eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El euro, pendiente del Constitucional alemán y los recursos euroescépticos

- PUBLICIDAD -
El euro, pendiente del Constitucional alemán y los recursos euroescépticos

El euro, pendiente del Constitucional alemán y los recursos euroescépticos

El futuro del fondo permanente de rescate está pendiente del fallo, mañana, del Tribunal Constitucional alemán (TC) respecto a las demandas presentadas por una alianza atípica entre izquierdistas, euroescépticos y defensores de la democracia directa, que consideran vulnera principios de la soberanía parlamentaria.

Los recursos contra el MEDE -Mecanismo de Europeo de Estabilidad- y el pacto fiscal quedaron vistos para sentencia hoy, después de que los jueces de Karlsruhe (suroeste) mantuvieran la fecha fijada del 12 de septiembre para dar a conocer su veredicto.

El recurso de urgencia presentado el viernes por el diputado bávaro Peter Gauweiler, pretendiendo un aplazamiento de la decisión tras el anuncio de la compra de deuda soberana por el Banco Central Europeo (BCE), no alteró el calendario marcado por el TC.

Gauweiler, reconocido euroescéptico y "cliente fiel" del Constitucional, había sumado su procedimiento de urgencia a una demanda anterior, con el argumento de que la decisión del BCE, el jueves, había cambiado el escenario.

Este diputado de la Unión Cristianosocial Bávara (CSU), partido hermanado a la Unión Cristianodemócrata de Angela Merkel, pretendía parar la entrada en vigor del MEDE hasta que el BCE diera marcha atrás a su decisión, al considerar que Alemania asume nuevos riesgos con la activación de la compra ilimitada de deuda.

La postura de Gauweiler, un euroescéptico que ha recurrido al TC contra prácticamente todas las decisiones del Parlamento respecto a medidas de política europea, podría considerarse individual, aunque también es cierto que una mayoría de ciudadanos alemanes (un 54 %, según los sondeos) son contrarios a la compra masiva de deuda.

Junto a sus recursos están, además, los presentados por La Izquierda -único partido que votó en bloque en contra del MEDE y el pacto fiscal-, así como un colectivo denominado "Más democracia", al que respaldan 37.000 firmas.

Entre todos han formado una alianza contranatura, en la que destaca el rostro de Gauweiler, un parlamentario de 63 años que suele vestir la chaqueta típica de Baviera y al que se ha reprochado que acude con más presteza al TC que al Bundestag, por su alto grado de absentismo en el hemiciclo.

El personalismo del diputado ha eclipsado algo la demanda firmada como "Más democracia", la más numerosa en la historia del TC por los 37.000 ciudadanos que la respaldan y que impulsó la exministra de Justicia socialdemócrata Herta Däubler-Gmelin.

Las tres demandas principales fueron presentadas minutos después de que el Bundestag y el Bundesrat (cámara baja y alta) ratificaran la aportación alemana al MEDE y el pacto fiscal, el 29 de junio pasado y por amplia mayoría.

Con ello dejaron en suspenso la firma de ambos paquetes por el presidente, el independiente Joachim Gauck, y la entrada en vigor del MEDE, que debía haberse activado el 1 de julio.

El argumento común de los demandantes es que el mecanismo vulnera los principios democráticos y recorta la soberanía del Parlamento.

Alemania, la primera economía de la zona euro y en consecuencia la primera contribuyente al rescate, se ha convertido así en el único miembro donde el paquete, pese a la ratificación parlamentaria, sigue en suspenso.

El Gobierno de Angela Merkel ha expresado reiteradamente su confianza en que el TC dará vía libre al paquete y la mayoría de los juristas constitucionalistas avalan este parecer.

Ayer, sin embargo, se difundió un informe de expertos del Bundestag en que se estimaba que sí se vulneran los derechos soberanos parlamentarios.

Los jueces del TC han emitido en los últimos tiempos varios dictámenes relacionados con paquetes de rescate -en respuesta a Gauweiler u otros querellantes, asimismo asiduos a Karlsruhe-.

En algunos casos, han dado parcialmente la razón a los demandantes, en el sentido de que no se dio plazo suficiente a los diputados para informarse debidamente de los contenidos de las leyes o no se observaron otros preceptos parlamentarios.

Sin embargo, tales sentencias no tuvieron efectos retroactivos, sino que fueron de carácter indicativo para el proceder futuro.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha