eldiario.es

Menú

Las brigadas forestales rechazan el preacuerdo con Tragsa y siguen con movilizaciones

La base de La Iglesuela (Toledo) ha apostado mayoritariamente por el 'no' mientras que la de Prado de los Esquiladores (Cuenca) respaldó el preacuerdo

Estos trabajadores no descartan nuevas huelgas tras la general de más de cien días que se desconvocó la primera semana de noviembre

- PUBLICIDAD -
Trabajadores BRIF / EUROPA PRESS

Trabajadores BRIF / EUROPA PRESS

Continúa la lucha de las Brigadas de Refuerzo contra Incendios Forestales (BRIF) por sus derechos laborales. Tras la huelga de más de cien días que mantuvieron en todo el país desde julio hasta la primera semana de noviembre, este colectivo ha decidido rechazar el preacuerdo con la empresa Tragsa, a la que están adscritos, y seguir con las numerosas protestas, acciones y movilizaciones que han convocado. Entre las diez brigadas afectadas se encuentran también las dos de Castilla-La Mancha, ubicadas en La Iglesuela (Toledo) y en Prado de los Esquiladores (Cuenca), que agrupan a un total de 114 trabajadores.

El resultado de la votación entre los trabajadores ha sido de 231 votos en contra del preacuerdo; 222 votos a favor; 28 votos en blanco y 4 nulos. Por ejemplo, en el caso concreto de la base conquense, el resultado mayoritaria fue a favor del 'sí' al preacuerdo. Es decir, un resultado muy ajustado que refleja diferentes puntos de vista entre este colectivo, pero en el que ha ganado finalmente el ‘no’ a nivel nacional.

Según explican los trabajadores a eldiarioclm.es, en el preacuerdo con la empresa pública se establecían, como mínimo, reuniones bimensuales para alcanzar la consecución del convenio propio en tres años; así como la segunda actividad mediante la figura del auxiliar de apoyo logístico (con 5 plazas por cada base durante cuatro años). Esta última medida no contempla la figura del capataz ni de sus responsabilidades en tareas de prevención e incendios, sino que se incluye a todos los trabajadores “en el mismo saco”.

En cuanto al primer punto, hay una “intencionalidad” de dotar a las BRIF de un convenio propio (actualmente tienen el de Tragsa) pero no hay fechas ni garantías para el mismo ni se establece ningún tipo de duración, apuntan las mismas fuentes. Respecto a la categoría profesional de bomberos forestales, otra de sus peticiones, explican que el preacuerdo solo contempla la mitad de la formación que les acreditaría como tales, por lo que “no serviría para nada” al no poder obtener la certificación pertinente.

Por todos estos motivos, los trabajadores BRIF seguirán desarrollando diversas acciones y movilizaciones. Una de ellas será a nivel publicitario mediante nuevas estrategias basadas en la concienciación de la sociedad sobre su trabajo frente a los incendios. “Buscamos mucho apoyo en todo tipo de sectores y un cambio de conciencia medioambiental de cara al futuro”, explican, convencidos de que su lucha va más allá de sus propias peticiones laborales.

Nueva campaña por sus reivindicaciones

En la misma estela del documental ‘La vida llamas’, que resume su duro trabajo, su acción más reciente ha sido la campaña  Hazte un Cortafuegos (#hazteuncortafuegos), en la que denuncian la “precaria” protección contra el fuego de los bosques y parajes naturales españoles. Alertan de que el presupuesto destinado a la protección de los montes se ha visto reducido a la mitad desde 2012 y piden al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente el desarrollo y la total implantación de un cuerpo de bomberos forestales profesionales real mediante el reconocimiento de esta categoría a las BRIF.

Entre las actividades incluidas en esta campaña se encuentra también la elaboración de calendarios benéficos y solidarios que tendrán un coste de 5 euros, destinado a los enfermos de fibrosis quística.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha