eldiario.es

Menú

A prisión con protocolo de suicidio por el doble asesinato de sus hermanos

La juez ordena evaluar las facultades mentales del presunto autor de la muerte de sus hermanos, que será juzgado por un jurado popular

"Ha llorado por el sufrimiento tan grande que ha recibido desde que era un niño pequeño", relatan fuentes cercanas al caso

- PUBLICIDAD -
Cuerpo del hombre fallecido por los disparos. (EFE/Ángel Medina G.)

Cuerpo del hombre fallecido por los disparos. (EFE/Ángel Medina G.)

La juez Victoria Rosell, instructora del caso de Francisco Javier M.A, que se entregó a la Policía tras confesar que había acabado con la vida de sus hermanos Noelia y José Antonio en Jinámar y Almatriche, ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el presunto autor de los hechos y le ha imputado dos delitos de asesinato.

El asesino confeso compareció durante más de una hora en el Juzgado de Instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria - ante la presencia de Rosell, de la Fiscalía y de su abogado de oficio, Carlos Luís Merino - donde ratificó la autoría de los hechos.

Tras escuchar las palabras de Francisco Javier durante más de una hora, la magistrada decidió ordenar a un forense evaluar la salud mental del detenido ante el riesgo de suicidio y alzó el secreto de sumario.

Según ha podido saber Canarias Ahora, el imputado llegó al Palacio de Justicia sereno. Sin embargo, durante su declaración ante la juez se derrumbó en varias ocasiones hasta llegar a las lágrimas, especialmente cuando respondía a preguntas relacionadas con su familia.

“Ha llorado por el sufrimiento tan grande que ha padecido desde que era un niño pequeño”, relatan fuentes cercanas al caso. En este punto, comentan que el autor confeso de los hechos siempre sintió un trato diferencial, por parte de sus padres y de los hermanos fallecidos, hacia su persona. Sobre sus otros dos hermanos, que están vivos, no describió problema alguno.

Aunque el haberse entregado a la policía podría servir de atenuante en el caso, Francisco Javier no tuvo reparos en admitir que había planeado el asesinato con anterioridad. También aseguró a la magistrada que su venganza terminó con la vida de sus hermanos y no tenía intención de cometer otro crimen, pese a que los agentes encontraron en su vehículo dos armas y varios bidones de gasolina, lo que en un primer momento les hizo pensar que planeó atentar contra la nave de la empresa familiar, Alvamanza SL.

Este medio ha podido saber que la Defensa tratará de basar su estrategia en la “inimputabilidad” del acusado, para lo que se mantiene a la espera de conocer los resultados del examen forense que evaluará su salud mental. La causa será juzgada por un jurado popular.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha