eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

La exposición de Bernini, sin dos obras de Patrimonio Nacional

- PUBLICIDAD -
El Prado muestra por primera a Bernini y profundiza en su relación con España

El Prado muestra por primera a Bernini y profundiza en su relación con España

El bronce "Cristo Crucificado" (1654) y el modelo también en bronce de la "Fontana dei Quattro Fiumi" (1951-65) no han podido formar parte de la exposición que el Museo del Prado dedica a Gian Lorenzo Bernini (Nápoles,1598-Roma,1680), ante la negativa de Patrimonio Nacional a prestarlas.

Aunque incluidas en el catálogo de la muestra "Bernini. Roma y la Monarquía Hispánica", el comisario de la exposición, Delfín Rodríguez, no ha podido finalmente contar con ellas ya que Patrimonio Nacional, propietario de ambas piezas, decidió no cederlas tras la polémica surgida tras la reclamación al Prado de cuatro pinturas.

La pretensión de Patrimonio Nacional era llevarse al Museo de las Colecciones Reales, cuya apertura está prevista en Madrid para 2016, "El jardín de las delicias" y "La mesa de los siete pecados capitales", del Bosco, así como "El descendimiento de la cruz", de Van der Weyden, y "El lavatorio", de Tintoretto.

Ante la imposibilidad de contar con las dos obras de Bernini, los responsables del Prado desean, al menos, que estas puedan ser contempladas por el público ya que el "Cristo Crucificado" se encuentra en El Escorial, en una capilla a la que no puede acceder todo el público, mientras que el modelo para la fuente de la Piazza Navona está en los almacenes del Palacio Real.

El director adjunto del Conservación e Investigación del Prado, Gabriel Finaldi, reconoció: "nos entristece que no hayan querido colaborar con nosotros" y agregó que "no han dado razones" para ello, aunque mostró su confianza en que "pronto volvamos a colaborar de la manera fluida y normal como debe ser entre nuestras instituciones".

También lamentó esta situación el comisario de la exposición de Bernini "en la que hemos recibido la generosidad absoluta de todos a los que hemos pedido obras, del Vaticano, el Hermitage, la Reina de Inglaterra, la National Gallery de Edimburgo, la Academia de Bellas Artes de San Fernando o la Biblioteca Nacional, así como coleccionistas privados de todo el mundo".

Frente a esto, "sorprendentemente en casa, Patrimonio Nacional ha decidido que no prestaba algunas obras. Los motivos hay que preguntárselos a ellos".

En su opinión se trata de una "pelea absurda, ridícula, que nadie entiende", de un "problema institucional en principio" que a él le ha pillado en medio y "que ha afectado directamente a la exposición. Es un problema arbitrario por completo, cuando se trata de dos instituciones condenadas a entenderse" porque son las que gestionan las Colecciones Reales.

"Cuando llegaban los correos del Vaticano, del Hermitage, de Londres, de Windsor con las obras que cedían y se les comentaba esta situación no podían entender como el propio Estado español en sus Colecciones Reales vinculadas a la Corona no participaba en un proyecto que tiene tanto que ver con la historia de la monarquía y en esa relación de Bernini con la monarquía hispánica", recordó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha