eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Boicot político del PP al Plan de Empleo Social según los sindicatos

UGT y CCOO señalan como ‘cabecillas’ a los ayuntamientos de Badajoz, Cáceres y Plasencia

“Créanme, no hay nada de eso, haremos todo lo posible”, niega el alcalde placentino y portavoz regional del PP Fernando Pizarro

El 31 de diciembre acaba el plazo para hacer los primeros 2.000 contratos y todo indica que no se van a cubrir

- PUBLICIDAD -
Arranca la III Lanzadera de Empleo, con la participación de 20 parados

El Encierro Dignidad que hay en una iglesia de Cáceres ha convencido y unido a los tres partidos locales de la oposición –PSOE, Cs Cáceres Tú- para rebelarse contra la alcaldesa del PP Elena Nevado que quiere realizar solo 60 de las 163 contrataciones que le ha concedido el plan autonómico de Empleo Social; en Badajoz el alcalde del mismo partido Fragoso habla de colapso, y el también popular Fernando Pizarro pide más tiempo para llevarlo a cabo en Plasencia.

Son señales que han llevado a UGT y a CCOO a acusar al Partido Popular en su conjunto, con esos alcaldes como ‘cabecillas’, de intentar boicotear ese Plan de Empleo en el que Junta y diputaciones han puesto 24 millones de euros pero que exigirá también un esfuerzo económico de los municipios.

No es solución de futuro, pero 4.000 contrataciones de seis meses pueden devolver la esperanza a otras tantas familias, y el dinero gastado en ese Plan de Empleo Social se multiplica en cuestión de euros: los beneficiarios pueden cobrar luego el paro y el subsidio, defiende uno de los firmantes del plan, el secretario regional de UGT Francisco Capilla.

“Todo indica que se trata de un boicot porque coinciden los tres ayuntamientos importantes del PP en un momento en que hay que hacer más con menos dinero, es necesario más que nunca ser creativos, y no poner palos en las ruedas que es la impresión que da”.

En su opinión el hecho de agrandar esas quejas ante la opinión pública por parte de los alcaldes es otro síntoma de que es una medida de “connotación electoral” cara al 20D.

Descuelgue del convenio

“Boicot absoluto”, remacha el secretario regional de formación y empleo de CCOO, Miguel coque que suma otros datos. “Han intentado que los contratos fueran a tiempo parcial en vez de a jornada completa que es el que da más derechos de paro y subsidio; han presionado a los delegados sindicales para descolgarse del convenio amenazando que si no no habría contratos, y en Cáceres quieren contratar a personal técnico de estructura, como arquitectos, cuando esto es un plan de empleo social”.

Coque sospecha que también hay algo de posicionamiento político de los tres alcaldes dentro del futuro del PP, pero en cualquier caso espera que este “boicot” se suavice cuando pasen las elecciones del 20D.

Fernando Pizarro, alcalde de Plasencia, portavoz regional del PP y ex presidente de la federación extremeña de municipios, tiene otro relato. En su opinión el mal proviene de una falta de diálogo de la Junta con ellos, que al fin y al cabo son las administraciones locales ejecutoras de la medida.

“El 30 de octubre se publicó el plan, el mismo día me llamó el alcalde de Badajoz alarmado por el colapso burocrático que se iba a producir, y el 3 de noviembre cuatro alcaldes del PP y tres representantes de ayuntamientos del PSOE, Mérida, Don Benito y Villanueva de la Serena, nos pusimos de acuerdo en la necesidad de flexibilizar la normativa y plantear la carga económica que representa el plan para los ayuntamientos. Pero no lo hemos conseguido”.

“Sin ir más lejos en mi caso Junta y diputaciones ponen 500.000 euros pero es que Plasencia tiene que poner 400.000”.

"No se han querido sentar con nosotros"

Pizarro no entiende cómo se pacta en este caso con los agentes sociales y no con los municipios, y personalmente lo tiene muy claro: “No se han sentado con nosotros porque el presidente de la federación de municipios era del PP” [ahora es del PSOE, el alcalde de Hornachos].

El alcalde placentino está convencido de que la Junta tenía mucha prisa por sacar el plan antes de las elecciones, y por derivar perceptores de la renta básica a estos contratos, y ahorrarse así el dinero.

Pese a todo “vamos a intentar sacarlo adelante por todos los medios, que el personal de los servicios sociales de base deje de lado la renta básica y den horas extras”.

CCOO tiene muy claro que las expectativas del Plan de Empleo Social de momento no se van a cumplir en esta primera tanda de contrataciones que acaba el 30 de diciembre; la segunda tiene de plazo hasta el 30 de junio.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha