eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El voto doble del alcalde hace que se aprueben los presupuestos municipales de Mérida

Había 12 en contra (PP, Podemos e IU) y 12 a favor (PSOE más una concejala expulsada de Ciudadanos)

45,8 millones de euros, un 9% menos, y están tutelados por la Hacienda estatal

El alcalde Osuna (PSOE), molesto por el "cainismo" de la izquierda

- PUBLICIDAD -
Pleno municipal Mérida Momento en que la oposición, a la izquierda, vota en contra del presupuesto

Pleno municipal Mérida Momento en que la oposición, a la izquierda, vota en contra del presupuesto

El pleno del Ayuntamiento de Mérida ha aprobado este martes los presupuestos municipales para 2016, que ascienden a 45,8 millones de euros y suponen un descenso del 9% sobre los del año anterior, un visto bueno que evita la prórroga de las cuentas anteriores.

La aprobación se ha producido con los votos a favor del PSOE, incluido el voto de calidad (doble en caso de empate) del alcalde, el socialista Antonio Rodríguez Osuna, más el de la concejala expulsada de Ciudadanos Antonia Sanmartín.

Votaron en en contra PP, IU y Mérida Participa (Podemos), mientras que el concejal no adscrito Juan Lara, también expulsado de Ciudadanos, se ha abstenido.

Antes de la votación el alcalde Osuna había manifestado su sorpresa por "el cainismo de la izquierda" y ofreció un acuerdo de gobierno para avanzar en las políticas de izquierda, ya que "cuando se gobierna se llega a la mayoría de edad".

La portavoz municipal socialista Carmen Yáñez ha señalado en su intervención que las cuentas 2016 no son las idóneas debido al plan de ajuste aprobado en 2012 por el Gobierno central pero que que en el futuro sean más acordes para propiciar el crecimiento de la ciudad y el bienestar social.

El presupuesto incluye medidas como avanzar en el pago de las pagas extraordinarias e incrementar en un 55 por ciento las partidas para asuntos sociales, en concreto para la Oficina que atiende los casos de desahucios, las ayudas a la adquisición de libros escolares y la atención a las personas con discapacidad.

También se hace "un esfuerzo" en el apartado de personal, en la mejora de las condiciones de los policías locales y e la readmisión de 9 trabajadores municipales afectados por un anterior Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Además, en cuanto al plan de empleo social se ayudará a las empresas, y se eliminarán aún más los "gastos superfluos".

Buena parte del gasto ya está comprometido en temas como el transporte público, el pago a los proveedores y el canon de saneamiento del agua pero, en todo caso, está dirigido "a las personas más vulnerables".

"Han faltado miras"

El PP ha pedido al Gobierno local la retirada de las cuentas para dialogar, tras lo que han subrayado que a Rodríguez Osuna "le han faltado miras para llegar a acuerdos”.

No se sabe cómo se van a recuperar los recursos que se pierden por la supresión de del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de los centros sanitarios, no ha habido la suficiente participación ciudadana y hay deficiencias en la atención al turismo al deporte de base y a la cultura, entre otras áreas, según otras críticas populares.

El portavoz de IU Álvarez Vázquez ha rechazado las cuentas porque a su juicio se subvenciona con medios públicos a las empresas privadas cuando lo que necesitan estas es que suba la actividad económica.

En este sentido reclama que se deben pagar las facturas a los proveedores antes de firmar contratos y ha denunciado que se privatizan servicios municipales y que habrá más recortes.

Por parte de Mérida Participa (Podemos) Ramón Carbonell ha señalado que los presupuestos son "continuistas" con los recortes del PP y están "maquillados".

Además, ha señalado que no garantizan el cumplimiento de la propuesta que Mérida Participa ha hecho en el proceso de elaboración de las cuentas, lo que Yáñez ha negado.

El concejal independiente Juan Lara ha dicho que "no ha habido cambios" con respeto a otras cuentas anteriores y Antonia San Martín que, a pesar de votar a favor, no le gustan y están condicionadas por las directrices del Ministerio de Hacienda.

Último intento

El alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, había manifestado con anterioridad al pleno su ofrecimiento para un acuerdo de gobierno en beneficio de la ciudad y lamentado "el cainismo de la izquierda", pues Podemos e IU habían anunciado su voto en contra de las cuentas, a pesar de “nuestros ofrecimientos ofrecimientos para negociarlas”.

Propone Osuna un acuerdo para toda la legislatura "y que alguien lo firme", con el fin de evitar un debate permanente en el que "ya no se sabe si lo que interesa es el interés general o destruir al Gobierno".

"A este Ejecutivo no le va a hacer daño ya que acabará dentro de cuatro años, de tres o de dos, cuando lo decida el conjunto de los grupos municipales”.

Cuando se gobierna "se alcanza la mayoría de edad ya que "se conoce la realidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha