eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Alemania, en minoría, frena un acuerdo sobre la autoridad de la liquidación bancaria

- PUBLICIDAD -
Alemania, en minoría, frena un acuerdo sobre la autoridad de la liquidación bancaria

Alemania, en minoría, frena un acuerdo sobre la autoridad de la liquidación bancaria

Los países de la Unión Europea (UE) renunciaron hoy a cerrar un acuerdo general para la creación de un mecanismo de resolución de bancos en dificultades ante la minoritaria pero firme oposición de Alemania a la propuesta sobre la mesa, frente a una mayoría que la apoya.

"Existe un amplio acuerdo sobre la necesidad de cumplir con los plazos (...), un acuerdo en cinco semanas sólo es posible si todos los Estados miembros adoptan soluciones de compromiso. Los países no conseguirán todo lo que quieren en un mundo ideal", dijo el comisario europeo de Mercado Interior, Michael Barnier, al término del consejo de ministros de Economía celebrado hoy en Bruselas.

"Tenemos que explorar más soluciones posibles", dijo Rimantas Sadzius, el ministro de Finanzas de Lituania, que este semestre ostenta la presidencia rotatoria de la UE, y aseguró que "hay margen para (lograr) un compromiso en todos los elementos del mecanismo".

Los Veintiocho renunciaron a proseguir las discusiones en una reunión maratoniana como inicialmente preveían, ya que hubiera sido "un sinsentido sentarse (a negociar) durante la noche, porque no se habría logrado un acuerdo", dijo el ministro lituano.

Sadzius señaló que ahora se seguirá trabajando a nivel técnico para lograr un acuerdo "que sea aceptable para todos" en diciembre, con el objetivo de sellar un consenso antes de finales de año, la fecha límite.

Los Veintiocho van a "explorar otros elementos, guiados por unos principios" como que el futuro mecanismo de resolución cubra todos los bancos de la zona del euro, que el sistema de liquidación europeo sea "robusto y ágil" y que la toma de decisiones dentro del mismo sea "efectiva".

Pese a que existe un amplio consenso en torno a la propuesta de la CE, nadie contaba con que los Veintiocho lograran este viernes el consenso sobre esta cuestión, ante el rechazo de Berlín a ceder al Ejecutivo comunitario la última palabra a la hora de decidir si un banco en dificultades debe ser o no liquidado.

"Sigue habiendo problemas, pero la impresión general hoy ha sido que están en el camino de encontrar una solución aceptable para todos, pero decir que ya no hay problemas fundamentales sería demasiado simple", afirmó el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble.

Sadzius indicó que, en efecto, se explorarán fórmulas sobre el sistema de votación dentro del consejo de dirección del futuro mecanismo de resolución y la "posibilidad de implicar al Consejo para ver si es posible" que tenga un papel en este proceso, como defiende Alemania.

La posición germana cuenta con el respaldo de otros países del norte de Europa, explicaron a Efe fuentes diplomáticas, frente a la "gran mayoría" de países que ven con buenos ojos la creación de un sistema de resolución europeo "centralizado y robusto".

El ministro francés de Finanzas, Pierre Moscovici, firme defensor de otorgar a la Comisión Europea la responsabilidad de pulsar el "botón rojo", afirmó que seguirá trabajando para que el mecanismo de resolución se asiente sobre unas "bases ambiciosas y solidas, lo que queremos es una Unión Bancaria que sea global".

Las ideas propuestas por la presidencia lituana "parecen una propuesta razonable y consideramos que es un avance respecto a la situación de división" anterior, afirmó por su parte el ministro español de Economía, Luis de Guindos.

"La posición española siempre ha sido muy clara, queremos un acuerdo sobre el mecanismo y el fondo único de resolución", dijo De Guindos, quien recalcó el interés del país por lograr un consenso antes de diciembre.

Pese a este amplio consenso, fuentes diplomáticas francesas explicaron que no es posible sellar un acuerdo sin aunar a todas las grandes potencias europeas, es decir, sin contar con Alemania.

"Aún hay trabajo que hacer", reconoció el ministro lituano durante la sesión pública de la reunión.

Los puntos abiertos son cuestiones tan fundamentales como el sistema de votación dentro del consejo de dirección del futuro mecanismo de resolución, la base legal sobre la que se asentará o qué cantidad de bancos quedarán bajo su mandato, punto en el que de nuevo Alemania opta por mantener a parte de las entidades al margen del alcance del mecanismo único de resolución.

Sobre el fondo de resolución único, otra de las cuestiones más delicadas del sistema de resolución europeo, Berlín se ha mostrado más abierto a aceptar finalmente la creación de este tipo de cortafuegos, apuntaron fuentes comunitarias.

Sadzius señaló que aún debe encontrarse "la mejor solución" para la estructura del fondo y su constitución con aportaciones del sector bancario durante un periodo transitorio que, según la propuesta original de la CE, debería culminar en 2025 con unas reservas de 55.000 millones de euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha