eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El FMI pide que no se suban más de un 0,25% las pensiones y que el ajuste se reparta entre generaciones

Los hombres de negro dan su opinión sobre la economía española, a la que ven con un crecimiento sólido de al menos un 3,1% y "más equilibrado" gracias a las exportaciones

La oveja negra de la sostenibilidad financiera para el FMI es la sostenibilidad de las pensiones por lo que piden aplicar con más intensidad las reformas para recortar las prestaciones

Se felicita por la interveción de Banco Popular pero dice que hay margen para más fusiones que mejoren la rentabilidad del sector

40 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El FMI pide mayor cooperación internacional y destaca incertidumbre en EEUU

El FMI dice que España crece pero que hay sombras. EFE

Los hombres de negro (capitaneados ahora por una mujer) vuelven a España pero lo hacen dentro del calentario anual rutinario para evaluar el avance de la economía al que se someten todos sus países miembros. En el conocido como Artículo IV, el fondo valora la recuperación económica española, que sitúa en al menos un 3,1% para este año. Pero también incide en los puntos negros que ensombrecen la mejora. El más destacado, la sostenibilidad del sistema de pensiones, con una petición especial de los hombres de negro para dejar que se contenga la evolución de las prestaciones.

"España adoptó un paquete integral de reformas de las pensiones en 2011 y 2013 para afrontar la presión del gasto en pensiones derivada del envejecimiento de la población. Las reformas aseguran la estabilidad financiera del sistema de pensiones, así como la revalorización nominal anual de las pensiones para todos los jubilados", recuerda el FMI. "Como resultado, dentro de treinta años la pensión media de un jubilado español en relación al salario medio de la economía (la tasa de sustitución) seguiría estando sobradamente por encima de la media prevista en la UE. Resulta esencial que las reformas se apliquen en su totalidad y tendrían que evitarse los ajustes puntuales, como por ejemplo en el índice de revalorización de las pensiones".

Este índice garantiza por ley que las pensiones se revalorizarán un 0,25% cada año, independientemente del resultado del factor de sostenibilidad, que es el que vincula la evolución de las prestaciones económicas a la salud de los ingresos de la Seguridad Social. Hace unos días, la Autoridad que vigila las cuentas públicas del Estado (la Airef) aseguraba que el factor de sostenibilidad daba como resultado que las pensiones deberían recortarse un 3%.

Si, incluso, aplicando este suelo del 0,25%, las pensiones perderán hasta 2022 alrededor de un 7% de poder adquisitivo, si se dejara fluir sin límites a la ecuación, se verían recortes nominales de las prestaciones año tras año. El PSOE ha pedido que se recupere la vinculación de la evolución de las pensiones a la inflación, al igual que otros partidos de la oposición como Podemos. De ahí la llamada a que no se toquen por parte del FMI.

La jefa de la Misión para España, Andrea Schaechter, defendió que si en el Pacto de Toledo se decide que las pensiones suban más de ese 0,25%, entonces se deberían tomar otras decisiones que compensen esta subida.

El FMI considera que "la carga del ajuste debería repartirse entre las generaciones y dentro de las mismas" dejando claro que no solo las generaciones futuras deben sufrir los recortes de las prestaciones y que ya deben apechugar con esa situación las presentes. Además, cree que la mejor forma de regular este reparto sería "a través de un paquete de medidas que incentiven una vida laboral más larga y fomenten el ahorro complementario", esto es, los planes privados de pensiones.

Otras sombras

Además de la sostenibilidad de las pensiones, el Fondo cree que "todavía quedan algunos retos que es necesario afrontar plenamente para contrarrestar la ralentización del crecimiento que se espera a medio plazo, y para lograr mayor resistencia". "La deuda pública y el desempleo estructural permanecen elevados, el envejecimiento de la población genera presiones fiscales, y la productividad va por detrás de la de los países homólogos de la UE", dice el Fondo. Para enmendar los problemas de deuda pública, el Fondo vuelve a liberar su clásica receta de subida del IVA y de los impuestos medioambientales. También mejorar la eficiencia del gasto farmacéutico que quiere ligar a la financiación autonómica.

En cuanto al desempleo, el FMI recuerda que "las tasas de desempleo juvenil y de larga duración siguen situándose entre las más altas de Europa, los nuevos contratos temporales han seguido superando en número a los nuevos contratos indefinidos y el empleo a tiempo parcial con carácter involuntario se mantiene en cotas elevadas". El fondo pide una vez más que se corrija la dualidad del mercado de trabajo y los contratos temporales.

En cuanto a la productividad, recuerdan que "las manufacturas, comercio y servicios de mercado siguen encontrándose considerablemente por debajo de los existentes en países homólogos de la UE".

Sector bancario

En cuanto al sector financiero, "la rápida resolución de un banco sistémico nacional cotizado ha eliminado una fuente de incertidumbre en el sistema bancario, y prosiguen los esfuerzos de consolidación en el sistema", asegura el fondo en referencia a Banco Popular. El fondo sigue viendo margen para más "consolidación", y también pide que se siga fortaleciendo el capital de la banca.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha