eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El BCE dejará de mandar a los periodistas los discursos embargados

- PUBLICIDAD -
El BCE dejará de mandar a los periodistas los discursos embargados

El BCE dejará de mandar a los periodistas los discursos embargados

El Banco Central Europeo (BCE) dejará de enviar a los periodistas los discursos de los miembros de su comité ejecutivo embargados, para una publicación posterior, como hacía hasta ahora, para evitar que haya medios o inversores que tengan información privilegiada.

El BCE ha tomado esta decisión tras la fuerte e inesperada reacción de los mercados después de que el miembro francés del comité ejecutivo de la institución, Benoît Coeuré, dijera en Londres que la entidad adelanta en mayo y junio las compras de deuda del verano.

Ahora el BCE publicará en su página web los discursos de los miembros del comité ejecutivo una vez que comiencen a pronunciarlos, dijo a EFE una portavoz de la entidad monetaria.

El BCE no ha tomado esta decisión como consecuencia de la reacción de los mercados a las declaraciones de Coeuré y discutía desde hace tiempo esta opción para dar mayor audiencia a todos los medios y no preferencia a algunos, especialmente las agencias de comunicación, añadió la fuente.

Coeuré hizo estas declaraciones en un discurso el lunes en un hotel de Londres durante una cena ante un centenar de inversores de bancos de inversión y fondos de inversión libre "hedge funds".

El BCE trasmitió a la prensa el discurso de Coeuré al día siguiente, el martes, con un embargo hasta las 09.00 horas de Europa continental, cuando abren los mercados.

Coeuré anunció que el Eurosistema adelanta moderadamente su actividad de compra en mayo y junio para hacer frente a la caída de la liquidez en verano.

El BCE y los bancos centrales nacionales comprarán menos deuda en los meses de vacaciones, desde mediados de julio y hasta agosto, periodo caracterizado por una liquidez más baja en el mercado.

De este modo el BCE prevé mantener su objetivo de comprar deuda pública y privada por valor de 60.000 millones de euros mensuales hasta finales de septiembre de 2016.

El euro cayó con fuerza dos centavos de dólar, las rentabilidades de la deuda soberana bajaron y las bolsas europeas subieron.

Muchos inversores reaccionaron con enfado a la política de información.

"Los banqueros centrales no deberían presentar informaciones relevantes para el mercado a un público seleccionado a puerta cerrada", según un gestor de un fondo de inversión libre citado por el diario económico alemán "Handelsblatt".

"Esto es poco táctico y no lo esperábamos de un banco central que por lo demás actúa de forma profesional", dijo el gestor del "hedge fund".

El propio BCE se sorprendió por la fuerte reacción del mercado y también de los medios de comunicación.

"El BCE no prevé ampliar las compras de deuda pública", dijo el experto en divisas de Commerzbank Lutz Karpowitz.

"Los responsables del BCE deberían tomar nota de que la comunicación con los mercados financieros se ha vuelto más difícil de lo que se han imaginado hasta ahora", añadió Karpowitz.

El BCE ha adquirido hasta el 15 de mayo deuda pública por valor de 122.405 millones de euros.

"Ha sido una desagradable avería en la comunicación", opinó el economista jefe del banco Dekabank, Ulrich Kater.

Algo que es humano pero que al BCE no debería ocurrirle una segunda vez, según Kater.

Los movimientos que las declaraciones de Coeuré desencadenaron en los mercados muestran lo terriblemente nerviosos que están los inversores en busca de una orientación, según el economista jefe del gestor de patrimonios Assenagon, Martin Hüfner.

Esta orientación es difícil en un momento en que el mercado de deuda es menos líquido por las normativas de supervisión más severas para los bancos, añade Hüfner al "Handelsblatt".

El diario alemán "Die Welt" dijo que con esas informaciones exclusivas algunos "pudieron hacer el negocio de su vida".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha