eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Sandra León

Sandra León es Doctora en Ciencias Políticas por el Instituto Juan March y profesora de Ciencias Políticas en la Universidad de York (Reino Unido). Escribe sobre cuestiones relacionadas con el federalismo y el comportamiento electoral. Colabora habitualmente con el Laboratorio de la Fundación Alternativas y ha participado como tertuliana en el programa “Hoy por hoy” de la SER. Es miembro de Líneas Rojas.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 459

¿Cuánto autogobierno tiene Cataluña?

¿Cómo comparar el autogobierno en Cataluña con el que poseen otras regiones de Europa? La pregunta es pertinente por dos motivos. El primero es la confusión que parece existir sobre este tema, a juzgar por las distintas informaciones que llegan a través de los medios de comunicación. El segundo es que, si la resolución del conflicto con Cataluña pasa por un mayor nivel de autogobierno, no está de más conocer cuál es el nivel de partida. El propósito de este post es aportar algunos datos comparados que puedan contribuir a clarificar ese debate.  

Hasta hace unos años, responder a la pregunta formulada al inicio de este post era una tarea complicada debido a la falta de datos. Los investigadores solían medir el grado de autonomía regional a través de la descentralización del gasto (porcentaje del gasto total ejecutado por el nivel regional). Sin embargo, este indicador ofrecía una visión parcial del grado de autonomía regional. No tenía en cuenta, por ejemplo, las interdependencias legislativas entre niveles de gobierno o el grado de autonomía sobre los ingresos (no distinguía si los fondos que financiaban el gasto regional provenían de transferencias del gobierno central o de impuestos propios de la región).

Seguir leyendo »

Unidad, unidad

"Unidad, unidad" coreaban el domingo 21 de mayo los militantes que asistieron en Ferraz al primer discurso de Pedro Sánchez tras ganar las elecciones a la Secretaría General. El mismo grito se oyó entre los asistentes al Congreso de Podemos en Vistalegre II el pasado mes de febrero. Los militantes entienden que la unidad del partido es un síntoma de fortaleza y por eso la invocan. Y en ambos casos lo hacen en contextos donde se ha dado voz a la militancia. En este post voy a desarrollar una reflexión sobre la relación entre la unidad en los partidos, la democracia interna y el dilema entre dar voz a la militancia y conseguir el apoyo de los votantes. Lo haré destacando que, en el escenario actual de fragmentación partidista, la unidad interna se convierte en una cualidad más necesaria para la supervivencia.

Cuando aumenta la capacidad de control de los afiliados en la formulación de políticas o en la selección de líderes, el debate interno se intensifica y ello puede hacer que la unidad de discurso se debilite. Las divisiones ideológicas generan incertidumbre entre los votantes sobre cuál será la dirección de las políticas que el partido va a desarrollar. La unidad (como la disciplina de voto) permite que los ciudadanos perciban con claridad la posición de las formaciones en distintas políticas. Como ya hemos comentado en otros posts, esta claridad es necesaria para el control democrático, es decir, para que los votantes puedan premiar o castigar a los partidos en las elecciones. Los votantes también pueden interpretar las divisiones como un síntoma de debilidad y penalizar al partido dividido en las urnas.

Seguir leyendo »

El pesimismo en la izquierda

El congreso del PP y el de Ciudadanos han sido un paseo para los líderes de esos partidos, especialmente si se comparan con Vistalegre 2 o la división interna que puede dominar el próximo cónclave del PSOE. La tranquilidad de los primeros y el desasosiego en los segundos se corresponden con el estado de ánimo de sus votantes. Veamos qué ha pasado en el último año.

Hace un año, por estas fechas, las empresas demoscópicas escudriñaban el apoyo de la opinión pública a las distintas alianzas entre partidos y se hablaba de la posibilidad de que se formara un gobierno de coalición de izquierdas entre PSOE y Podemos. Pronto se vería que el acuerdo de la izquierda era posible, pero poco probable. En esos momentos todo estaba por hacer y en el ambiente pesaba la excitación de estar estrenando la legislatura del cambio. Se había inaugurado, al fin, un nuevo tiempo político que las encuestas llevaban anunciando desde principios de 2015 y que habían ratificado los resultados de las autonómicas de ese mismo año.

Seguir leyendo »

El bipartidismo ha muerto: ¿a dónde vamos?

Sandra León: En esta ocasión parece que las encuestas auguran un paso más en la crisis del bipartidismo, relegando al PSOE a tercera fuerza política. ¿Tú crees que realmente estamos ante el fin del bipartidismo o se trata de una crisis pasajera?

Lluis Orriols: Existen indicios de que efectivamente el bipartidismo se fue para no volver, al menos a corto o medio plazo. Los nuevos partidos se están consolidado y muy particularmente Podemos. Los vínculos entre Podemos y sus votantes son cada vez menos de tipo carismático y más de tipo programático o ideológico. El hecho de que su éxito electoral dependa cada vez menos de su líder es, creo, una muy buena noticia para los podemitas, pues eso sin duda les garantiza una mayor estabilidad y continuidad en el tiempo.

Seguir leyendo »

Apuntes para el 26J

Al título de este post ya no hay que añadirle un “si hubiera elecciones”, la coletilla más frecuente en los análisis sobre el panorama político español desde hace varias semanas. Toda suerte de predicciones sobre el futuro político del país se completaba con dicho condicional y así los analistas se curaban en salud ante un posible acuerdo de gobierno de último minuto que finalmente se ha revelado imposible.  

Ante el inminente escenario electoral cabe preguntarse cuál es el estado de ánimo de la opinión pública, tarea a la que dedicaré este post a través del repaso de la evolución de la valoración de la situación política. Tres son los principales apuntes: que el periodo postelectoral se ha llevado por delante la incipiente reconciliación con la política; que el capital político de Podemos se refleja en un electorado crítico con la situación actual pero optimista con el futuro, lo que podría facilitar su movilización electoral; y que los votantes del PP son los que mejor resisten al pesimismo en el contexto actual, aunque son más negativos con la situación futura. Si a dicha imperturbabilidad se añade el posible efecto positivo de la convocatoria de elecciones en sus expectativas futuras, los votantes del PP habrán superado el periodo postelectoral en relativa buena forma por lo que a su entusiasmo con la situación política se refiere.

Seguir leyendo »

¿Se oponen los europeos a aceptar a los refugiados?

Los países de la Unión Europea han firmado unánimemente un acuerdo con Turquía con el que tratan de contener la llegada de refugiados a las costas de Grecia. El pacto ha provocado una mezcla de indignación y vergüenza en parte de la opinión pública y se han escrito docenas de artículos sobre el tema. Muchos de estos análisis han especulado sobre las posibilidades de éxito del acuerdo y sus consecuencias sobre el futuro de Europa, pero el tratamiento de sus causas ha sido generalmente algo más superficial, quedando resumido fundamentalmente en que el acuerdo protege el interés electoral de algunos gobiernos nacionales. Pero, ¿cuál es ese estado de la opinión pública sobre los refugiados que algunos gobiernos tanto temen contrariar?

De acuerdo con el argumento electoral, algunos de los gobiernos europeos, liderados por Alemania, impulsan el acuerdo con Turquía porque temen que la extrema derecha les gane terreno en las urnas si osan poner en marcha un plan que haga efectivo el derecho al asilo de miles de personas. El ascenso electoral de AfD (Alternativa para Alemania) en las pasadas elecciones regionales se ha interpretado como un rechazo de la opinión pública a la llegada de refugiados y ha reafirmado en sus temores al resto de partidos. Sin embargo, esta imagen de una Alemania contraria a las políticas de asilo no casa bien con las preferencias sobre refugiados e inmigración de sus ciudadanos.

Seguir leyendo »

¿Qué les pasa a los barones del PSOE?

Los debates internos en el PSOE durante las últimas semanas han generado casi tanto interés informativo como la sucesión de encuentros y desencuentros entre los distintos partidos en su intento de conseguir una mayoría de apoyos para formar gobierno. Ello se explica por la insólita reacción de los barones socialistas ante el mapa parlamentario surgido tras el 20D. A tan solo una semana del paso por las urnas, los barones socialistas (fundamentalmente Andalucía, Aragón, Castilla- La Mancha, Comunidad Valenciana y Extremadura) marcaron la hoja de ruta de las negociaciones a su secretario general antes de que éste diera el primer paso para entablar conversaciones con el resto de partidos. El PSOE se arrancaba en el nuevo escenario político con un lastre propio, además del derivado de la complejísima aritmética parlamentaria surgida tras las elecciones.

Atarse de manos antes de empezar a negociar no es la mejor manera de intentar formar una coalición que te permita ganar la investidura, a no ser que en realidad no estés interesado en el acuerdo y tus motivaciones sean otras. Este es el argumento utilizado por quienes interpretan la reacción de los líderes territoriales como una estrategia destinada a debilitar el poder interno de Pedro Sánchez de cara a su eventual sustitución en un futuro Congreso. La explicación orgánica daría sentido a la rebeldía de los líderes territoriales. Pero también cabe una explicación electoral: que los barones estén anticipando los costes electorales de tener un gobierno de coalición que se aleje de las preferencias de los votantes de su región.  En concreto, dos son los elementos a tener en cuenta: las preferencias por coaliciones en las distintas Comunidades Autónomas o sus preferencias territoriales (una manera indirecta de medir la opinión de los votantes sobre la exigencia de Podemos de celebrar un referéndum en Cataluña).

Seguir leyendo »

Blancanieves, el PSOE y la cuestión territorial

Este artículo es el quinto de la serie conjunta sobre el 20D con nuestros amigos  de  Politikon. Hoy escribimos a la par que Roger Senserrich sobre la cuestión territorial. Seguimos también en las redes (#20DPolitikonPdP).

Seguir leyendo »

Siete claves del CIS para arrancar la campaña

La campaña electoral arranca con grandes dosis de incertidumbre sobre el resultado final y una certeza: la representación parlamentaria en España cambiará profundamente tras el 20D, como ya lo ha hecho a nivel autonómico. Con motivo de la publicación de la encuesta pre-electoral del CIS, en este post ofrecemos algunas claves para comprender las fortalezas y debilidades con la que los partidos políticos inician la campaña y a qué indecisiones se enfrentan los votantes. El rechazo de los ciudadanos a las mayorías absolutas, la división generacional del voto y de la indecisión, las ventajas comparativas de cada partido o la batalla en el centro son algunas de las cuestiones que destacamos a lo largo de los próximos párrafos.

Seguir leyendo »

Seis resultados del barómetro del CIS que no se leen en los titulares

Aparentemente, si nos fijamos solo en los datos más repetidos, la última encuesta del CIS trae relativamente pocas novedades. Sin embargo, el barómetro contiene información muy valiosa sobre las tendencias de la opinión pública, que nos ayudarán a entender mejor el próximo proceso electoral. Hay quien podría considerar que la fotografía tomada por el CIS hace ahora un mes y publicada ayer ha quedado desfasada en un contexto en el que el conjunto del electorado parece estar evolucionando deprisa. Sin embargo, en un barómetro siempre hay mucho más que la imaginaria foto finish. Resulta muy útil analizar la evolución de los últimos meses y ver qué movimientos se han producido en la opinión pública, ya que éstos nos pueden dar pistas de lo que de verdad puede pasar de aquí a las elecciones.

El último barómetro del CIS coincide en su cuadro final con las encuestas publicadas más recientemente, aunque con algunos matices. Por una parte  proyecta una imagen de la opinión pública española en la que Ciudadanos se encuentra en Ascenso –el CIS lo sitúa por primera vez como tercer partido con mayor potencial de votos- y Podemos en retroceso. En esto se alinea con otras encuestas realizadas por las mismas fechas (la del CIS se hizo entre el 1 y el 12 de octubre). En lo que no hay acuerdo en las encuestas es en cómo de ajustado está el pulso entre las diferentes fuerzas políticas. De acuerdo con el CIS, el PP (29,1% del voto estimado) y el PSOE (25,3%) se situarían a una holgada distancia de Ciudadanos (14,7%), Podemos (10,8%) e IU (4,7%). Por el contrario, la encuesta realizada por Metroscopia para El País en octubre, situaba al PSOE (23,5%), PP (23,4%) y Ciudadanos (21,5%) como tres actores en un primer nivel de disputa electoral y por detrás de ellos a una significativa distancia a Podemos (14,1%) e IU (5,6%). Las encuestas están de acuerdo en que UPyD tiene pocas posibilidades de conseguir representación parlamentaria.

Seguir leyendo »