eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Martinsa negocia a contrarreloj 197 millones para no entrar en liquidación

- PUBLICIDAD -
Martinsa deja de abonar una anualidad del convenio de acreedores, 35 millones

Martinsa deja de abonar una anualidad del convenio de acreedores, 35 millones

Martinsa Fadesa negocia a contrarreloj con la banca acreedora distintas operaciones con las que lograr 197 millones de euros con los que revertir la situación de caja negativa y evitar entrar formalmente en causa de disolución.

Según han indicado a EFE fuentes cercanas al proceso, la compañía ha planteado a la banca convertir deuda subordinada en préstamos participativos a fin de que compute como fondos propios.

Las mismas fuentes han subrayado que Bankia, con el 65 % de la deuda subordinada (135 millones), y Royal Bank of Scotland (RBS) ya han comunicado a la inmobiliaria sus reticencias.

A pesar de que Bankia ya convirtió en su día deuda subordinada, su decisión se entiende ahora determinante para el futuro de la compañía.

Está previsto que el plazo de las negociaciones se extienda hasta el próximo mes de abril.

Está por ver cuál es la postura del resto de entidades financieras acreedoras, pero todo parece indicar que también se sumarán a esta negativa para convertir deuda subordinada.

Además, la inmobiliaria presidida por Fernando Martín ha anunciado hoy que se ha acogido al mecanismo corrector que contempla el convenio de acreedores que suscribió en marzo de 2011 para que el impago total de una anualidad, que representa el 1 % y equivale a cerca de 35 millones, no suponga el incumplimiento del mismo.

Según detalló en 2012 la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el convenio prevé, entre otras medidas, que son necesarios dos impagos anuales para que pueda considerarse que existe un incumplimiento y que contemplaba además la posibilidad de convertir en préstamo participativo los créditos vencidos hasta un máximo de un 35 %.

El 11 de marzo de 2011, el juzgado de lo mercantil nº 1 de La Coruña aprobó el plan de Martinsa Fadesa para pagar sus 7.200 millones de deuda en un plazo de hasta 10 años, lo que la inmobiliaria gallega superó oficialmente el concurso de acreedores al que se acogió el 15 de julio de 2008, el mayor de la historia de España.

Según constaba en el informe anual de gobierno corporativo de la inmobiliaria remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Martinsa Fadesa mantenía un "cash flow" para 2013 que arrojaba un saldo negativo de la tesorería por 16 millones (sin considerar financiación adicional).

Dado que la capacidad del grupo para atender la deuda está condicionada al valor de los activos y a su venta, las actuales condiciones del mercado podrían afectar de forma negativa al cumplimiento de los compromisos contraídos con los acreedores, avanzaba el informe.

La inmobiliaria perdió 322,8 millones en los nueve primeros meses del año, el 5,3 % menos que los números rojos registrados en el mismo periodo de 2012 gracias a la disminución de los gastos de explotación y las menores provisiones por depreciación de activos.

En el periodo, la sociedad dominante mantenía un patrimonio neto negativo, una circunstancia que se veía corregida por la aplicación del Real Decreto Ley 10/2008, por los préstamos participativos vigentes, así como por los créditos convertibles en participativos, cuya autorización ya ha sido confirmada por los acreedores, ha explicado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha