eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Amazon y El Corte Inglés pelean por llegar los primeros en los servicios exprés

Amazon Prime Now es el servicio exprés de mayor popularidad pero solo llega por ahora a Madrid y Barcelona

Comercios como El Corte Inglés también envía en dos horas desde 2015 y distribuye en 43 ciudades

Ikea comienza un proyecto piloto de venta online para hacer frente a sus competidores

- PUBLICIDAD -
Repartidor de Amazon Prime Now en Barcelona

Repartidor de Amazon Prime Now en Barcelona Amazon

Tener el producto en casa en un máximo de dos horas. Así es la propuesta de entrega a domicilio ultrarrápida de Amazon, que promete preparar y entregar tu compra en una o dos horas, según elija el cliente. Se ha promocionado con bombo y platillo pero, ¿funciona tan bien como parece?

"Madrid es la ciudad europea que más lo utiliza, por encima de Londres y Berlín", dice Adam Sedó, director de comunicación de Amazon en España. "Antes de la llegada de Prime Now a España, ya contábamos con un servicio de entrega en el mismo día, y Madrid ya era la ciudad que más utilizaba este servicio en términos relativos, por lo que pensamos que funcionaría muy bien, y así ha sido", comenta.

El producto lleva meses funcionando en Madrid y acaba de ponerse en marcha en Barcelona. Para realizar la primera compra con este servicio, es necesario vivir en ambas capitales (o alrededores), tener una cuenta de Amazon Premium (19,5 euros anuales), realizar un pedido mínimo de 19 euros y pagar 5,90 euros por gastos de envío si se quiere tener el producto en una hora. No hay gastos de envío si se elige la opción de recibir la compra en una franja horaria de dos horas, en el día de la compra o en el posterior.

Realizar el pedido es bastante sencillo. Basta con descargar la aplicación (varios usuarios lamentan que no es fácil en terminales antiguos), introducir el código postal en la app y añadir los productos a la cesta. La aplicación permite seguir por la pantalla del móvil el recorrido del repartidor hasta tu puerta. En la carta de productos disponibles, hay 18.000 distintos del catálogo Amazon, más otros 5.000 productos procedentes de Dia, mercado de la Paz y Lavinia en Madrid, y 20.000 productos en Barcelona, entre ellos, productos frescos, congelados, droguería y limpieza, productos de alimentación, electrónica, libros y cine y productos de belleza.

Para José Ángel Acinas, un estudiante de imagen de 24 años, el servicio ha cumplido con sus expectativas: “Me salió un trabajo de improviso en el que me pedían utilizar una tarjeta de memoria SDXC de 64GB que no tenía, y si no la hubiera recibido en la hora y cuarenta minutos en la que me lo entregó Amazon, no me hubiera dado tiempo”. “Eso sí, la tarjeta costaba 18,99€, por lo que tuve que comprar un brik de leche para completar el mínimo de los 19€”, añade.

Isabel Martín Fuentes, estudiante de Economía de 21 años, realizó su primera compra en verano, un pedido para una amiga celíaca, como pasta y mermelada, y otros alimentos perecederos. “Podrían mejorar el envase, porque las galletas se rompieron un poco por el viaje, pero el resto no era demasiado frágil, así que llegó bien”, comenta.

Aunque en general el servicio deja a los compradores satisfechos, algunos de los comentarios sobre la app demandan la necesidad de que Amazon incorpore el servicio Prime Now en su página web, ya que la aplicación móvil no resulta tan cómoda y funcional como debería.

“Sí lo recomendaría a otros consumidores siempre y cuando les compense este servicio porque necesiten productos más raros, o en situaciones puntuales, pero para la compra de productos de comida yo siempre preferiré acudir a un supermercado o establecimiento físico y poder ver y elegir lo que compro”, concluye Isabel.

El reparto exprés en otros comercios

El Corte Inglés es el principal competidor de Amazon en este caso y el pionero en España. Ya en diciembre de 2015, incorporó el servicio Click & Express, que ha ido expandiendo hasta llegar a 43 ciudades españolas. A diferencia del de Amazon, no existe compra mínima y se entrega en un plazo de dos horas desde el momento de la compra, o en una franja horaria a elección del consumidor. Pero siempre hay gastos de envío (7,90), aunque no se necesita disponer de una cuenta Premium.

Los 150.000 productos ofertados son parecidos a los de Amazon Prime Now, sin contar con los de supermercado: desde moda y productos de belleza, hasta electrodomésticos, productos gourmet... Como Amazon, ofrece geolocalización del pedido en tiempo real. Pero no necesita descargarse aplicación, se hace el pedido directamente en la página web.

Para hacer la compra solo de alimentos, El Corte Inglés ha puesto en marcha la App Supermercado, que simula los pasillos del supermercado, para hacer la experiencia más “real”. En esta aplicación, una vez seleccionados todos los productos, el cliente puede elegir recogerlos con el coche o recibirlos en casa; no es un servicio exprés, pero es gratuito para compras superiores a 120 euros (100 euros para los titulares de la tarjeta El Corte Inglés).

También existe el servicio Click & Collect que sin coste lo lleva a uno de los centros comerciales.

Ana González, contable, tuvo una buena experiencia: "Compré productos al azar para probar el servicio, y en menos de dos horas me llegó a casa". En cuanto al empaquetado, "tal vez un poco excesivo en el empleo de bolsas de más, pero la rapidez del servicio y la calidad del mismo  compensan", cuenta. "Es verdad que lo utilizaría, en principio, solo en situaciones de urgencia y no para el día a día".

En el sector mobiliario, el nuevo servicio de  compra online de IKEA acaba de estrenarse en las tiendas de Valencia y Barakaldo como proyecto piloto y está previsto expandirse hasta el resto de tiendas en España para finales de año. Este servicio ofrece la posibilidad de seleccionar y recibir la mercancía (exceptuando productos de comida, plantas naturales y otros artículos como tela por metros o encimeras a medida) en el propio domicilio o recogerla en día seleccionado en la propia tienda física (16 euros) o punto de entrega de IKEA mediante el sistema Click&Recoge (21 euros). Ikea planta cara así a otros portales que sirven online desde hace ya tiempo como Maisons du Monde, Portobello o West Wing.

Si se elige la entrega a domicilio en el caso de Ikea, el precio varía en función de la zona y el precio del pedido. Por ejemplo, si vives en la zona A y tienes un pedido de hasta 1.500 euros, pagarías 55 euros por el envío a casa. Este precio base se va incrementando a medida que vamos a zonas más alejadas y cuando el precio del pedido aumenta.

Cada vez más comercios apuestan por este tipo de entregas para facilitar la vida a sus consumidores. Pese a las reticencias de algunas de las cadenas tradicionales sobre la rentabilidad de este canal de comercialización, actualmente las compras online en hipermercados, supermercados y tiendas de alimentación suponen una de las principales fuentes de actividad del comercio electrónico en España. En 2015, su facturación creció un 64% con respecto al ejercicio anterior, según el portal del regulador español CNMCData.

En el resto de sectores (textil, electrónica...), el reparto a domicilio y la compra online llevan años funcionando y creciendo, cada uno con sus propios procedimientos, con precios y promociones distintas. Por ejemplo, H&M y Zara, cuentan con servicios de compra online y reparto a domicilio; el primero, con unos gastos de entrega de 3,95 euros o 2,95 euros (a un punto Pack), y el segundo, gratuito si es envío a tienda, 3,95 euros si se envía a un domicilio (gratuito para pedidos superiores a 30 euros), o 5,95 euros si se elige el pedido exprés (de uno a dos días laborables).

Una opción fácil y cómoda para situaciones de urgencia, el reparto exprés no deja de ser más caro que el sistema convencional, que evita cargar con los costes de envío o suscripción y permite ver y tocar el producto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha