eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Los libros infantiles celebran su Día con una "salud inmejorable"

- PUBLICIDAD -
Los libros infantiles celebran su Día con una "salud inmejorable"

Los libros infantiles celebran su Día con una "salud inmejorable"

Los libros infantiles y juveniles, que hoy celebran su Día Internacional, gozan de "una salud inmejorable" y es un género en el que cada vez se invierte más ante "la evidencia" de que leer es "la herramienta básica" hacia todos los demás conocimientos, el antídoto contra el fracaso escolar.

La fundadora de la Organización Internacional para el Libro Juvenil (IBBY), Jella Lepman (1891-1970), propuso en 1966 celebrar el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil en coincidencia con el cumpleaños del escritor danés Hans Christian Andersen, autor de clásicos como "La sirenita" (1837) o "El patito feo" (1843).

En esta ocasión el manifiesto por la celebración le ha correspondido al poeta Sergey Makhotin, que recuerda en un texto titulado "Crezcamos con los libros" que la lectura "no es solo un trabajo duro que desarrolla los sentimientos y la personalidad, sino, antes que nada, un gran placer".

La literatura infantil y juvenil española es un subsector "potente" que no ha dejado de crecer en los últimos años: en 2015, la facturación global alcanzó 258 millones de euros y hubo un incremento de los lectores que leen diariamente o semanalmente del 75,5 por ciento en el 2010 al 77,2 por ciento, según la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE).

La importancia de la lectura es "evidente" no solo porque es la llave hacia todos los demás conocimientos sino que es clave para evitar el fracaso escolar, asegura en declaraciones a EFE Mario Gutiérrez, presidente del sector de Educación de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

"En la etapa infantil se leen más cuentos y en la primaria se hacen lecturas comprensivas que hacen que las lagunas que puedan surgir más adelante se eviten y uno de los métodos que se pone en práctica es leer uno o dos libros trimestrales aparte de la lectura en clase que es casi a diario", añade.

Bibliotecas, editoriales y librerías conmemoran este aniversario organizando exposiciones, encuentros con escritores e ilustradores, presentaciones de libros y clubes de lectura.

El librero Jorge Moreno comenta a EFE que el libro infantil, gracias a la apuesta de las editoriales y de quienes se dedican al género, tiene una "posición privilegiada" en número de lectores y esto es gracias a "la colaboración de los profesores que motivan la lectura".

"La venta de libros infantiles en papel es muy alta debido, sobre todo, a los formatos en tapas troqueladas, muy atractivos a los ojos del menor y a la temprana edad de los lectores que no se descargan los contenidos en aplicaciones digitales", por ello, este sector goza, afirma, de "una salud inmejorable".

Entre las propuestas de más éxito en la actualidad destaca "Tras la sombra del brujo", XXV Premio Edebé de Literatura Infantil y Juvenil, una novela de acción de Francisco Díaz Valladares (1950) en la que el lector puede vislumbrar la naturaleza africana y ver cómo el interés del ser humano por explotarla trae problemas para estos parajes.

Otra apuesta, también premiada por Edebé, es "La inmortal", del escritor y columnista Ricard Ruiz Garzón (1973), que narra como Judit se convierte en una estratega del ajedrez.

La escritora Cuca Canals (1962) acaba de presentar una colección dedicada a Edgar Allan Poe explica a EFE que usa los casos del "inventor" del género detectivesco de forma que los niños puedan ver "que aunque antes no existiese el ipad uno también se podía informar".

Una de las autoras de novelas de literatura fantástica más exitosas, Cornelia Funke, retoma a los protagonistas de su primer bestseller internacional "El jinete del dragón" en "La pluma del grifo", una trepidante novela que atrapa al lector y que además conciencia sobre la importancia de proteger el planeta.

Ignacio tiene ocho años y asegura que lee una hora todos los días su libro preferido, una afición que comparte con el 84,6 por ciento de los niños de diez a trece años que afirman leer en su tiempo libre, según el último barómetro de hábitos de lectura de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE).

"Es lo que más me gusta. Me traslada a otros mundos de fantasía y de nuevas aventuras", confiesa a EFE Ignacio. Buen estudiante y amante de los animales, asegura que muchas veces en el recreo del colegio aprovecha para leer y que su libro preferido es "El reino de la fantasía" de Geronimo Stilton.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha