eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El avance de hoy en Wall Street no logra compensar el descenso semanal acumulado

- PUBLICIDAD -
El avance de hoy en Wall Street no logra compensar el descenso semanal acumulado

El avance de hoy en Wall Street no logra compensar el descenso semanal acumulado

El fuerte empuje al alza que impulsó hoy Wall Street no evitó que terminara con un ligero descenso semanal, tras una jornadas turbulentas que en Nueva York han estado marcadas por un intenso debate acerca de las tasas de interés.

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, terminó hoy con un avance del 2,0 %, pero fue insuficiente para cubrir las pérdidas de las jornadas anteriores, y acabó la semana con un retroceso del 1,4 %.

Algo parecido le pasó al selectivo S&P 500, que subió hoy un 1,95 % y en la semana perdió un 0,8 %, así como al índice compuesto del mercado Nasdaq, que ganó hoy un 1,66 % pero perdió en la semana un 0,6 %.

El alivio de hoy en los mercados, después de unas semanas de pérdidas acumuladas y uno de los peores comienzos del año que se recuerde en Wall Street, no significa que esta recuperación implique que se haya pasado la tormenta.

La firma inversora Bank of America Merrill Lynch, una de las principales del país, revisó hoy a la baja su proyección del nivel del S&P 500 a fin de año, desde los 2.200 puntos que había calculado hace poco hasta los 2.000 puntos.

Ese indicador, el preferido para muchos operadores porque es más amplio que el Dow Jones, cerro hoy con 1.864,78 puntos.

"Aunque todo apunta a una subida de los valores, el riesgo se ha incrementado", dice el informe de la firma financiera.

El análisis sostiene que aunque ese nivel de 2.000 puntos implica un alza hasta el fin de año, "a no ser que haya señales de una recuperación del crecimiento, puede haber un descenso significativo a corto plazo hasta los niveles actuales".

Los analistas siguen apuntando que, aunque los datos macroeconómicos indican un crecimiento de la economía sostenido, aunque no boyante (el PIB de EEUU creció el año pasado un 2,4 %), se notan señales preocupantes en algunos sectores.

Uno de los más perjudicado es el energético por la caída pronunciada de los precios del crudo, y toda la industria y los servicios asociados a uno de los principales sectores de la economía estadounidense.

Apuntan, no obstante, que siguen surgiendo datos que favorecen el optimismo, como el aumento del 0,2 % en las ventas al por menor en enero del que se informó hoy, en línea con los pronósticos de los analistas.

Pero la desaceleración que se percibe en otros lugares está afectando al espíritu de los operadores, y colocándolos en una posición de prudencia sin tener una certeza sobre cómo va a ser el rumbo de la economía global.

"Si crees que va a haber una recesión global, los mercados van a ir para abajo; pero si crees que no, el mercado te va a generar muchas oportunidades", dijo hoy el jefe de estrategia global de la firma de inversión BlackRock, Russ Koesterich.

La semana que se cierra, no obstante, ha estado dominada en Wall Street por las preocupaciones acerca de las tasas de interés, a partir de dos intervenciones ante comités legislativos de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen.

El debate abierto ha sido recibido con temores de que en algún momento la Fed se pueda aplicar tasas de interés negativas, el camino que ha sido seguido por varios países, Japón el último, una posibilidad que puede perjudicar mucho al sector financiero.

Las tasas negativas "son problemáticas para los bancos, porque los va a llenar de cash", dijo Koesterich a la cadena financiera CNBC.

Aunque Yellen dijo esta semana que no está en los planes inmediatos de la Fed adoptar esa medida, aclaró que tampoco están "fuera de la mesa", algo que ha dejado muchas preocupaciones a los bancos porque reduciría mucho su margen de intermediación.

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, salió hoy de nuevo al paso de estos temores y reiteró que hablar de tasas de interés negativas es "prematuro".

"Hay un montón de cosas que haríamos mucho antes de que realmente considerásemos pasar a tipos de interés negativos", afirmó Dudley.

Wall Street cierra la semana con un largo fin de semana por delante, ya que el lunes es festivo, y pendiente precisamente de lo que pase ese día, ya que los mercados bursátiles de China reanudarán sus operaciones después de una semana festiva.

El rebote que ha tenido hoy Wall Street frente a las pérdidas que había acumulado el resto de la semana ha sido parecido al de los mercados bursátiles europeos, que, aunque avanzaron hoy, han terminado la semana en negativo.

El indicador bursátil europeo que peor resultado ha tenido durante la semana ha sido el de Madrid, que ha caído un 6,81 %, seguido por el de París, que ha cedido un 4,89 %, Milán, el 4,26 %, Fráncfort, el 3,43 %, y Londres, el 2,40 % de retroceso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha