eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El FMI estrecha el cerco sobre Grecia

El representante del Fondo en la troika pide más recortes de salarios de funcionarios y pensiones

Atenas ha avisado al FMI de que sus exigencias pueden causar la ruptura del Gobierno de coalición

- PUBLICIDAD -
Una bandera griega ondea al lado de la estatua de la diosa Palas Atenea en Atenas.

Una bandera griega ondea al lado de la estatua de la diosa Palas Atenea en Atenas.

Las negociaciones entre Grecia y la troika, que parecían cerca de su final el viernes, se han visto afectadas con el aumento de la presión por parte del FMI, según el diario griego Ekathimerini. Fueron las exigencias del representante del Fondo, Poul Thomsen, las que impidieron que los tres partidos que forman el Gobierno de coalición llegaran a un acuerdo sobre el paquete de austeridad por valor de 13.500 millones de euros.

El representante del FMI ha presentado varias objeciones a las propuestas de reducción de gasto público presentadas por el Ministerio griego de Hacienda. Thomsen cree que son necesarios más recortes en los salarios de los empleados públicos y en las pensiones para cuadrar las cuentas. Los dos partidos coaligados con Nueva Democracia en el Gobierno, el Pasok e Izquierda Democrática, no están a favor de nuevas reducciones salariales.

Según Ekathimerini, el ministro griego ha advertido a Thomsen que presionar en esa línea puede provocar la ruptura del Gobierno de coalición. El argumento no ha hecho mella en el negociador del FMI. Fuentes del Gobierno sospechan que el Fondo dificulta las negociaciones porque tiene como prioridad plantear en el informe definitivo la necesidad de que Grecia reestructure su deuda por segunda vez. 

Esa nueva tanda de recortes es la condición que pone la troika –formada por la UE, el BCE y el FMI– para conceder el último tramo de la ayuda a Grecia sin la cual Atenas no puede hacer frente a sus obligaciones financieras, incluido el pago de salarios de funcionarios y pensiones.

Atenas ha negado la información aparecida el domingo en el semanario alemán Der Spiegel, según la cual el agujero en el presupuesto es mucho mayor del conocido al llegar a los 20.000 millones de euros. Grecia insiste en que sus necesidades se limitan a 13.500 millones, de los que 11.500 se obtendrán a base de recortes de gasto y 2.000 con aumentos de impuestos.

Los negociadores de la troika abandonaron el país el viernes, y se espera que regresen a Grecia el lunes o martes para continuar el diálogo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha