eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Jean-Yves Ferri y Didier Conrad, cada vez "más fuertes" en Astérix y Obélix

- PUBLICIDAD -
Jean-Yves Ferri y Didier Conrad, cada vez "más fuertes" en Astérix y Obélix

Jean-Yves Ferri y Didier Conrad, cada vez "más fuertes" en Astérix y Obélix

Como dos amigos que se reencuentran en ocasiones especiales, en esta ocasión con motivo de la promoción del álbum 36 de Astérix y Obélix, "El papiro del César", Jean-Yves Ferri y Didier Conrad bromean con la idea de que, pese a no poder quitarse la mochila que les colgó Uderzo, cada vez son "más fuertes".

Y lo son, según cuentan a Efe durante su visita a Madrid, porque, tras el éxito comercial de la primera entrega hecha de su puño y letra, "Astérix y los pictos", cuentan ya con la "confianza" de su editor en Francia, así como del propio Albert Uderzo y los herederos de René Goscinny, fallecido en 1977.

Pero no sólo se trata de tener el sí de los padres de las criaturas, sino también de ser conscientes de que cuentan con la aprobación de los lectores y de la crítica, aunque con un matiz: "La suerte también ayudó mucho, porque nadie quería que Astérix se acabase (...) y por eso el ambiente es tan positivo. La gente es más benévola", destaca Conrad.

Con este viento a favor, en esta nueva entrega (editorial Bruño), que contará con otra en 2017, Ferri y Conrad han seguido "las reglas del juego", es decir, "después de un viaje" los galos "siempre vuelven al pueblo" y, cuando están ahí, "los temas son más de actualidad y más difíciles".

Por eso, porque así tenía que ser, el núcleo central de "El papiro del César" mete de lleno a la aldea gala en una batalla para conseguir que el capítulo de la Guerra de las Galias, donde César narra la incapacidad de los romanos para conquistar este territorio, deje de estar censurado por el malvado editor Bonus Promoplús.

Una hazaña en la que entra en juego el personaje Doblepolémix, basado en Julian Assange, la figura del "negro literario" o incluso un nuevo personaje lleno de ironía, una ardilla "tuitera".

"Yo vivo en Texas -dice Conrad-, y en Estados Unidos la historia de Wikileaks y Julian Assange es muy fuerte, porque el país está de lleno metido en este tema. Así que era algo metido en mi cabeza. Al hablar con Jean-Yves, él decidió incorporar este tema, así que hemos hecho una simbiosis entre esa actualidad y Astérix".

De esta manera, han encontrado el "futuro" de Astérix y Obélix: "Tratar poco a poco temas de la actualidad, porque lo importante es encontrar un tema atemporal que pueda ser de hoy y de los galos y se puedan hacer bromas con él".

Aunque en el fondo saben que lo que están haciendo no es más que lo que ya hacían Uderzo y Goscinny, un continúo volver al "érase una vez" de esta tira cómica y agregarle "nuevos personajes" que puedan encajar con los antiguos, para que así "interactúen".

"Además, los lectores no entenderían que faltasen algún personaje clave", enfatiza Ferri, consciente de lo que habla, ya que en "Los pictos" el fiel amigo canino de Obélix, Idefix, no apareció.

"¡Fue un error! -exclama Ferri- Y lo hemos entendido en el segundo álbum; por eso, (Idefix) está muy presente y en una viñeta lo hemos hecho reaccionar ante árboles enormes" (en "Los pictos", no aparecía, porque, según los autores, iba a sufrir mucho ante la tala de árboles).

Con un modo de trabajo "totalmente diferente" al que llevaban Uderzo y Goscinny (uno escribía el guión y el otro lo dibujaba), los nuevos autores lo ponen "todo en común", y ambos lenguajes, palabra y dibujo, van a la par.

"Como no es nuestro universo personal, sino que hemos tomado las riendas del cómic, necesitamos uno del otro, como un espejo", explica Ferri, quien, junto a Conrad y bromeando, adelanta que, menos volver a meter a Obélix en la marmita, porque "no cabe", en las próximas entregas "todo es posible" en este universo.

Por Pilar Martín

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha