurar al máximo la legislatura y quizás también para evitar que los ciudadanos le dijeran en las urnas: "Éste no se come este año el turrón en la Moncloa". Así que convocando para las vísperas navideñas se garantiza el turrón y el rosco de reyes en su vivienda provisional. Y anunciar la fecha en una televisión privada y no en la tribuna del Congreso o en la Moncloa también parece impropio de un político responsable.

Seguir leyendo »

Y mañana, Cataluña

Puede que sea porque Mariano Rajoy no es un hombre capacitado para el dramatismo. O a lo mejor se debe a que durante tres años no ha hecho nada para tratar de resolver el problema catalán, salvo recurrir al Tribunal Constitucional y a la Fiscalía, mientras que Artur Mas, Convergència, Esquerra Republicana, la Asamblea Nacional Catalana, Omnium Cultural y decenas de miles de catalanes enfliaban el camino de salida. Pero el caso es que hay muchísimos ciudadanos allí, en Cataluña, y aquí, en el resto de España, que piensan que gane quien gane el domingo no pasará nada. Deben de creer, que de ser algo grave, el Gobierno habría intentado arreglarlo. Habría analizado el problema, habría dialogado, habría desplegado un abanico de soluciones y habría buscado hasta mediadores, si hubiera hecho falta. Así que como no ha habido nada de eso, deben de pensar que es porque no pasa nada.

Y eso que en los últimos días de campaña electoral se han desatado las furias advirtiendo de todos los males del universo si Cataluña se independiza, lo que podría, al menos, haber transmitido la idea de que hay preocupación. Pero parece que ha sonado tan exagerado y tan de última hora que a unos les ha resbalado y a los otros también.

Seguir leyendo »

Cataluña, mejor con diálogo

Durante muchos años las fuerzas políticas vascas —incluidas las nacionalistas—envidiaron la unidad con la que los catalanes conmemoraban su Diada a diferencia de la división con que se suele celebrar el Aberri Eguna. Pero eso ya no es así. Las tres últimas manifestaciones del 11 de septembre han sido muy masivas, pero monopolizadas por los soberanistas, y la última, la de este viernes, utilizada por una candidatura electoral, Junts pel Sí, para el arranque de su campaña electoral.

Los partidarios de la independencia hicieron el viernes una nueva demostración de poderío, lo que ha reforzado sus expectativas, pero falta por saber si esa multitudinaria flecha humana que trazaron en la Meridiana de Barcelona se va a traducir en votos a la lista de Artur Mas y Oriol Junqueras en las elecciones del 27 de septiembre. Hasta ahora los sondeos parecen darles la victoria, pero no está claro que sea con una mayoría absoluta, incluso sumando los diputados de Junts pel Sí y los de las CUP, que son las dos candidaturas que proponen proceder, en ese caso, a una declaración unilateral de independencia.

Seguir leyendo »

La fotografía del niño sirio

Parece que en algunas redacciones de medios de comunicación se debatió el miércoles pasado sobre la conveniencia o no de publicar la fotografía de Aylan Kurdi, el niño sirio de 3 años que murió ahogado en el mar Egeo. Es esta una de esas discusiones que se viene repitiendo en los consejos de redacción de medio mundo ante imágenes dolorosamente estremecedoras, que llegan como bofetadas de realidad a una sociedad ensimismada en sus problemas —generalmente livianos en comparación— y que prefiere mirar hacia otro lado antes que observar de frente el dolor ajeno.

Viene ocurriendo desde que se impuso la moda de lo políticamente correcto, de tal modo que los periodistas que antes parecían (parecíamos) saber por puro instinto cuándo se está ante un trozo de realidad que no se puede sustraer al conocimiento de la ciudadanía, dudan (dudamos) ahora de si es apropiado emitir en un informativo o colocar en la portada de un periódico una fotografía determinada, que no es más que un pequeñísimo reflejo de lo que está pasando alrededor, pero que “podría herir la sensibilidad de los espectadores”.

Seguir leyendo »