eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

De Nuevo México a California, retrato de la esencia española en suroeste de EE.UU.

- PUBLICIDAD -
El candidato a la Presidencia del Cabildo, Jaime Noda

De Nuevo México a California, retrato de la esencia española en suroeste de EE.UU.

Desde Nuevo México hasta California viajó la fotógrafa Janire Nájera en búsqueda de la memoria española pasada y presente de los aventureros del siglo XIX, que movidos por intereses comerciales dejaron su huella a lo largo del llamado "Viejo Camino Español".

"Quería experimentar lo que se siente al viajar por un territorio desconocido, intercambiando historias en vez de mercancías", explicó hoy a Efe la artista, de visita en Washington para mostrar las fotos que tomó en su viaje de más de 3.000 kilómetros a través de los desiertos y montañas del suroeste de Estados Unidos.

Mientras miraba el retrovisor de su caravana de 1984 llamada "Orwell" eligió el título de su exposición: "Caminado hacia delante, mirando hacia atrás", con el que refleja, la necesidad vital de avanzar sin olvidar las raíces que configuran la identidad de cada uno.

"Me motivó mucho el tema de la identidad. He nacido en Bilbao, he vivido en La Rioja, he estudiado en Madrid, ahora vivo en otro país. Los protagonistas de la exposición tienen raíces españolas, pero nunca han estado en España. Y se sentían orgullosos de ser españoles. Entonces, me pregunté ¿por qué el origen era tan importante?", relató.

Durante tres meses, Nájera y el artista visual Matt Wright siguieron las huellas del comerciante y explorador Antonio Armijo, que en 1829 abrió un ruta que por primera vez uniría los estados de Nuevo México y California -entonces parte de México- dando lugar a lo que más tarde se conocería como el Viejo Camino Español.

"Una de mis personas favoritas es Corina Gonzales. La conocí en Santa Fe. Es una mujer increíble. Trabaja en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, ha estado en Irak con las fuerzas armadas un par de veces", explica la fotógrafa, mientras muestra la imagen de una joven ataviada con vivos colores y nacida en Taos (Nuevo México).

Según cuenta la artista, Gonzales está muy orgullosa no solo de tener orígenes españoles, sino también de sus raíces jenízaras, un grupo étnico formado por los descendientes de los primeros españoles, mexicanos y estadounidenses que vivieron en la frontera entre México y EE.UU.

La muestra, abierta al público desde anoche, recoge en diferentes salas las historias de los descendientes de españoles que Nájera encontró en los barrios de Santa Fe, Nuevo México, las carreteras de los estados de Colorado, Arizona, Utah y Nevada, así como en las esquinas de Los Ángeles y California.

Cada fotografía está acompañada por una grabación, de forma que el visitante puede escuchar el acento y tono del retratado cuando explica sus experiencias, sus memorias, su percepción sobre la idea de ser descendiente de españoles y cómo esa circunstancia influye en su vida.

El único protagonista de la exposición que habla español es el sacerdote Teodomiro Fuentes Palomo, nacido en España y que tras vivir en Filipinas y California es "un ejemplo moderno de la forma de vida que llevaron muchos padres españoles que se aventuraron en las colonias antes que él", cuenta Nájera en el libro que acompaña a la exposición.

El volumen, de 155 páginas y escrito en inglés y español, combina los retratos y las entrevistas con contribuciones escritas por diferentes expertos sobre el legado del idioma español, la arquitectura, el arte, la religión y la intangible herencia encontrada en el Viejo Camino Español.

Con el diario del explorador Armijo en la mano, Nájera organizó la exposición como un viaje en el que la parada final es La Misión de San Gabriel (California), donde hace 200 años los exploradores reponían fuerzas e intercambiaban mantas y colchas por mulas y caballos.

"Al final del viaje cambió mi percepción de lo que era ser español", reconoce la fotógrafa, de 33 años y que se dejó sorprender por la pasión de las personas a las que "se les encienden las venas" hablando de sus raíces españolas, del mismo modo que se enorgullecen de sus raíces indígenas o de su conexión con la Tierra.

"No busco -incidió- glorificar o idealizar la presencia española de los Estados Unidos con este proyecto, sino documentar, destacar lo que encontré a través de mis viajes, proponiendo un discurso más anclado en el presente que en el pasado".

Beatriz Pascual Macías

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha