eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE promociona su plan de inversión en una gira por la UE y otros países

- PUBLICIDAD -

La Comisión Europea (CE) se ha propuesto recabar el mayor apoyo posible a su plan para movilizar 315.000 millones de euros en inversiones y con ese objetivo ha planificado una gira, que incluirá visitas a los países de la Unión Europea (UE), y a otros de Asia o América.

El encargado de explicar los detalles de un proyecto de naturaleza compleja, que suscita a primera vista más de un interrogante, será el vicepresidente europeo para Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, Jyrki Katainen.

El "tour", cuya agenda oficial definitiva se terminará de cerrar la próxima semana, según dijeron a Efe fuentes comunitarias, ha comenzado de hecho ya este viernes en Estocolmo, donde Katainen debatió con el ministro sueco de Empresas, Mikael Damberg, los detalles de la iniciativa.

El Ejecutivo comunitario tiene intención de comenzar a "vender" su plan, presentado esta semana, en los Estados miembros, donde se concertarán reuniones con políticos, representantes del mundo económico y financiero y otros interesados, según las fuentes.

Paralelamente, se recibirá en Bruselas a miembros gubernamentales y responsables del mundo empresarial de los Veintiocho, para discutir sobre el proyecto.

A continuación, la Comisión pretende presentar el plan en terceros países, incluidos -según distintos medios- Estados Unidos, Singapur, China, Catar o Abu Dabi, para convencer a inversores internacionales de que el plan es un buen negocio.

El esperado plan Juncker para los próximos tres años contará con 21.000 millones de euros de dinero público como palanca para movilizar una suma quince veces mayor, es decir, 315.000 millones.

Ello se hará a través de un "Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas" que estará operativo a mediados de 2015 y será gestionado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Con el plan, la CE pretende añadir entre 330.000 millones y 410.000 millones de euros al producto interior bruto (PIB de la Unión y crear ente 1 millón y 1,3 millones de empleos.

El objetivo es financiar proyectos en áreas clave, como las infraestructuras de transporte, de banda ancha y de energía, la innovación e investigación, las renovables y la eficiencia energética o la educación.

En su presentación en el Parlamento Europeo esta semana, el plan recibió el apoyo de los populares, socialdemócratas y liberales, mientras que los Verdes, la Izquierda Unitaria (GUE/NGL), la mayor parte de los No Inscritos y los euroescépticos se expresaron en contra.

Por su parte, el tercer grupo en número de escaños, los conservadores y reformistas (ECR) se mostró dividido al respecto.

La idea suscita algunas cuestiones, empezando por la capacidad de que la iniciativa produzca el efecto multiplicador deseado: es decir, que por cada euro público se atraigan 15 euros de inversiones.

Algunos analistas creen además que la fórmula elegida puede no ser la más adecuada.

"Asumir que el papel de la CE es impulsar la inversión a través del dinero del contribuyente es ya cuestionable en una economía de mercado. ¿Por qué debería el contribuyente pagar o garantizar inversiones que los propios inversores creen que son demasiado arriesgadas para asumir de otra manera?", dijo a Efe Pieter Cleppe, del laboratorio de ideas Open Europe.

El mismo analista denunció que el esquema elegido opera sobre la base del efecto multiplicador (de la inversión), "precisamente la mecánica que llevó a la crisis financiera de 2008" y que el plan crea la impresión de estar "muy centrado en los proyectos de infraestructuras".

"España cargó mucho en proyectos de infraestructura durante los años del 'boom' económico y pagó un alto precio por ello. ¿Necesita más de lo mismo?, se preguntó el analista.

En su lugar, según Cleppe, la CE "debería adoptar una iniciativa de peso para liberalizar los servicios transfronterizos y forzar a los países a permitir en su territorio la presencia de proveedores de servicios de otros Estados miembros. Esto no le costaría nada a Bruselas pero sería un impulso para las economías europeas que están sufriendo de proteccionismo", añadió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha