eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Diez alimentos para desatascarnos tras el atracón navideño

Las disfunciones intestinales y el empecho suelen atormentarnos en los días posteriores a Nochebuena y Navidad. 

- PUBLICIDAD -
Foto: Eric McGregor

Foto: Eric McGregor

Aunque nos hayamos hecho la promesa de no excedernos durante estos días tan señalados que acabamos de superar, lo más probable es que hayamos sucumbido de manera inexorable a las tentaciones del vino, el jerez, el cava, los mazapanes, los turrones y las salsas de los estofados. Además, seguramente no solo habremos probado todos estos manjares prohibidos, sino que nos habremos hartado.

No nos debe extrañar, en consecuencia, que en los próximos días nos sintamos cansados, con el viente hinchado, llenos de ventosidades, con diarrea o bien con estreñimiento. Es la penitencia por la que hacemos pasar a nuestro hígado, nuestro estómago, nuestro sistema cardiovascular y nuestra flora intestinal -órganos que a buen seguro están bastante dañados- tras abusar de grasas, alcohol y azúcar.

Sin embargo, hay una serie de alimentos que nos pueden ayudar a acelerar la recuperación y volver a ser los mismos de siempre en un tiempo récord. No se trata de dietas milagro ni regímenes radicales, sino de productos que deberemos combinar durante esta semana con la alimentación que solemos seguir en días normales. La mejor manera de recuperarse del atracón navideño no es dejar de comer, sino ir poco a poco recuperando la normalidad.

1. Infusiones

Excluyendo el café y el té negro, las infusiones tienen varias ventajas para mejorar la digestión post-navideña. En primer lugar, su poder saciante ayudará a disminuir la ingesta en los días siguientes, de modo que el intestino pueda ir procesando los restos del atracón de Nochebuena y Navidad. En segundo lugar, muchas infusiones, especialmente las de té verde, tienen un importante aporte de polifenoles antioxidantes. Finalmente hay que sumar su poder diurético, que evitará una excesiva retención de líquidos provocada por el alcohol y nos eliminará la sensación de estar hinchados.

2. Ciruelas, uvas pasas y manzanas al horno

Son un importante aporte de fibra vegetal que retrasará la absorción del colesterol y los excesos de azúcar por parte del intestino. Además la fibra servirá de alimento para que se recupere la flora intestinal, que puede encontrarse dañada por los excesos, sobre todo si se ha comido demasiado dulce y bebido mucho alcohol. También tienen un importante efecto laxante que evitará el estreñimiento y, eventualmente, las diarreas. 

3. Alcachofas

Son ricas en un componente llamado inulina, que ayuda a mejorar la salud de la flora intestinal. Adicionalmente contiene flavonoides y otras sustancias, como la cinarina, que activan la secreción de bilis y ayudan a depurar el hígado, que seguramente estará saturado de grasas, azúcares y alcohol. 

Foto: Artichok

Foto: Artichok

4. Arroz integral

Es rico en fibra, que ayudará tanto a restablecer la flora intestinal como a retrasar la absorción de azúcares y colesterol, y tiene efectos correctores sobre el estreñimiento. Además, al absorber gran cantidad de agua, tiene un efecto saciante superior al arroz normal. Por otro lado, es un buena fuente de hidratos de carbono.

5. Legumbres

Suponen un aporte equilibrado tanto de hidratos de carbono como de proteínas y fibra, pero son bajos en grasas, lo que le puede dar un respiro al hígado. Además regulan el estreñimiento y retrasan la absorción de colesterol y azúcares que puedan entrar en la sangre. 

6. Caldos vegetales

Los caldos vegetales conservan una buena parte de los flavonoides de las verduras, además de aportar gran cantidad de agua, lo que los hace diuréticos y saciantes. Además, al tomarse calientes tienen un efecto relajante sobre el sistema digestivo. Se pueden añadir en este apartado los purés de puerro, apio, calabaza y zanahorias, que portan fibra, algunos hidratos y permiten regular tanto la diarrea como el estreñimiento. 

FOTO: PIXABAY

FOTO: PIXABAY

7. Pescado azul

Las sardinas como los boquerones, las anchoas, el bonito, etc., suponen un importante aporte de ácidos grasos Omega-3, que nuestro sistema cardiovascular y nuestro hígado agradecerán tras el exceso de grasas saturadas de origen animal y grasas trans ingeridas en Nochebuena y Navidad.

8. Nueces

Las nueces también pueden suponer un importante aporte de ácidos grasos Omega-3 además de sumar el efecto de su fibras y su riqueza en polifenoles, con gran poder antioxidante

9. Yogurt

A pesar de su aporte en grasas animales, que aconseja consumirlo con moderación, el yogurt es un importante aporte tanto de vitaminas como de probióticos que ayudarán a regenerar la flora intestinal. Además, regula el estreñimiento al disminuir el tiempo de tránsito intestinal. 

Foto: Takeaway

Foto: Takeaway

10. Verduras hervidas

Col, berza, brécol, puerros, apio, borraja, cardo o guisantes son verduras que ayudan a restablecerse al organismo tras un atracón de comer y beber, ya que ayudan en las labores de descongestionar el aparato digestivo con su poder laxante. Además, estimulan el mejor funcionamiento de la vesícula biliar y el hígado.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos,   suscríbete al boletín de ConsumoClaro

Además te recomendamos: 

Foto: FriedC

Siete alimentos que nos pueden ayudar a decir adiós a la carne

- PUBLICIDAD -