eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Treinta años de Premios Goya y los académicos siguen sin creer al público

- PUBLICIDAD -
Dos mujeres dirigen "La novia" y "Nadie quiere la noche", las más nominadas

Dos mujeres dirigen "La novia" y "Nadie quiere la noche", las más nominadas

La trigésima edición de los Premios Goya tampoco reconocerá las películas más vistas por los españoles. Es casi una vieja tradición de la Academia del Cine renegar de los "torrentes", de los "almodóvares" más populares o de los "apellidos vascos".

"La soledad", "Vivir es fácil con los ojos cerrados" o "Pa negre", son prueba de películas premiadas que no han triunfado en taquilla, aunque, como toda regla tiene su excepción, también tuvieron sus goyas "Lo imposible", "¡Ay, Carmela!" o el bombazo infantil "Tadeo Jones", de Enrique Gato, que este año ha sido el único en "colar" su también taquillera "Atrapa la bandera".

Aún así, ésta será una fiesta redonda, tanto por los treinta años que celebra como por la paridad no buscada que reflejan los candidatos a la mejor dirección: dos mujeres, una casi debutante Paula Ortiz y una veterana, Isabel Coixet, y dos hombres, uno que opta a su quinto Goya, Fernando León, y otro, Cesc Gay, que no tiene ninguno.

Como todos los años, la gala, que se celebrará en el hotel Marriott Auditorium de Madrid mañana sábado por la noche, será retransmitida en directo por Televisión Española, un elemento más para sumar adrenalina a su presentador, Dani Rovira, que repite misión tras el éxito del año pasado.

"Habrá alusiones al gobierno, pero esto es una gala de cine y el público ya nos ha dejado bastante patente que no le gustan las galas politizadas. Hubo años que había que hacerlo así, y se hizo, pero (...) a la gente lo que le gusta es que la política sea una pequeña arista de esa fiesta, nada más", ha comentado el actor revelación de 2015 en una entrevista con Efe.

Y asegura que será "muy especial" y que tendrá un número de entrada de los que "harán historia", sin contar más, claro.

Sólo se sabe que Mariano Ozores recogerá el premio de Honor por una vida de constancia y amor al "Cine de barrio", porque Ozores es el cine español: "El público es todo lo que soy y todo lo que fui, y a él debo todo lo que tengo", ha dicho el veterano director.

Con sorpresas anunciadas, como la presencia de Juliette Binoche y Penélope Cruz, ambas nominadas como protagonistas, o Tim Robbins, seleccionado por su papel secundario en "Un día perfecto", la expectación recae, sin embargo, en el premio Nobel Mario Vargas Llosa, que entregará el Goya al guion original, y su actual pareja, la todavía reina de la prensa rosa a sus 64 años, Isabel Preysler.

Todo ello, con permiso del "favorito", el argentino Ricardo Darín, y del más internacional de los actores españoles, Javier Bardem, que este año tendrá que compartir foco con dos de los guapos oficiales nominados por "La novia", Álex García y Asier Exteandía.

Serán unos Goya sin el director Pedro Almodóvar, que estrenará "Julieta" al año que viene, aunque estará presente a través de su productora, El deseo, responsable de "El clan", del argentino Pablo Trapero, que compite como mejor película iberoamericana.

También está confirmada la presencia del ministro en funciones de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo; y los líderes de los partidos políticos que en estos momentos negocian la gobernabilidad de España, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Alberto Garzón.

Unos Goya que podrían reconocer por primera vez a cineastas y artistas que sueñan con poder adjuntar este aval como garantía de calidad, en sus próximos trabajos, cada vez más difíciles de sacar adelante.

Es el caso de una trabajadora nata, la actriz Leticia Dolera, que se estrena como directora con "Requisitos para ser una persona normal", o Daniel Guzmán, que ya tiene un Goya como cortometrajista, y su personalísima "A cambio de nada", que luchará como mejor largometraje del año, mientras su protagonista, la abuela de Daniel, con 93 años, lo hará como actriz "revelación".

También es la primera vez que una joven de Zaragoza con sólo un largometraje previo en su haber, "De tu ventana a la mía" (2011), arrasa en las nominaciones con una película que versiona nada menos que "Bodas de sangre", de Federico García Lorca, mientras que para Coixet ésta sería la ocasión de alzarse con su sexto "cabezón".

Pero "La novia", que también fue la preferida de los informadores de cine, que le concedieron cinco de los principales premios Feroz hace tan solo unas semanas, solo fue vista por 74.500 espectadores.

Algo parecido le ocurre a "Nadie quiere la noche", que a pesar de tener nueve nominaciones -mejor director para Isabel Coixet y mejor película incluidas-, logró 364.000 espectadores; "Un día perfecto", 328.800, y "Truman", la campeona, consiguió casi medio millón. En total 1,2 millones, frente a los 5,6 de "Ocho apellidos catalanes", según datos del ICAA.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha