eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Carmena reducirá este año a 30 km/h la velocidad en buena parte de Chamberí

- PUBLICIDAD -
Carmena reducirá este año a 30 km/h la velocidad en buena parte de Chamberí

Carmena reducirá este año a 30 km/h la velocidad en buena parte de Chamberí

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena planea limitar a 30 kilómetros por hora la velocidad de circulación en buena parte del distrito de Chamberí en un plan que se pondrá en marcha por fases a lo largo de este año para lograr que sea 'más habitable' y que los coches no atraviesen esa zona para llegar del norte al sur.

Esta iniciativa afectará a los barrios de Gaztambide, Arapiles y Trafalgar -con las calles Princesa, Cea Bermúdez, Santa Engracia y Alberto Aguilera como límites del perímetro- y se implantará "por fases" durante este año 2017, según ha explicado en una entrevista con EFE el concejal de los distritos Centro y Chamberí, Jorge García Castaño (San Sebastián, 1977).

La intervención acompañará a la "acción clave" de la gran Área de Prioridad Residencial (APR) que afectará al distrito Centro con la que el equipo de Gobierno pretende demostrar que en movilidad está "al nivel" y con "la misma agenda" que otras capitales europeas.

Jorge García Castaño cuestiona que las restricciones al tráfico rodado en el centro vayan a suponer un empeoramiento significativo de la circulación en las zonas aledañas, ya que en su opinión será una medida disuasoria que "quitará el tráfico de paso que cruza la ciudad por el Centro".

No obstante, asegura que esa gran medida para el Centro irá acompañada de otras intervenciones en materia de movilidad en los distritos aledaños, que en el caso de Chamberí se concreta con la creación del carril bici de las calles Alberto Aguilera y Santa Engracia y la puesta en marcha del ambicioso proyecto de la "Zona 30", inspirado -según dice el concejal- en las 'supermanzanas' de Barcelona.

El plan no consistirá solo en limitar la velocidad de circulación sino que se acompañará de "actuaciones de urbanismo táctico" que, según explica el edil de Ahora Madrid, "son actuaciones en las que casi no hay obras y se colocan bancos, árboles y zonas para niños con las que se gana espacio para el peatón".

Otra de las medidas que incluye el plan es "ganar verde urbano", de manera que se coloquen en las calles de esos tres barrios elementos vegetales de igual modo que en épocas pasadas se hizo en el barrio de Almagro (Chamberí) o el de Salamanca. "La mayor parte del distrito de Chamberí está pensado solo para el tráfico", dice.

"No es únicamente una cuestión de reducir la velocidad. Limitarla es una consecuencia de las actuaciones para ganar vía pública, ganar verde urbano, mejorar los accesos a los colegios, los mercados, los centros de mayores... Sobre todo, lo que queremos es quitar ruido, tráfico de paso y emisiones de dióxido de nitrógeno. En definitiva, haber un barrio un poco más vivible", explica el concejal.

"Lo que queremos con esto no es evitar los viajes que partan o lleguen a Chamberí sino quitar el tráfico de paso, el que cruza la ciudad por el centro. Para atravesar la ciudad hay calles muy grandes, está la M-30 y eso se debe hacer por esas vías, que para eso se han hecho y por eso han costado tanto dinero", afirma el edil.

Al mismo tiempo que se implanta la 'Zona 30', la Junta de Distrito va a "reorganizar las zonas de aparcamiento" en Chamberí, de manera que las plazas se concentren en algunas calles donde se puedan dejar los coches 'en batería' y se eliminen de otras calles donde sea prioritario dar al peatón el espacio que ahora mismo ocupan los vehículos.

"En Chamberí hay un tráfico que llamamos de agitación, de gente que circula buscando aparcamiento. Lo que pensamos hacer permitirá que el saldo neto de plazas sea equivalente o incluso que se gane aparcamiento y facilitar que también el conductor cuando llega a aparcar sepa dónde tiene más posibilidad de encontrarlo sin estar todo el raro recorriendo el barrio", dice Jorge García Castaño.

Aunque el equipo de Gobierno aún no ha diseñado este proyecto al completo, la idea inicial es "despejar" de aparcamiento la zona cercana al centro cultural Galileo, el Mercado de Vallehermoso y el de Guzmán el Bueno donde hay varios colegios y equipamientos públicos, según ha explicado a Efe el edil.

Para Jorge García Castaño, el "debate clave" que afronta Madrid y el resto de ciudades de su entorno es precisamente es la transformación del modelo de movilidad y sobre el proyecto de Ahora Madrid comenta: "En tres años vamos a hacer lo que otras ciudades han hecho en quince. Vamos a acabar con este cierto pensamiento de que 'Spain is different' y que los cambios que se pueden dar en otras ciudades como las nórdicas o Berlín", afirma el concejal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha