eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El Gobierno turco prohíbe vender cestas navideñas con productos alcohólicos

- PUBLICIDAD -
El Gobierno turco prohíbe vender cestas navideñas con productos alcohólicos

El Gobierno turco prohíbe vender cestas navideñas con productos alcohólicos

La tradicional botella de raki, un aguardiente local similar al anís, ya no podrá incluirse en las cestas de fin de año, según un decreto que entra en vigor hoy en Turquía y que veta los productos alcohólicos.

"Ningún producto alcohólico ni de tabaco puede incluirse en las cestas de fin de año que se ofrecen en los establecimientos de venta al por menor", establece el decreto, adoptado en octubre y publicado hoy en el Boletín Oficial del Estado.

En Turquía, no sólo las empresas suelen distribuir cestas con dulces y, muy a menudo, una botella del popular licor anisado entre sus empleados, sino que es también habitual que éstas se lleven a fiestas particulares o se regalen entre amigos y allegados.

Por ello, la venta de diversos modelos de cesta, a elegir con o sin botella de raki, es muy habitual durante el mes de diciembre en las cadenas de supermercados y las tiendas de Turquía.

El decreto puede afectar negativamente a los locales de venta, declaró al diario "Hürriyet" el presidente de la Asociación de comerciantes y artesanos, Bendevi Palandöken, mientras que el presidente de la Asociación de Consumidores, Aydin Agaoglu, habló de una "intromisión en el derecho a elegir" de los ciudadanos.

Un abogado consultado por el periódico indicó que incluso se podría recurrir el decreto, dado que las tiendas donde se encuentran estas cestas de fin de año disponen de una licencia específica para la venta de alcohol y tabaco, por lo que no tiene sentido que no puedan incluir estos productos en sus paquetes.

Aunque Turquía también produce y consume cerveza y vino, el raki, que se bebe mezclado con agua y acompañado de pequeños platos de comida, se considera la bebida nacional y es un elemento imprescindible en las reuniones tradicionales y fiestas familiares de una importante parte de la población.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha defendido en el pasado que la bebida nacional era el ayran (un tipo de yogur líquido), que, al no contener alcohol se ajusta más a sus ideas conservadoras musulmanas.

La oposición laica y numeros analistas han criticado al Gobierno islamista turco por adoptar medidas que condicionan el estilo de vida de la ciudadanía hacia postulados religiosos, en una república formalmente secular.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha