eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Los bomberos forestales de la BRIF vuelven al trabajo después de tres meses de huelga

En la base de Pinofranqueado hay 52 que votarán el preacuerdo nacional alcanzado

Subida del sueldo un 11%, cinco personas en segunda actividad por cada base, pero no se les reconoce como bomberos

- PUBLICIDAD -
Trabajadores de las BRIF en plena extinción de un incendio

Trabajadores de las BRIF en plena extinción de un incendio

Los trabajadores de las brigadas de refuerzo contra incendios forestales (BRIF) de toda España han vuelto al trabajo este lunes después de suspender la huelga que mantenían desde hace más de tres meses, el 27 de julio, y lo hacen tras un preacuerdo obtenido mediante una mediación y cuyo contenido será votado en los próximos días por toda la plantilla.

La de Pinofranqueado es una de las 10 brigadas que la empresa Tragsa, contratada por el Ministerio de Medio Ambiente, tiene desplegadas por Galicia, Asturias, Castilla y León, Aragón, Castilla La Mancha, Canarias y Extremadura, 545 personas en total de las que 52 están en la base cacereña.

A finales de julio empezaron una huelga por tres motivos principales: el reconocimiento de una segunda actividad para todos aquellos que en las pruebas físicas anuales sean declarados no aptos y se quedan fuera pero sin desempleo hasta que las superen al año siguiente; subida de un sueldo que en este momento ronda los 900 euros, y reconocimiento como bomberos forestales, algo de lo que ya disfrutan los trabajadores contraincendios de la Junta de Andalucía o Extremadura.

11% de subida

El servicio interconfederal de mediación y arbitraje (SIMA) ha conseguido un preacuerdo entre Tragsa y los sindicatos merced al cual el sueldo subirá un 11%; se implanta la segunda actividad como apoyo logístico o conductores de manera paulatina, de forma que el año que viene habrá hasta dos personas por base en esa situación, y subiendo hasta que en 2019 sean cinco.

Lo que no han conseguido es ser reconocidos como bomberos forestales, a lo que Tragsa se niega en redondo, por lo que este preacuerdo será votado ahora por los trabajadores cara a su firma, o no, el próximo día 17.

Hasta el 14 de octubre funcionaban en las bases BRIF unos servicios mínimos obligatorios, pero desde ese día al acabarse la época de peligro ya no los hay. La huelga, de más de 100 días, ha sido gravosa para ellos: “Yo he perdido mil doscientos euros más las horas”, cuantifica Javier Martín, delegado de CCOO en la BRIF de Pinofranqueado.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha