eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Más de 300 fotografías ilustran en CaixaForum la creación de Philippe Halsman

- PUBLICIDAD -
Más de 300 fotografías ilustran en CaixaForum la creación de Philippe Halsman

Más de 300 fotografías ilustran en CaixaForum la creación de Philippe Halsman

Una amplia retrospectiva muestra desde hoy en CaixaFórum unas 300 obras del fotógrafo norteamericano Philippe Halsman, en las que están representadas todas sus facetas, desde sus retratos a sus portadas de la revista Life, o su conocida serie "Jumpology", donde icónicos personajes saltan ante la cámara.

Producida por el Musée de l'Elysée de Lausana en colaboración con el Philippe Halsman Archive de Nueva York y organizada por la Fundación la Caixa, la primera antológica en España dedicada a Halsman, que se exhibirá hasta el 6 de noviembre, descubre a "un gran narrador de historias en imágenes", ha subrayado Sam Stourdzé, comisario junto con Anne Lacoste.

El itinerario expositivo abarca desde sus inicios en el Quartier Latin de París hasta su etapa neoyorquina, e incluye muchas obras que no se habían expuesto nunca, como hojas de contacto, impresiones, pruebas preparatorias, fotomontajes originales y maquetas.

Irene Halsman, hija del fotógrafo, ha explicado hoy en la presentación que, "aunque todos dicen que sus mejores obras son los retratos, lo más destacado de esta exposición es que aquí se puede ver el proceso creativo completo y el resultado es una exposición llena de humor, que deja una buena sensación".

Arranca la exposición con su obra parisina, en la que, además de una serie de estudios de expresiones faciales, destacan sus retratos de personajes como Malraux, Chagall André Gide o Le Corbusier.

La siguiente parte de la muestra, con Halsman ya en EEUU, continúa con algunos de sus retratos más icónicos, como Sammy Davis Jr., Winston Churchill -sentado de espaldas en un jardín-, Albert Einstein, Audrey Hepburn, Clint Eastwood, Bobby Fischer, Cassius Clay, y especialmente Marilyn Monroe, a la que retrató entre 1949 y 1959, con imágenes como el famoso retrato de la actriz al estilo Mao.

A continuación, se pueden contemplar algunas de sus numerosas portadas para la revista Life, que incluyen retratos, entre otros, de Bogart, Woody Allen, Audrey Hepburn, Lauren Bacall, los Duques de Windsor, Churchill o Grace Kelly.

La exposición, que recoge en su título el "Sorpréndeme" que le dedicó Serguéi Diáguilev a Jean Cocteau cuando le pidió colaborar con él, dedica una especial atención a las puestas en escena que montaba Halsman, un vehículo para dar rienda suelta a su imaginación y para competir con la naciente televisión, que amenazaba directamente a la fotografía y a la prensa.

Dentro de este ámbito, Halsman podía dar salida a su vena humorística, como demuestran sus series fotográficas con artistas (Paulette Goddard, Hitchcock, Ingrid Bergman, Tippi Hedren, Truffaut).

Dos proyectos fueron especialmente innovadores e influyeron en la fotografía contemporánea: en 1949, junto al actor francés Fernandel, creó un nuevo tipo de producto editorial, el 'picture book', y en los 50 inventó la 'Jumpology'.

La exposición da protagonismo especial a su serie 'Jumpology', en la que personajes conocidos aparecían en el acto de saltar, que, en su opinión, desinhibía a los modelos, quienes, concentrados en el salto, "abandonaban su máscara".

A lo largo de diez años pasaron por este retrato psicológico políticos, magnates de la industria, científicos, actores, cantantes o bailarines, como Dean Martin y Jerry Lewis, Anthony Perkins, los Duques de Windsor, Richard Nixon, Brigitte Bardot, Peter Ustinov, Salvador Dalí, Ava Gardner, Gina Lollobrigida o Deborah Kerr.

Halsman, recuerda la comisaria, se acercó a figuras icónicas de la cultura, como el cineasta Alfred Hitchcock, que aparece con un pájaro posado sobre el puro que está fumando, de quien "subraya su carácter impasible y lo presenta como un mago de la ficción".

Más allá fue su relación con el pintor Salvador Dalí, una relación que duró casi cuarenta años y que nació de "una empatía intelectual que se fundamentaba en numerosos puntos en común: la infancia y educación en la Europa de principios de siglo, la atracción por París, la sed lectora, el interés por el psicoanálisis, la huida de la guerra en 1940 y la partida a EEUU, el malabarismo multilingüe y el sentido del humor".

La culminación de esa colaboración, representada por obras como la impresión preparatoria para el retrato de Dalí/Picasso, enmarcado en el interés de ambos por la cultura de masas, se produjo en 1953 con la serie "Dalí's Mustache", que incluye diversos retratos de Dalí que convierten su bigote en el símbolo de una colonia Chanel o lo transfiguran en una Monalisa con mostacho y dinero en su manos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha