eldiario.es

Menú

Diez horas de registro policial en el centro social Can Vies por la agresión a un grupo ultra el 12-O

El operativo de los Mossos d'Esquadra responde a la creencia del juez de que en Can Vies se "preparó" un ataque a un grupo de ultraderechistas durante la jornada del 12-O en Barcelona

El registro venía precedido de la detención ayer en varios puntos de Catalunya de seis personas acusadas de haber cometido las agresiones, tras la denuncia de los hechos por parte de la plataforma ultra La España en marcha

En un comunicado, Can Vies denuncia la "desproporcionalidad" de la actuación policial y la "retención" durante diez horas de las siete personas que dormían allí cuando ha empezado el operativo

- PUBLICIDAD -
El edificio de Can Vies, un centro social autogestionado del barrio de Sants (Barcelona). Europa Press

El edificio de Can Vies, un centro social autogestionado del barrio de Sants (Barcelona). Europa Press

Los Mossos d'Esquadra han registrado durante más de 10 horas el centro social autogestionado Can Vies, en el barrio de Sants de Barcelona, al considerar un juez que allí se "preparó" el ataque a un grupo de ultras, miembros de la plataforma La España en Marcha , durante la jornada del 12 de octubre. El magistrado que ha autorizado la entrada de la policía al centro sostiene que los antifascistas que participaron en las agresiones fueron " observados (y grabados)" poco antes del ataque saliendo de Can Vies, "con inequívoca actitud y conducta de preparación de la acción" y con "barras, palos, piedras y otros objetos contundentes". En el centro no ha habido detenidos, pero sí los hubo ayer por la noche por lo sucedido: uno en Vilafranca del Penedès, otro en L'Hospitalet i cuatro más en Barcelona.

Las detenciones de ayer y el operativo de este miércoles tiene su origen en una denuncia interpuesta por La España en Marcha. Para el juez, la motivación ideológica del ataque fue "evidente", porque los agresores gritaron "fachas de mierda, os vamos a matar" y otros insultos durante los hechos, ocurridos exactamente en un bar de la calle Farrell, justo cuando el grupo ultra volvía de la concentración fascista convocada por la plataforma. A los detenidos se les imputan delitos de lesiones -con el agravante de motivos de odio- y delitos de daños, según los Mossos.

Según las investigaciones policiales, los agresores actuaron de forma organizada y con una alta dosis de violencia, armados con palos, piedras, candados e incluso armas blancas. Tras la pelea, cuatro de los agredidos necesitaron asistencia médica.

Siete retenidos durante el registro

El extenso despliegue policial, más de una docena de furgones de la Brigada Móvil de los Mossos d'Esquadra, ha empezado en Can Vies a las 6 h, mientras dormían allí siete personas, y ha terminado sobre las 17 h. Los siete que estaban en el edificio se han visto retenidos por la policía durante las diez horas que ha durado el registro, que tenía como objetivo requisar objetos, instrumentos, papeles i material informático relacionado con los hechos acaecidos el 12-O, según la orden del juez.

Por su parte, desde Can Vies han emitido un comunicado en el que denuncian la "desproporción del despliegue policial intimidatorio", y lamentan el "constante sitio policial, judicial y administrativo" que sufren "desde hace años". Can Vies es un centro social okupado que reivindica su arraigo en el barrio de Sants tras más de 15 años de existencia. De hecho, poco después de que se iniciara el registro se ha improvisado una concentración en los alrededores del edificio, y esta misma tarde se ha convocado otra protesta en solidaridad con los detenidos y con el centro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha