eldiario.es

Menú

Nueva operación contra los manteros: un detenido y mercancías decomisadas

La Guardia Urbana ha capitaneado una operación en el Besòs, donde se ha detenido a una persona y se han decomisado artículos, además de 1.600 euros

Tras la operación en la calle Palerm se ha producido un enfrentamiento entre los manteros y la policía

El Ayuntamiento y la Generalitat han coincidido este miércoles en el diagnóstico sobre el top manta: debe erradicarse con más coordinación entre cuerpos de policía

- PUBLICIDAD -
Manteros; Venda ambulant

Venta ambulante en la zona de la Barceloneta, en Barcelona SANDRA LÁZARO

Nueva operación contra los manteros. Esta vez en la calle Palerm, en el barrio del Besòs de Barcelona. Este miércoles, hacia las 10h, la Guardia Urbana ha entrado en un piso con la sospecha de que se ocultaba material de procedencia ilícita —ha declarado el cuerpo policial— y objetos robados. La operación se ha cerrado con la detención de una persona que estaba en el piso en el momento del registro.

Tras la entrada en el piso, donde vivirían seis personas, el ambiente se ha tensado con la detención, lo que ha provocado la llegada de más manteros; finalmente se ha producido una reyerta entre la policía y los vendedores. Según la Guardia Urbana, se ha decomisado material de los vendedores pero también 1.660 euros en metálico que podrían pertenecer el bote común de los integrantes del piso. Desde Tras la Manta se ha mostrado la indignación que la operación además se haya producido durante el Eid Mubarak, la gesta final del Ramadán.

El registro en el Besòs, ordenado por el juzgado de instrucción 32, se suma a otro operativo en el barrio en febrero; el barrio está considerada la zona donde viven más trabajadores de la venta ambulante que venden sus artículos en la Barceloneta. En el registro han intervenido varias dotaciones de la Guardia Urbana, además de un camión de los servicios de limpieza del Ayuntamiento, que se ha llevado algunas bolsas con el material que había en el piso.

Se trata de la primera operación después de la convocatoria la semana que viene de una mesa interdepartamental con representantes de una cuarentena de municipios, entre ellos el Ayuntamiento de Barcelona, además de la Generalitat y el Estado. La alcaldesa, Ada Colau, y el Síndic de Greuges, Rafael Ribó, manifestaron este martes la intención firme de "erradicar" el top manta.

El consistorio ya había demostrado estos días su preocupación por el incremento del número de manteros en diferentes espacios de Barcelona, como la Barceloneta o la zona del Puerto. La semana pasada se anunció por parte del consistorio "contundencia" contra los manteros. La alcaldesa, además, destacó que en los próximos días se producirá una actuación en el Paseo de Borbón para evitar que "se consolide" la venta en este espacio, donde también ha crecido en las últimas semanas la población de vendedores. Colau, sin embargo, no concretó el dispositivo.

"Coordinación" contra los manteros

Este miércoles, el Ayuntamiento y la Generalitat han insistido —tras una mesa mixta de más de dos horas de duración— en la idea de que hay que poner fin a la venta ambulante con la "coordinación" de los dos entes y de los diferentes grupos policiales. Ada Colau se ha referido a la operación de esta mañana en el Besòs con satisfacción, como ejemplo del trabajo de la policía: "Tenemos que evitar que este problema se extienda al conjunto de la ciudad", ha declarado.

Por su parte, la consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, se ha felicitado por el entendimiento con el Ayuntamiento de Barcelona sobre la cuestión de la venta ambulante y ha destacado que el consistorio barcelonés haya "reconocido" que éste era un problema grave tras una serie de "mensajes contradictorios" sobre el tema. "Se ha producido un efecto llamada en Barcelona, y en este sentido habrá una implicación clara de Mossos, Guardia Urbana y policía portuaria. Y habrá diferentes mecanismos para impedir la ocupación del espacio público, como más dispositivos conjuntos en el metro", ha destacado Borràs.

La consejera ha defendido los comerciantes por ser "quien paga los impuestos" y ha señalado como pieza clave la "protección del comercio". También ha coincidido con el Ayuntamiento en la necesidad de hacer una campaña para toda la población sobre la venta ambulante, detrás de la que —según Borràs—  se esconden "mafias y explotación de personas". Una afirmación contraria a la que sostiene el Sindicato Popular de Vendedores Ambulantes, que critica la  persecución que vive el colectivo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha