eldiario.es

Sandra León

Sandra León es Doctora en Ciencias Políticas por el Instituto Juan March y profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido). Escribe sobre cuestiones relacionadas con el federalismo y el comportamiento electoral. Colabora habitualmente con el Laboratorio de la Fundación Alternativas y ha participado como tertuliana en el programa “Hoy por hoy” de la SER. Es miembro de Líneas Rojas.

Apuntes para el 26J

Al título de este post ya no hay que añadirle un “si hubiera elecciones”, la coletilla más frecuente en los análisis sobre el panorama político español desde hace varias semanas. Toda suerte de predicciones sobre el futuro político del país se completaba con dicho condicional y así los analistas se curaban en salud ante un posible acuerdo de gobierno de último minuto que finalmente se ha revelado imposible.  

Ante el inminente escenario electoral cabe preguntarse cuál es el estado de ánimo de la opinión pública, tarea a la que dedicaré este post a través del repaso de la evolución de la valoración de la situación política. Tres son los principales apuntes: que el periodo postelectoral se ha llevado por delante la incipiente reconciliación con la política; que el capital político de Podemos se refleja en un electorado crítico con la situación actual pero optimista con el futuro, lo que podría facilitar su movilización electoral; y que los votantes del PP son los que mejor resisten al pesimismo en el contexto actual, aunque son más negativos con la situación futura. Si a dicha imperturbabilidad se añade el posible efecto positivo de la convocatoria de elecciones en sus expectativas futuras, los votantes del PP habrán superado el periodo postelectoral en relativa buena forma por lo que a su entusiasmo con la situación política se refiere.

Seguir leyendo »

¿Se oponen los europeos a aceptar a los refugiados?

Los países de la Unión Europea han firmado unánimemente un acuerdo con Turquía con el que tratan de contener la llegada de refugiados a las costas de Grecia. El pacto ha provocado una mezcla de indignación y vergüenza en parte de la opinión pública y se han escrito docenas de artículos sobre el tema. Muchos de estos análisis han especulado sobre las posibilidades de éxito del acuerdo y sus consecuencias sobre el futuro de Europa, pero el tratamiento de sus causas ha sido generalmente algo más superficial, quedando resumido fundamentalmente en que el acuerdo protege el interés electoral de algunos gobiernos nacionales. Pero, ¿cuál es ese estado de la opinión pública sobre los refugiados que algunos gobiernos tanto temen contrariar?

De acuerdo con el argumento electoral, algunos de los gobiernos europeos, liderados por Alemania, impulsan el acuerdo con Turquía porque temen que la extrema derecha les gane terreno en las urnas si osan poner en marcha un plan que haga efectivo el derecho al asilo de miles de personas. El ascenso electoral de AfD (Alternativa para Alemania) en las pasadas elecciones regionales se ha interpretado como un rechazo de la opinión pública a la llegada de refugiados y ha reafirmado en sus temores al resto de partidos. Sin embargo, esta imagen de una Alemania contraria a las políticas de asilo no casa bien con las preferencias sobre refugiados e inmigración de sus ciudadanos.

Seguir leyendo »

¿Qué les pasa a los barones del PSOE?

Los debates internos en el PSOE durante las últimas semanas han generado casi tanto interés informativo como la sucesión de encuentros y desencuentros entre los distintos partidos en su intento de conseguir una mayoría de apoyos para formar gobierno. Ello se explica por la insólita reacción de los barones socialistas ante el mapa parlamentario surgido tras el 20D. A tan solo una semana del paso por las urnas, los barones socialistas (fundamentalmente Andalucía, Aragón, Castilla- La Mancha, Comunidad Valenciana y Extremadura) marcaron la hoja de ruta de las negociaciones a su secretario general antes de que éste diera el primer paso para entablar conversaciones con el resto de partidos. El PSOE se arrancaba en el nuevo escenario político con un lastre propio, además del derivado de la complejísima aritmética parlamentaria surgida tras las elecciones.

Atarse de manos antes de empezar a negociar no es la mejor manera de intentar formar una coalición que te permita ganar la investidura, a no ser que en realidad no estés interesado en el acuerdo y tus motivaciones sean otras. Este es el argumento utilizado por quienes interpretan la reacción de los líderes territoriales como una estrategia destinada a debilitar el poder interno de Pedro Sánchez de cara a su eventual sustitución en un futuro Congreso. La explicación orgánica daría sentido a la rebeldía de los líderes territoriales. Pero también cabe una explicación electoral: que los barones estén anticipando los costes electorales de tener un gobierno de coalición que se aleje de las preferencias de los votantes de su región.  En concreto, dos son los elementos a tener en cuenta: las preferencias por coaliciones en las distintas Comunidades Autónomas o sus preferencias territoriales (una manera indirecta de medir la opinión de los votantes sobre la exigencia de Podemos de celebrar un referéndum en Cataluña).

Seguir leyendo »

Blancanieves, el PSOE y la cuestión territorial

Este artículo es el quinto de la serie conjunta sobre el 20D con nuestros amigos  de  Politikon. Hoy escribimos a la par que Roger Senserrich sobre la cuestión territorial. Seguimos también en las redes (#20DPolitikonPdP).

Seguir leyendo »

Siete claves del CIS para arrancar la campaña

La campaña electoral arranca con grandes dosis de incertidumbre sobre el resultado final y una certeza: la representación parlamentaria en España cambiará profundamente tras el 20D, como ya lo ha hecho a nivel autonómico. Con motivo de la publicación de la encuesta pre-electoral del CIS, en este post ofrecemos algunas claves para comprender las fortalezas y debilidades con la que los partidos políticos inician la campaña y a qué indecisiones se enfrentan los votantes. El rechazo de los ciudadanos a las mayorías absolutas, la división generacional del voto y de la indecisión, las ventajas comparativas de cada partido o la batalla en el centro son algunas de las cuestiones que destacamos a lo largo de los próximos párrafos.

Seguir leyendo »

Seis resultados del barómetro del CIS que no se leen en los titulares

Aparentemente, si nos fijamos solo en los datos más repetidos, la última encuesta del CIS trae relativamente pocas novedades. Sin embargo, el barómetro contiene información muy valiosa sobre las tendencias de la opinión pública, que nos ayudarán a entender mejor el próximo proceso electoral. Hay quien podría considerar que la fotografía tomada por el CIS hace ahora un mes y publicada ayer ha quedado desfasada en un contexto en el que el conjunto del electorado parece estar evolucionando deprisa. Sin embargo, en un barómetro siempre hay mucho más que la imaginaria foto finish. Resulta muy útil analizar la evolución de los últimos meses y ver qué movimientos se han producido en la opinión pública, ya que éstos nos pueden dar pistas de lo que de verdad puede pasar de aquí a las elecciones.

El último barómetro del CIS coincide en su cuadro final con las encuestas publicadas más recientemente, aunque con algunos matices. Por una parte  proyecta una imagen de la opinión pública española en la que Ciudadanos se encuentra en Ascenso –el CIS lo sitúa por primera vez como tercer partido con mayor potencial de votos- y Podemos en retroceso. En esto se alinea con otras encuestas realizadas por las mismas fechas (la del CIS se hizo entre el 1 y el 12 de octubre). En lo que no hay acuerdo en las encuestas es en cómo de ajustado está el pulso entre las diferentes fuerzas políticas. De acuerdo con el CIS, el PP (29,1% del voto estimado) y el PSOE (25,3%) se situarían a una holgada distancia de Ciudadanos (14,7%), Podemos (10,8%) e IU (4,7%). Por el contrario, la encuesta realizada por Metroscopia para El País en octubre, situaba al PSOE (23,5%), PP (23,4%) y Ciudadanos (21,5%) como tres actores en un primer nivel de disputa electoral y por detrás de ellos a una significativa distancia a Podemos (14,1%) e IU (5,6%). Las encuestas están de acuerdo en que UPyD tiene pocas posibilidades de conseguir representación parlamentaria.

Seguir leyendo »

¿Qué une y qué separa a Podemos y Ciudadanos?

La entrevista de Jordi Évole a Pablo Iglesias y Albert Rivera el domingo pasado puso en evidencia algunas similitudes y diferencias entre los dos partidos que lideran. ¿Pero qué ocurre con sus votantes? Como explicaré en los siguientes párrafos, lo que une a los nuevos partidos es más perecedero que lo que les separa. A Podemos y Ciudadanos les vincula un origen común porque su irrupción en la competición electoral es el resultado de una crisis de representación política, y ello se refleja en la juventud y en las expectativas de cambio de sus electorados. Sin embargo, es posible que los rasgos comunes de sus votantes acaben desapareciendo, bien porque la crisis de representación política quede atrás y mengüen la indignación y las ganas de cambio; o bien porque consigan una mayor penetración en los electorados de sus principales competidores. El resultado será el mismo: los votantes de uno y otro partido dejarán de parecerse en los rasgos que hoy les vinculan y sus mayores o menores diferencias se explicarán de acuerdo con las divisiones clásicas - como la ideología o las condiciones socioeconómicas – que, como luego veremos, ya han comenzado a cristalizar.

Empecemos por aquello que distingue claramente a los nuevos partidos de los partidos tradicionales: la edad de sus votantes. Hemos comentado a menudo en estas páginas que la fragmentación del sistema de partidos en España se asienta sobre una división generacional: los jóvenes prefieren a los nuevos partidos y apuestan en mayor medida por los gobiernos de coalición. En cambio, los votantes mayores optan por las formaciones tradicionales (PP y PSOE fundamentalmente) y prefieren lo conocido a lo novedoso: es decir, les gustaría que el próximo gobierno fuera de un solo partido (y no una coalición).

Seguir leyendo »

La reconciliación con la política

Quisiera inaugurar este curso académico subiendo el ánimo, así que lo diré: los politólogos están de moda. O, por lo menos, lo están hoy algo más de lo que lo estaban hace unos años. Quienes nos dedicamos a esta profesión en más de una ocasión tuvimos que aclarar, normalmente en respuesta a la confusión del interlocutor, que ser politólogo no es lo mismo que ser político. La justicia poética ha querido que cinco politólogos metidos en política sean quienes hayan popularizado el nombre de la disciplina.

La salida del armario de esta profesión también tiene que ver con el aumento del interés por la política en España, reflejado en que la gente habla más de política con amigos y familiares y se informa más a través de internet (y menos en la prensa escrita). Ello dio lugar durante un tiempo a una situación aparentemente paradójica: la opinión pública mostraba más interés en la política, pero cada vez la valoraba peor. De hecho, durante todo el 2014 el porcentaje de quienes pensaban que la situación política era “muy mala” superaba el de quienes valoraban la situación económica de la misma manera. El perfil del ciudadano con peor opinión sobre situación política es un individuo joven, de izquierdas, que votó a un partido que no era ni PP ni PSOE en las últimas generales o simplemente no votó. En cambio, no parece haber diferencias importantes entre clases sociales [1].

Seguir leyendo »

¿Falta cultura de pacto en España?

España se parece más a Europa tras las últimas elecciones locales y autonómicas. Al menos, en lo que a su sistema de partidos se refiere. La aparición de nuevos partidos políticos ha aumentado la fragmentación del voto, y la consecuencia de ello es que en la mayoría de ciudades y comunidades autónomas la formación de gobiernos pasa por pactos de investidura o de coalición entre distintos partidos. Aunque este nuevo escenario representa un cambio en profundidad del mapa de representación política en España, lo que aquí hasta ahora era una excepción, en los países de nuestro entorno era la norma. Además, no parece que ello vaya a cambiar en el medio plazo, pues los gobiernos de coalición son cada vez más predominantes en el panorama político europeo, mientras los de un solo partido languidecen (ver Gráfico 1).

Gráfico 1. Frecuencia de gobiernos de coalición y gobiernos de un solo partido en 17 democracias occidentales (1944-2009)

Seguir leyendo »

24M: IndeciS.O.S.

El movimiento 15M, del que mucho se ha vuelto a hablar estos días, puso de manifiesto que nuestro sistema de partidos se sostenía sobre una profunda crisis de representación. Sus efectos tardaron en penetrar en la arena política, y quizás por ello muchos pensaron que la desafección y el rechazo a la clase política acabarían canalizándose a través de un rejuvenecido tejido social y diluyéndose entre las múltiples iniciativas de protesta, en su mayoría sectoriales. El triunfo de Podemos en las pasadas elecciones europeas significó el principio del fin del panorama electoral que hemos conocido durante los últimos treinta años. El cambio parece un hecho, y sólo queda que las próximas convocatorias electorales (autonómicas, locales y generales) nos informen sobre su magnitud.

Un elemento clave a la hora de determinar la dimensión de dicho cambio seguramente se encuentra en la decisión de voto de los indecisos. Quienes en las encuestas declaran que todavía no han decidido a quién votar son uno de cada cinco en las elecciones generales (barómetro abril 2015) y uno de cada cuatro en las autonómicas y locales (prelectoral 2015). Lo interesante cuando se analiza el perfil de los indecisos es que dicho ejercicio invita a la reflexión sobre las huellas de la crisis de representación política que eclosionó en el 15M.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -

Recibe cada noche la selección de noticias de eldiario.es

Se produjo un error, inténtelo más tarde

Muchas gracias