eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Izquierda Unitaria denuncia los agujeros de la normativa común sobre Sociedades que prepara Bruselas

La falta de información de los países miembros y la posibilidad de que los capitales se fuguen fuera de la UE son las principales pegas que le pone el grupo parlamentario europeo al proyecto 

"Hay un agujero 'espacial', porque el capital mediante apertura de sedes fuera de la UE puede seguir evadiendo; y un agujero 'temporal', porque puede compensar pérdidas de años anteriores mediante el pago de impuestos de beneficios en un año", explica Miguel Urban, eurodiputado de Podemos

- PUBLICIDAD -
Familiares de desaparecidos en el Mediterráneo piden un debate en el pleno del PE

Imagen del hemiciclo del Parlamento Europeo EFE

El  tercer intento de la Comisión Europea de armonizar el Impuesto de Sociedades en la UE para aumentar la transparencia de la  actividad fiscal de grandes empresas como Apple, Yahoo, Facebook o Amazon y que paguen por sus beneficios en el país en que se generan es un objetivo loable que en apariencia entronca con las demandas de las fuerzas progresistas. El problema es que el proyecto cuenta con "importantes resquicios" que permitirían a las multinacionales seguir eludiendo el pago de miles de millones de euros en impuestos, según denuncia el grupo de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL).

Uno de sus integrantes, el eurodiputado español Miguel Urban (Podemos) explica a eldiario.es que en la propuesta de la CE "hay un agujero 'espacial', porque el capital mediante apertura de sedes fuera de la UE puede seguir evadiendo; y un agujero 'temporal', porque puede compensar pérdidas de años anteriores mediante el pago de impuestos de beneficios en un año". Aquí entran en juego, añade, las periodizaciones contables de los balances empresariales, "donde se hacen no pocas trampas". Es decir, la actual normativa permite que las empresas consigan beneficios fiscales por pérdidas de ejercicios pasados (compensación de las bases imponibles negativas), una vía libre para la "ingeniería fiscal" que seguiría abierta.

GUE/NGL ha presentado un estudio en el que analiza el impacto de la propuesta de Base Común Consolidada para el Impuesto sobre Sociedades (CCCTB, por sus siglas en ingles), que fue preparado por la Comisión Europea y que actualmente se encuentra en discusión en el Parlamento Europeo. El informe preceptivo que elaborará la Eurocámara sobre el tema se votará en febrero de 2018.

Algunas propuestas de la Comisión Europea

La CE apunta hacia un tratamiento de las multinacionales como unidades, y los beneficios del grupo como la base impositiva, basada en ventas, trabajo y capital.

En contraste, la contabilidad separada (que es la que actualmente se usa en todos los países), implica el tratamiento individual de las entidades que forman parte de un grupo multinacional. Este tratamiento se apoya hoy en las normas de "precios de transferencia" que se basan en considerar a las partes de un grupo transnacional como si fueran partes independientes. Esto permite a las multinacionales hacer operaciones entre sus filiales con el fin de declarar menos beneficios en los países con mayor carga fiscal.

La CE plantea una armonización estrictamente sobre las bases imponibles, sin hablar de tipos mínimos ni de deducciones. 

Problemas que observa la Izquierda Unitaria Europea

La GUE/NGL cree que la armonización de tipos mínimos y deducciones son "claves".  Pero pese a considerarla "parcial", creen que la armonización de las bases imponibles constituiría un paso adelante.

En todo caso, el hecho de que esta armonización se circunscriba solo a la UE, "en el mejor de los casos, produciría un agujero fiscal", añade Urban. A su juicio, "sería un estímulo para que el capital europeo se vaya fuera del marco de la UE, porque allí seguiría sin verse sometido a estos requerimientos fiscales y al no poder regular esta determinación de las bases imponibles fuera de la UE, muchas empresas podrán abrir sedes en terceros países, lo que puede generar una oleada de evasión de capitales por esta vía". Por ello, reclaman un "enfoque mundial".

La Izquierda Unitaria también pone de manifiesto la parcialidad en la información con la que cuentan. "Numerosos países han avanzado en la aplicación y realización de los informes país por país, que es un prerrequisito imprescindible para disponer de información para el tratamiento fiscal completamente para una armonización en la materia. Lamentablemente aún no se ha generalizado, y sin contar con esta información adelantar esta regulación puede ocasionar varios problemas serios", asegura Urban.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha