eldiario.es

Menú

Recordando Hiroshima y Nagasaki...

El parque Monumento de la Paz de Hiroshima, en un homenaje.

El día 6 de agosto se cumplirán 69 años desde que EE.UU. lanzó una bomba atómica sobre la ciudad japonesa de Hiroshima. No les pareció suficiente. Tres días después, el 9 de agosto, lanzaron otra sobre la ciudad de Nagasaki. En Hiroshima murieron instantáneamente entre 80.000 y 140.000 personas y quedaron heridas gravemente 100.000 más. En Nagasaki murieron instantáneamente entre 25.000 y 70.000 personas y hubo unas 70.000 personas heridas más.

Estas dos bombas eran absolutamente innecesarias para forzar la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial. Desde 1944 los bombarderos estadounidenses habían lanzado 160.000 toneladas de bombas sobre Japón. A partir de la primavera de 1945, EEUU utilizó bombas incendiarias en los ataques aéreos sobre ese país. Sólo el 9 de marzo, 1.600 de estas bombas, lanzadas sobre Tokio, provocaron 185.000 personas muertas o heridas. A primeros de junio EE.UU se apoderó de la isla de Okinawa y eso le permitió intensificar los bombardeos sobre Japón. Japón era completamente incapaz de frenar la ofensiva estadounidense en el Pacífico.

Más aún, según los acuerdos de la Conferencia de Postdam, la URSS debía colaborar con EEUU en la invasión de Japón y participar en su reparto. El 8 de agosto la URSS declaró la guerra a Japón y lanzó una gran ofensiva en Manchuria. Esta circunstancia fue determinante para la rendición de Japón, que tuvo lugar el 14 de agosto.

Seguir leyendo »

Siempre hay algo más que decir

Lágrimas y gritos desgarradores de dolor. Aullidos de tristeza, plegarias al cielo y maldiciones que se evaporan en el aire. Preguntas sin respuesta. Consecuencias sin causas. Vidas suspendidas. Y mucha angustia.

El asesinato de cuatro niños palestinos el pasado 16 de julio en una playa de Gaza  por fuego de la Marina israelí ratificó definitivamente la masacre que el país hebreo está ejerciendo sobre la población palestina de la Franja de Gaza en la ofensiva llamada Margen Protector iniciada oficialmente el pasado 8 de julio.

Según los últimos datos recogidos, 715 palestinos han fallecido y 4.550 han resultado heridos. De los primeros, 170 son niños y la cifra sigue incrementándose.

Seguir leyendo »

Las monarquías del Golfo Pérsico: ¿con Palestina o con Israel?

Desde hace muchos años las monarquías del Golfo Pérsico han boicoteado públicamente a Israel mostrándose partidarias de cooperar con el desarrollo de Palestina, donde la mayoría de la población comparte el deseo de la liberación de Palestina. De ese modo, las coronas de dicha región, han obstaculizado abiertamente las relaciones con Israel; por ejemplo, en Arabia Saudí, desde 1971 el punto 15 de la ley federal determina que “…se prohibirá a toda persona física o jurídica, directa o indirectamente, concluir acuerdos con organizaciones o personas ya sean residentes en Israel o bien vinculados a este mismo país en virtud de su nacionalidad o trabajo a su servicio”. Además, la Oficina de Boicot ha inhabilitado las llamadas telefónicas a Israel, las páginas web y la entrada de sus ciudadanos en los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Sin embargo, en los últimos años las relaciones políticas y económicas entre las monarquías del Golfo Pérsico e Israel se han consolidado con el objetivo de afianzar un frente antiiraní, fortalecer los lazos en materia de seguridad con occidente y colaborar en secreto para establecer lucrativas alianzas comerciales con Israel. Asimismo, a raíz del liderazgo de los EAU en energías renovables, consiguiendo la candidatura para asentar la sede de la Agencia Internacional de la Energía Renovable (IRENA), a pesar de la inexistencia de relaciones diplomáticas entre Israel y los EAU, en 2010 los servicios de inmigración tuvieron que autorizar la entrada en Abu Dabi de una delegación israelí para poder acudir a los encuentros de la Agencia.

Por otra parte, en materia de seguridad, la empresa Asia Global Technologies (con sede en Zúrich y Abu Dabi y fundada por un israelí afincado en Estados Unidos), construyó muros de seguridad inteligentes dotados de sensores, programas de reconocimiento facial y otras tecnologías avanzadas para custodiar las 15 instalaciones petroleras ubicadas en los EAU, fronterizas con Omán. A todo esto, los EAU también han comprado dos aviones de vigilancia de Radom Aviation Systems, empresa cercana a Tel Aviv, lo que hace evidente los crecientes vínculos con Israel en el sector de la seguridad.

Seguir leyendo »

No necesitamos un ejército

En la Asamblea Nacional Catalana hay diferentes sectoriales y grupos de reflexión que tratan de dibujar cómo sería un hipotético nuevo estado catalán. Dentro de todas estas resulta sorprendente que haya una sectorial de defensa donde se acumulan documentos militaristas que tratan de justificar la necesidad de un ejército catalán. Incluso se han atrevido recientemente a proponer el armamento, el número de soldados de su ejército catalán y el coste que tendría.

Entre otras justificaciones dicen que debemos tener un ejército porque todos los estados del mundo ya lo tienen, siguiendo la misma lógica, habrá que tener también cuerpos que torturen, o repriman la población, normativas electorales antidemocráticas, políticas que promueven la desigualdad, políticas económicas que generan pobreza, corrupción, ... No, no necesitamos copiar todo de otros estados.

Por otra parte, proponen que haya una industria militar, que debemos saber que viviría principalmente de los pedidos del ejército catalán, y que la inversión militar genera empleo. Es cierto, si quieres tener un ejército, todos los soldados y mandos tendrán un trabajo y en la industria de armas también habría puestos de trabajo, pero no dicen que todo esto se tendría que pagar con dinero público, con nuestros impuestos. ¿Es esto productivo? Parece que no demasiado. También argumentan que de la inversión militar nos beneficiaremos todos, porque los fabricantes de armas cuando investigan hacen investigación que de vez en cuando tiene aplicaciones civiles. Pero, ¿no sería mejor invertir en una I+D que directamente se dedique a investigar en lo civil, que no en un I+D militar que invente nuevos armamentos que de rebote pueden ver aplicada su investigación en aspectos civiles?

Después nos hablan de los intereses a los que debe servir un ejército, pero tratan solo de pasada lo más importante, las amenazas a la seguridad de Cataluña. Porque el inicio de toda política de defensa y seguridad es hacer frente a las amenazas de un pueblo, país o territorio. ¿Cuáles son las de Cataluña? ¿Hay algún riesgo de perder el control territorial? Al norte se encuentra Francia, que parece que no tenga la intención de expandir su territorio hacia el sur; al oeste y al sur estaría España, que si bien tiene algunos militares jubilados con ganas de jaleo, no parece que llegado el momento de una separación quiera invadir militarmente Cataluña, entre otras cosas porque en el seno de la UE no dejarán que esto suceda. Al este, finalmente, está el mar, y más allá Francia y España de nuevo e Italia, que no es sospechosa de querer hacer una ofensiva hacia Cataluña desde Cerdeña. Además, Cataluña nunca podría tener un ejército que pudiera ganar en un enfrentamiento con España, Francia o Italia, así que el argumento de la disuasión no se sostiene de ninguna de las maneras. Hay que decir que en España es mucho más vendible la inverosímil amenaza de los que quieren recuperar Al-Andalus. Digo inverosímil porque si desde el Magreb u Oriente Próximo hubiera una amenaza militar, no los venderíamos cada año, nosotros y los aliados OTAN y UE, ingentes cantidades de armas. Pero la amenaza de Al-Andalus en Cataluña no cuela. Así que amenazas que necesiten de una respuesta militar no hay, y si se hacen las cosas medianamente bien, no debe haber en un futuro. El mundo actual, afortunadamente, utiliza mecanismos para prevenir y resolver los conflictos mucho más efectivos que los militares. Invertir en ellos es la mejor manera de defendernos de cualquier amenaza.

Pero el argumento de los intereses que utilizan para justificar un ejército sí que es más real. De hecho la OTAN acepta en su Nuevo Concepto Estratégico, que como no hay amenazas a la seguridad en el territorio de sus estados miembros, que requieran una respuesta militar, los ejércitos deben ocuparse de velar por los intereses estratégicos (energéticos y económicos). Quede dicho que la amenaza a la seguridad de los estados miembros de la OTAN es principalmente la amenaza que supone la OTAN hacia los demás, que ha generado hasta ahora odio, rencor y espíritu de venganza, plasmados en tres atentados terroristas en los países protagonistas de la foto de los Azores, que supuso el disparo de salida de la invasión de Irak. La OTAN es la única que invade otros países y bombardea más allá de sus fronteras. Esto es lo que nos debe preocupar.

Así pues, el ejército catalán debería servir, según la sectorial de defensa de la ANC, para favorecer los intereses vitales, estratégicos (incluyen económicos) y periféricos (se refieren a misiones de paz y ayuda humanitaria). Pero no dicen que los intereses vitales no los garantiza el ejército, sino las políticas públicas y un verdadero estado de derecho. ¿Es tarea del gobierno pagar y enviar un ejército a proteger los intereses económicos de las transnacionales catalanas? Nos saldría un poco caro y sería injusto con el resto de empresas. Finalmente, se agradece el detalle de incluir el mantenimiento de la paz y el trabajo humanitario en la lista de intereses de un país, pero evidentemente no es con armas como se promueve la paz o se ayuda a los más necesitados, ya tenemos ONG que esto lo hacen mejor y más barato que los ejércitos.

En fin, todo junto es un despropósito. Si la ANC quiere tener el apoyo de la mayoría de la población catalana, debería vigilar cuáles son sus socios de viaje. El pueblo catalán no quiere un nuevo estado militarista, que vaya de la mano de la OTAN sembrando el caos allí donde pone el pie. El pueblo catalán quiere algo nuevo, una nueva visión de la seguridad, quiere ser un ejemplo para el mundo, que puede ayudar de manera muy relevante a un cambio de paradigma en la gestión de la seguridad, y pasar de la defensa militar a la seguridad humana, de la cultura de la violencia a la cultura de la paz.

Seguir leyendo »

Impuestos: Responsabilidad y objeción fiscal al gasto militar

Cuando faltan apenas unas horas para finalizar el plazo de entrega de las declaraciones de renta a Hacienda, donde regularizamos nuestros impuestos con el estado, se me ocurre hacer una pregunta a todos aquellos que puedan leer estas pequeñas notas en el blog, sobre la consciencia de cada uno de nosotros del uso que se da al dinero, que cada año damos al estado en concepto de impuestos.

Seguramente el pensamiento mayoritario y genérico es que estos impuestos son necesarios para que el país funcione: para pagar pensiones, para construir infraestructuras i servicios (algún hospital, escuela o carretera que otra); para pagar a la casa real, al gobierno y a los grupos políticos, mantener el ejército y el entramado relacionado del comercio de armas, etc. Por supuesto, estos son conceptos que reciben dineros de las arcas del estado, así como muchos otros. Pero si ampliamos la pregunta al grado de conocimiento del monto de euros que se destina a cada uno de estos conceptos, entonces este conocimiento se convierte en casi inexistente.

Durante muchos años hemos ido pagando los impuestos, ciertamente con desgana, porque todavía no tenemos interiorizada la necesidad de pagar impuestos; mientras que el estado los ha ido repartiendo en las diferentes partidas, en la proporción que le ha interesado, por no encontrar oposición en la propia sociedad suministradora de los mismos.

Seguir leyendo »

Aviones de combate se transforman en robots

Protestas ante los bombardeos con drones de EE.UU. en Pakistán

Uno de los cambios más profundos en la manera de hacer la guerra desde que se inventó la pólvora, el radar o el avión, está siendo el uso creciente de robots en el "campo de batalla”. A principios del año 2000 el ejército no iba acompañado de ningún robot, desde entonces el ejército de los EEUU tiene más de 7.000 aeronaves no tripuladas "drones" ( abejorros ) y más de 15.000 vehículos de tierra inventariados; encargándose de misiones que van desde buscar miembros de Al Qaeda en Pakistán, Afganistán, Yemen, Somalia, etc, disparando misiles a supuestos terroristas, a procesar información, etc. Estos drones han sido utilizados para encontrar la casa de Osama bin Laden, antes de que los marines en su famosa misión lo mataran, o asesinar a otros supuestos terroristas.

La utilización de aviones no tripulados (UAV en inglés) en misiones de ataque, ya es una realidad, son un instrumento más de las fuerzas armadas. Estos aparatos van equipados con sofisticados sensores, pueden ser invisibles a los radares, tienen visión nocturna, pueden ver de día y de noche, con lluvia, sol o nubes y no se cansan ni se aburren trabajando. El modelo Reaper es un dron inteligente que puede despegar, volar por sí mismo o aterrizar solo, sin la intervención humana, es decir es un avión con muchas funciones autónomas del ser humano; estos drones van dotados de múltiples videocámaras de gran potencia que les permite ver cuando los enemigos encienden un cigarrillo o van al baño, de modo que el militar ve en directo el objetivo y toma la decisión sobre el momento más idóneo para lanzar un misil contra el presunto enemigo o terrorista.

En los últimos años se han desarrollado varios modelos de drones, pequeños, grandes, muy grandes, con misiles, sin misiles, para espiar, para disparar, etc. Pero hace pocos días la empresa Boeing ha anunciado que está trabajando para reconvertir el avión de caza F-16 en un avión no tripulado QF-16; la empresa considera que se podrían reciclar los 120 F-16 de que dispone el ejército estadounidense en aviones no tripulados ya que este avión es ideal para ataques en territorio enemigo y misiones peligrosas en las que no se quiere arriesgar la vida de los pilotos. En la misma dirección la empresa Sikorsky ha anunciado que está trabajando para que los helicópteros Black Hawk puedan ser comandados de manera autónoma y por medio de un ordenador, es decir, sin pilotos. En definitiva se ha abierto una nueva línea de trabajo en las empresas aeronáuticas, reciclar los aviones militares de combate tradicionales en versión "dron" o aviones no tripulados. Ambas empresas afirman que esta versión de cazas permitirá arriesgar más en la misión ya que no hay peligro para la vida del soldado.

La importancia de los drones o los aviones no tripulados en una operación militar radica en que al no estar tripulados por una persona, no hay riesgos para la vida de los pilotos, el uso de los drones en ciertas operaciones responde a demandas de los políticos que piden a los militares que diseñen intervenciones bajo la doctrina de "cero muertos"; para un político es más fácil enviar robots al combate que no enviar soldados y luego tener que recibir los cadáveres y hacer una carta de pésame a la familia.

Esta nueva generación de armas parten de la premisa de disminuir la muerte de soldados en combate, que no significa que mueran menos civiles en las guerras o que mueran menos personas por ataques de robots que por armas convencionales. El uso de robots en combate eliminará el obstáculo político de hacer la guerra, evitará al político asumir ante la sociedad lo que representa el regreso de los cadáveres. Con los robots eliminamos la distancia física y emocional del campo de batalla. Los robots representan la cultura del low-cost para los políticos ya que disminuyen el coste político, la carga moral y ética de hacer la guerra.

Seguir leyendo »

Excepción de seguridad para el TTIP

Tom Enders, Jefe Ejecutivo de Airbus y destacado portavoz del sector de defensa europeo.

Las armas no son una mercancía ordinaria. Por esta razón, el comercio de armas ha sido excluido de los tratados internacionales de comercio, como por ejemplo de la OMC o del mercado común de la UE. Esto beneficia a los gobiernos en el fortalecimiento de su propia industria de defensa en un mercado altamente competitivo, y en el mantenimiento del control sobre las exportaciones de los bienes militares a destinos considerados no deseables por razones estratégicas, de política exterior o de derechos humanos. El comercio de armas está regulado en la Unión Europea por una Posición Común que establece un sistema de licencias, y en EEUU por la US Conventional Arms Transfer Policy (Política de Transferencia de Armas Convencionales). El sistema de EEUU ha sido recientemente actualizado para expresar la intención de que no se transfieran armas, equipamiento ni formación a países que cometan genocidio, crímenes contra la humanidad o violen el derecho internacional humanitario; y las decisiones finales recaen en la presidencia.

No parece probable que el Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), actualmente bajo negociación entre la UE y los EEUU, rompa con la tradición de las “ excepciones de seguridad” en los tratados de comercio. Sin embargo, oficialmente esto todavía está por decidir. En respuesta a las preguntas del parlamento, la ministra de Defensa holandesa, Jeanine Hennis-Plasschaert, señaló que las negociaciones para el TTIP “no excluyen ningún sector” (aparte de la industria audiovisual). “El Consejo (de la UE) ha dado a la Comisión Europea un amplio mandato para llegar a un ambicioso acuerdo con los EEUU”, según Hennis. “Hasta qué punto influirá un TTIP en una mayor apertura del mercado de la defensa y la seguridad tendrá que verse durante las negociaciones, considerando la sensibilidad que genera este sector tanto en la UE como en Estados Unidos”.

El poderoso lobby de la industria de defensa europea, la ASD (AeroSpace and Defence Industries Association of Europe), dio la bienvenida a las negociaciones del TTIP participando en el Diálogo de la Sociedad Civil, establecido por la Comisión Europea como un canal directo de comunicación entre los negociadores del TTIP y la industria de la UE. La ASD se estableció como Grupo de trabajo entre la UE y los EEUU sobre el Acuerdo de Libre Comercio para realizar un seguimiento de los avances, mantener a la industria informada y hacer propuestas a los negociadores cuando los intereses esenciales de la industria aeroespacial y de defensa europea estén en juego. Dicho Grupo de trabajo consultará “a los mejores expertos de la comunidad ASD cuando requieran asistencia en esta tarea”. Las compañías que forman parte de la ASD podrían quedar directamente afectadas por los resultados de las negociaciones en muchas de las áreas cubiertas por el TTIP (acceso a mercados, coherencia en la regulación y las normas del comercio). Los derechos de propiedad intelectual podrían ser también un caso de preocupación. La ASD ve posibilidades especialmente para las pequeñas y medianas empresas (PYMEs), que son extremadamente importantes para la industria de defensa europea en este aspecto, dado que pueden ayudar a abrir el mercado de la defensa en EEUU aportando tecnologías "nicho" a las grandes y dominantes compañías americanas. Según la ASD el TTIP tendrá “un impacto positivo en las PYMEs, ya que conllevará la facilitación del comercio y la reducción de costes”.

Seguir leyendo »

La alargada sombra de los valores del Santander

Emilio Botín.

Emilio Botín, Presidente del Banco Santander, defendió la solidez y liquidez de su entidad ante la Junta General de Accionistas 2014. Sin embargo, volvió a negar la evidencia y no dio explicaciones sobre una realidad, hasta ahora, inmutable: el Santander es el segundo mayor inversor español en empresas productoras de armas.

Los negocios del Banco Santander tienen una cara oscura que sus clientes desconocen. Para entender el positivo balance que presentó Emilio Botín en Junta General de Accionistas es necesario explicar ciertos asuntos opacos y para ello estuvieron presentes dos activistas de la campaña. El pasado 28 de marzo, ambas acudieron al Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander para hablar a los asistentes sobre los negocios controvertidos que el presidente omite y, un año más, niega —a pesar de que la polémica ha trascendido en varios casos a los medios de comunicación—.

En esta ocasión, las activistas intervinieron como representantes de 122.593 acciones cedidas a la Campaña Banco Santander sin armas, promovida por el Centro Delàs d'Estudios para la Paz, Setem, ODG —Observatorio de la Deuda en la Globalización— y el Colectivo RETS —Respuestas a las Empresas Transnacionales—.

La primera intervención, a cargo de María de Lluc Bagur, pidió cuentas sobre los 1.323 millones de euros en créditos y bonos concedidos por el Banco Santander a empresas de armamento hasta ahora, como General Dynamics —perpetrador del misil de largo alcance BGM-109 y abastecedor de armas a Arabia Saudí—, Honeywell International —implicada en armas con capacidad termonuclear como Trident II— o MAXAM —entidad española anteriormente fabricante de minas y municiones en racimo a través de sus filiales, FAEX y EXPAL—. Asimismo, la activista denunció los 3,06 millones de euros que recibió en 2013 Boeing —el segundo mayor fabricante del mundo de aviones y abastecedor de helicópteros al ejército de Israel, sin importar lo más mínimo las vidas que se cobra el conflicto árabe-israelí—.

Posteriormente, Ainhoa Díaz pidió explicaciones sobre los negocios controvertidos que el Banco Santander tiene en India y Brasil. Primero, el Proyecto Jaitapur a cargo del gigante nuclear francés AREVA, al que el banco presidido por Emilio Botín ha dado 500 millones de euros junto con otras entidades para construir la mayor central nuclear del mundo en una zona con un gran peligro sísmico y donde viven granjeros y pescadores indios. Segundo, el Banco Santander es tristemente conocido por admitir que ha financiado el Proyecto de las represas del Río Madera en Brasil —en torno al que ha habido controversia pública desde 2011—, que amenaza tanto la selva amazónica como los asentamientos de indígenas y pueblos pesqueros de la zona.

Tras las intervenciones, Emilio Botín respondió con la proyección de un vídeo promocional sobre las inversiones del Banco Santander y respecto a las inversiones controvertidas su respuesta fue la habitual: “El Banco Santander respeta totalmente las convenciones a nivel internacional y los tratados de no proliferación y estamos completamente en norma con los reguladores en este asunto”.

En definitiva, Emilio Botín sigue en su línea y niega la evidencia; a pesar de que sus tratos con Boeing y su implicación en los proyectos de Jaitapur y Río Madera no son un secreto.

Mientras esto siga sucediendo, el activismo accionarial seguirá presente con el objetivo de despertar cada vez más conciencias sobre un asunto que ya no es tan desconocido para la sociedad civil.

Seguir leyendo »

Videojuegos de guerra como formación terapéutica

Imagen del exitoso videojuego de guerra, Call of Duty

Los que aun consideran las revistas científicas como serias, pueden aun sorprenderse de leer un título como éste. Tal vez, si se hubiera dejado su título original de “videojuegos como una medio para entrenar las destrezas visuales”, el artículo de Acthman, Green y Bavelier (2008) tendría menos éxito. A pesar de ello, en las facultades de psicología ya no sorprende encontrar experimentos con métodos que bajo la palabra terapia o formación aun utilicen fines que justifiquen cualquier medio o escondan intereses no siempre visibles.

Cabe tal vez recordar que la psicología, para lograr su independencia de la filosofía y el reconocimiento de las ciencias naturales se casó con el positivismo y buscó sus métodos propios. Con ello, muchos dicen que dicha disciplina cae en riesgo del corporativismo, la pérdida de rumbo, falta de autocrítica o de ética.

En dicho experimento se compara las capacidades de un grupo de jóvenes usuarios habituales de videojuegos de guerra y otro grupo igual de no usuarios de dichos videojuegos. El resultado concluye que los usuarios habituales de videojuegos de guerra tienen mejores capacidades de rapidez de respuesta ante estímulos llamados distractores así como mejor focalización de atención ante una pantalla. Esa capacidad, según el estudio, otorga un lugar privilegiado a los jugadores, al tiempo, que parece que legitima el uso de videojuegos de guerra como medio terapéutico eficaz y eficiente para adquirir habilidades de centrar la atención, especialmente para la creciente problemática del déficit de atención.

Seguir leyendo »

Inmigración y militarismo

Inmigrantes encaramados a la valla de Melilla fuertemente vigilada por la Guardia Civil.

Mientras algunos hablan de un mundo global sin fronteras, hay muros que no paran de crecer, cada vez más altos, más difíciles de saltar, más militarizados. ¿Para qué? Para detener una nueva amenaza: la inmigración ilegal. En muchos lugares del mundo encontramos ejemplos que responden a este objetivo: la decisión del Gobierno italiano de incrementar la presencia del ejército en las costas meridionales de Italia después de la tragedia de Lampedusa, la fortificación de la frontera entre México y los EEUU, o sin ir más lejos, las famosas vallas de Ceuta y Melilla. Esta supuesta guerra ha dejado ya en las puertas de Europa 17.300 muertos (la mayor parte de un solo bando) desde 1993, y deplorables episodios como la actuación de la Guardia Civil disparando pelotas de goma contra migrantes. Resultado: quince muertos ahogados.

La inmigración ha pasado a ser una de las principales preocupaciones de muchos ministerios del Interior y de Defensa de los países que llamamos desarrollados. Y eso, dicen, justifica estas prácticas. Aunque puedan tener consecuencias trágicas (como en Ceuta o Lampedusa recientemente), se nos presentan como el mal menor para evitar males mayores: si no nos defendemos nos invadirán. “30.000 subsaharianos preparan el salto a Europa por Ceuta y Melilla”, escribía el diario El País el 18 de febrero. Como muy bien dice el politólogo Fernando Vallespín, los migrantes son vistos como bárbaros que presionan nuestras fronteras, bárbaros que no cuentan (en derechos) pero se los cuenta (30.000 asaltantes eran un día, 80.000 al siguiente según el Ministro del Interior). En otra perla, La Razón abría el 5 de marzo anunciando que hay “un guardia civil por cada 64 inmigrantes a la espera del asalto”, y debajo ofrecía pruebas de la “bárbara violencia contra las Fuerzas de Seguridad”, acompañadas de una infografía comparando el “armamento” de los migrantes con el de la Guardia Civil.

Estos ejemplos forman parte de un relato que construye al migrante como una amenaza, lo criminaliza como un ilegal/invasor, y legitima la militarización de las fronteras. Darse cuenta de este nexo entre palabras y hechos es fundamental ya que, hay que recordar, las primeras acompañan los segundos y los justifican. La solución a los problemas depende en buena parte de cómo los enfocamos. Por tanto, si analizamos la cuestión de las migraciones desde el prisma de la seguridad del Estado, la respuesta pasará muy probablemente por la militarización.

Seguir leyendo »