eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Parlamento Europeo abre la puerta a la liberalización de los servicios ferroviarios

A partir de 2023, las empresas de cualquier país de la UE pueden acceder a las licitaciones a las que ahora solo accedían las compañías públicas nacionales

Varios grupos políticos de la izquierda han alertado del riesgo de "privatizaciones" y de pérdida de empleos

- PUBLICIDAD -
Hemiciclo del Parlamento Europeo

Hemiciclo del Parlamento Europeo.

El Parlamento Europeo ha aprobado este miércoles la liberalización de los servicios ferroviarios, de tal forma que a partir de 2023, las empresas de otros países puedan acceder a las licitaciones de cualquier país de la UE, a las que hasta ahora sólo podía optar las compañías públicas. Según el texto aprobado por la Eurocámara, el objetivo es mejorar la competencia para que los pasajeros gocen de un mejor servicio y con precios más reducidos. Aunque varios grupos políticos del ala izquierda han alertado contra el riesgo de “privatizaciones” y la pérdida de empleos.

Tras varios años de negociaciones, las normas abren la puerta a que empresas ferroviarias extranjeras ofrezcan viajes en otros países. Así pues, en España se podrán comprar billetes de compañías distintas a Renfe.

Para el eurodiputado de Equo Florent Marcellesi, sin embargo, el servicio "debe ser público y de calidad" y critica que la medida ponga "en peligro los derechos laborales de las personas que trabajan en el sector del ferrocarril, ya que no garantiza la preservación de sus puestos de trabajo en caso de cambio de operador, al no incluir la obligación de volver a emplear al personal de su predecesor".

Para la eurodiputada de IU, Paloma López, las normas facilitarán “el despido de todas las líneas, salvo las que sean más rentables” y desde su punto de vista, impulsar el ferrocarril "exige vertebrar el territorio con el tren convencional".

Sin embargo, la directiva permite también cierto grado de proteccionismo, impulsado por Francia y Alemania, que no quieren que sus compañías públicas –la SNCF y la Deutsche Bahn, respectivamente– pierdan cuota de mercado en sus países. Esto no impidió que representantes del sindicato francés del ferrocarril se manifestaran en martes ante la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

La propuesta ha salido adelante gracias a los votos, principalmente, del Partido Popular Europeo, los socialdemócratas y los liberales. Entre estos últimos, se encuentra la eurodiputada del PNV Izaskun Bilbao, para quien unificar el espacio ferroviario europeo “contribuye a reducir las emisiones que origina el transporte y acabar con la congestión”.

En España, la semana pasada el nuevo ministro del ramo, Íñigo de la Serna, anunció que estaba estudiando la fusión de Renfe y Adif precisamente de cara a la liberalización del sector.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha