eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Elizabeth Strout escribe una historia "de amor imperfecto entre madre e hija"

- PUBLICIDAD -
Elizabeth Strout escribe una historia "de amor imperfecto entre madre e hija"

Elizabeth Strout escribe una historia "de amor imperfecto entre madre e hija"

La escritora estadounidense Elizabeth Strout ha presentado hoy en Barcelona su más reciente novela "Me llamo Lucy Barton", una historia "de amor imperfecto entre madre e hija", según ha explicado a los periodistas.

La protagonista, Lucy Barton, yace solitaria en una habitación de un hospital, frente al emblemático edificio Chrysler de Nueva York, hasta que inesperadamente -y después de años sin verse- llega su madre para cuidar de ella.

"Era el sonido de la voz de mi madre lo que más deseaba; lo que dijera no importaba", recuerda Lucy, para quien la soledad ha sido "el primer sabor que había probado" en toda su vida.

Madre e hija han vivido una relación "antigua, peligrosa e intensa" y resultan enfrascadas en una conversación sin descanso de cinco días y cinco noches.

En este extenso y emotivo diálogo, que en castellano publica Duomo y en catalán Edicions 1984, resurgirán los recuerdos de un implacable e ineludible pasado de pobreza y soledad. Pero los silencios, descritos con delicadeza, hablan tan alto y claro como las palabras.

"Y cuando la madre cierra sus ojos, es la parte más fuerte de la conversación", ha destacado Elizabeth Strout.

Son esos silencios los que esconden la esencia de la madre, una mujer austera y dura, y los que -como ha explicado la autora- nos permitirán reconocer que "de alguna manera no conocemos a nuestras madres".

Aquella sensación de no saber lo que el otro piensa o siente, ha confesado Strout, le provoca una gran "frustración", que busca encarnar en Lucy, convertida luego en escritora para narrar su propia historia.

"Necesitamos de la ficción porque, si lees un libro de ficción auténtico, podrás entender qué se siente al ser otra persona", ha considerado la escritora en ese sentido.

"Un escritor real debe tener pureza en su alma", y por eso la autora busca que "todo lo que escuche, piense y viva" pueda pasar a través de ella y "aparecer de diferentes formas" en su obra.

Strout consigue en su relato "escenas vivas" que se van formando como rompecabezas después de tomar su propia "ansiedad" y "trasladarla al personaje".

No es una historia autobiográfica pero la autora quiso escribir "sobre qué se siente al escalar de una clase social a otra" y usar a madre e hija como excusa para hablar de clases sociales, eventos históricos y sobre la vida de un escritor.

"Vengo de un entorno social pobre y quería escribir sobre qué se siente al escalar de una clase social a otra. Yo no era pobre como lo fue Lucy; tampoco era rica, pero sí viví en un mundo de soledad", ha explicado Strout, nacida en Portland (Estados Unidos), en 1956.

La escritora, quien cree que sobre clases sociales "no se ha escrito lo suficiente en Estados Unidos", tiene claro el mensaje que quiere transmitir: "Cualquiera que sea tu pasado o tu estado de soledad, está bien. Lucy sobrevivió a su pasado, todos lo hemos hecho de alguna manera. Así es la vida."

Elizabeth Strout ganó el Premio Pulitzer (2009) y el Premi Llibreters (2010) por "Olive Kitteridge", recientemente adaptada por el cineasta Joel Coen como una miniserie de HBO y protagonizada por la actriz estadounidense Frances McDormand.

La escritora, quien vivió su infancia en un entorno rural y actualmente reside en Nueva York, es también la autora de "Los hermanos Burgess", "Abide with Me" y "Amy e Isabelle", obra con la que debutó en 1998 y que fue galardonada con el Art Seidenbaum Award de Los Angeles Times a la primera obra de ficción y el Heartland Prize del Chicago Tribune.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha