eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Bernanke acaparará mañana la atención de los mercados y los analistas

- PUBLICIDAD -
Bernanke acaparará mañana la atención de los mercados y los analistas

Bernanke acaparará mañana la atención de los mercados y los analistas

El discurso del presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Ben Bernanke, en la reunión de banqueros centrales en Jackson Hole (Wyoming) acaparará mañana la atención de mercados y analistas aunque es poco probable que ofrezca indicios sobre una nueva ronda de estímulo, según los expertos.

La mayoría de los analistas pronostican que no se repetirá lo ocurrido en la conferencia de 2010, en la que la Fed abrió la puerta a una segunda ronda de estímulo económico, y Bernanke se limitará a dar su opinión sobre los últimos datos económicos en el país.

Asimismo, el título de la conferencia de mañana, "La política monetaria desde la crisis", parece indicar que el titular de la Fed hará hincapié en las lecciones aprendidas desde el estallido de la crisis financiera a finales de 2008.

Aun así, está claro que el presidente de la Fed se encuentra en una situación delicada en la que economía y política se entrelazan dada la cercanía de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de noviembre, y en la que, además, cuenta con mucha menos munición monetaria que en 2010.

Por un lado, los indicadores macroeconómicos de Estados Unidos ofrecen señales contrapuestas, y pese a una recuperación sostenida aún hay notables debilidades, sobre todo en el mercado laboral.

La tasa de desempleo quedó en julio en el 8,3%, y lleva ya 42 meses por encima del 8%; mientras que el crecimiento económico no acaba de repuntar, con una tasa anualizada del 1,7% en el segundo trimestre de 2012.

Por otro lado, los republicanos acusan a las expansivas políticas monetarias de la Fed, que ha anunciado que mantendrá los tipos de interés de referencia a niveles excepcionalmente bajos de entre el 0 % y el 0,25 % hasta finales de 2014, de ser el caldo de cultivo de presiones inflacionarias.

Dada la oposición republicana, cualquier ayuda en este sentido es interpretada en clave política como un respaldo implícito a la Administración del presidente Barack Obama.

De hecho, el propio candidato republicano a la presidencia, Mitt Romney, ha anunciado su intención de reemplazar a Bernanke si llega a la Casa Blanca y ha calificado sus medidas de estímulo de "erróneas".

En junio, la Fed ya anunció que prorrogaría hasta fin de año su "Operación Twist" de canje de bonos a corto plazo por otros a largo, por valor de 267.000 millones de dólares y que en principio concluía en junio, ante la desaceleración observada.

No obstante, las actas de la última reunión del Comité de Mercado Abierto de la Fed de finales de julio reflejan la predisposición del organismo a la puesta en marcha de nuevas medidas de apoyo.

"Muchos miembros juzgaron que probablemente pronto estarán justificadas las medidas monetarias adicionales a menos que la información señale un fortalecimiento sustancial en el ritmo de la recuperación económica", señalan las actas divulgadas el pasado 22 de agosto.

Entre ellas se discutió una tercera ronda de adquisición de activos para contribuir a que se mantengan bajas las tasas de interés de largo plazo.

En un reciente informe, el economista jefe del grupo financiero Nomura en Estados Unidos, Lewis Alexander, indicó que "los mercados tras la publicación de las actas están muy concentrados en la cuestión del cuándo, y no creo que (Bernanke) vaya a dar mucha claridad en ese sentido".

Por otro lado, Bernanke y otros miembros de la Fed han venido alertando de los "riesgos" de una utilización "demasiado agresiva" de la política monetaria y han advertido de que no es la "panacea".

El presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart, reveló hoy en una entrevista a CNBC desde Jackson Hole la propia incertidumbre en el seno del banco central estadounidense.

"No estoy demasiado preocupado sobre los efectos a largo plazo de más estímulo, pero al mismo tiempo veo los limitados beneficios de mayor acción", aseveró.

Pero si las condiciones se deterioran, agregó, "no habría muchas dudas acerca de la cuestión".

La próxima reunión de la Fed, prevista para los próximos 12 y 13 de septiembre y en la que se conocerá el dato del paro de agosto, será el siguiente episodio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha