eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Blanca Suárez descubre el Nueva York más dulce en "Una panadería en Brooklyn"

- PUBLICIDAD -
Blanca Suárez descubre el Nueva York más dulce en "Una panadería en Brooklyn"

Blanca Suárez descubre el Nueva York más dulce en "Una panadería en Brooklyn"

Blanca Suárez y Aitor Luna descubren el Nueva York más "dulce" en "Una panadería en Brooklyn", una comedia romántica ambientada en el barrio hípster por excelencia, con reparto internacional y en la que ambos actores se han atrevido a rodar en inglés.

"Trabajar en otro idioma es complicado, lo llevábamos todo muy estudiado de casa, no estábamos para improvisar", asegura la actriz madrileña a Efe durante la presentación del filme, que llegará el próximo viernes a la cartelera.

Dirigida por Gustavo Ron, un director español formado en Londres, "Una panadería en Brooklyn" es una comedia romántica coral que gira en torno al conflicto entre dos primas (Aimée Teegarden y Krysta Rodríguez) con planes distintos para la emblemática panadería que han heredado.

Suárez interpreta a una decoradora de interiores chilena encargada de dar un nuevo aire al local, al tiempo que vive una historia de amor con un tipo cómico y extraño (Griffin Newman).

"El chico que la quiere conquistar lo hace todo muy complicado. Llega un momento en que ella le dice: 'a ver, no sé que estás haciendo, pero si quieres conquistarme estás consiguiendo justo lo contrario'. Y eso en la vida real también pasa", dice la actriz.

En cuanto a Aitor Luna, es un cocinero español, seductor y arrogante, que tiene su propio programa de televisión y que vive una aventura con una de las protagonistas. "Ha sido muy divertido poder pegarle gritos a todo el equipo y darle rienda suelta al imbécil que llevo dentro", ha afirmado Luna entre risas.

La idea inicial era que la trama se desarrollase en Londres, pero la productora, Beatriz Bodegas, acababa de rodar "La vida inesperada" en la metrópoli estadounidense y había tenido muy buena experiencia, por lo que apostaron por el cambio.

"Brooklyn entró en juego de manera natural", explica el director. "Tiene un montón de lugares artesanales y es el sitio que marca tendencia. Todo el mundo que quiere algo diferente se va a Brooklyn. Antes tenías la imagen de las películas de Spike Lee, peligrosa, pero ahora es todo chic y moderno, y eso nos venía muy bien para la historia", añade.

Ron trata de aprovechar el tirón que ha tenido en los últimos años el mundo culinario para envolver su propuesta, escrita a medias con Francisco Zegers, y que desde el punto de vista visual consiste en un viaje por la ciudad de Nueva York a través de sus sabores y colores, que ayuda al espectador a "desconectar".

Tanto Ron como los actores definen la experiencia del rodaje como una mezcla entre "Friends" y "Gran Hermano", con todo el equipo español (más de 20 personas) conviviendo durante más de mes en un mismo edificio.

"Éramos un poco 'pandi'", dice Suárez. "Es verdad que el equipo americano nos hizo sentir muy bien e integrados, pero después del rodaje los demás se iban a su casa y nosotros todos al mismo edificio, y sin nadie más con quien quedar que no fuéramos nosotros".

Aunque la idea de "Mi panadería en Brooklyn" es que pueda moverse también en el mercado anglosajón, Ron -que antes había dirigido "Mia Sarah" y, también en inglés, "Vivir para siempre"-, planea rodar en castellano su próxima película.

"Ahora convive todo de manera distinta, el mundo ha cambiado mucho en los últimos y el cine en español también tiene un mercado internacional", subraya.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha