eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El caos se adueña del centro de Cáceres durante el montaje del mercado medieval

Vecinos, patrimonio, comerciantes y hosteleros sufren las consecuencias del “error de coordinación” entre Ayuntamiento y Policía

Aeca asegura que la disposición de los puestos ha dejado algunos establecimientos “encerrados”

La estatua de San Pedro de Alcántara hizo las veces de torreta sosteniendo un cuadro eléctrico a través de una correa durante varias horas

- PUBLICIDAD -
Varios puestos bloquean algunos accesos durante una edición pasada.

Varios puestos bloquean algunos accesos durante una edición pasada. Mercado Medieval Cáceres

La XV edición del cacereño Mercado Medieval de las Tres Culturas se salpica de escándalo. A pesar de que el concejal de Turismo del Ayuntamiento de Cáceres, Raúl Rodríguez, lo definiese como un “referente para comerciantes, artesanos, turistas y cacereños” durante su presentación, el caos se ha apoderado este año de su montaje. Un “error de coordinación” entre el consistorio y la policía municipal, según definió la alcaldesa cacereña, Elena Nevado, durante la inauguración, ha provocado que tanto comerciantes y hosteleros como turistas y cacereños sufrieran las consecuencias de la desorganizada instalación.

El Ayuntamiento envió el pasado martes por la tarde una circular alertando a los hosteleros de que de jueves a domingo no podrían realizar la carga y descarga en las plazas de San Juan y Doctor Durán. Un aviso que no se cumplió ya que el miércoles, desde las diez de la mañana, se encontraron con los accesos cortados.

Una confusión por parte del consistorio, que no se había percatado de que realmente la prohibición comenzaba el miércoles y no el jueves, como había anunciado. Para corregir su error, se volvió a enviar los avisos a la mañana siguiente sin conseguir que las provisiones llegasen antes de la hora de corte estimada. Ante esta situación, el consistorio se vio obligado a permitir el paso de camiones repartidores el jueves hasta media mañana.

Locales “encerrados”

Pero este no ha sido el único agravio que han sufrido los hosteleros. El incremento del número de tenderetes (en esta edición se alcanzan los 180 puestos, 18 más que el año pasado) ha originado que se impida el acceso a bares y restaurantes y que se tapen por completo los escaparates de las tiendas de Gran Vía, San Juan y San Pedro, dejando incluso algunos establecimientos “encerrados”, según la Asociación de Empresarios de Comercio de Cáceres (Aeca).

“Este problema no es nuevo, ya se ha dado otros años aunque no de manera tan gorda”, explica el presidente de Aeca, José Rojo. Desde la asociación cuentan que todos los años reciben quejas de los comerciantes de la zona quienes denuncian que “se beneficie a los de fuera en detrimento de los locales” y reprochan que el ayuntamiento deje a la empresa licitadora “libre albedrío” en cuanto a la instalación del mercado, una actuación que define como una “aberración”, indica el presidente.

La imagen de San Pedro de Alcántara colgó durante varias horas un cuadro eléctrico.

La imagen de San Pedro de Alcántara colgó durante varias horas un cuadro eléctrico.

“Falta de sensibilidad” con el patrimonio

La polémica del montaje de la XV edición del mercado no termina en el sector hostelero y comercial. Durante algunas horas del pasado jueves, la estatua de San Pedro de Alcántara ubicada en la esquina de la Concatedral de Santa María, lució como soporte de cables haciendo las veces de torreta eléctrica. Un cuadro eléctrico colgaba a través de una correa que sujetaba el cuello de la representación del santo, una imagen que escandalizó a todos los turistas y devotos y que incendió las redes sociales durante la tarde y noche del jueves.

“Queremos pensar que entra dentro del montaje”, apacigua el concejal socialista, Francisco Hurtado, “pero no deja de ser una falta de sensibilidad enorme con el patrimonio”. Hurtado recuerda las quejas que recibió el festival de música Europa Sur, celebrado el último mes de julio en la Plaza de las Veletas. “La música tan alta hacía rebotar parte de las piezas aquí conservadas”, recuerda el director del Museo de Cáceres, Juan Manuel Valadés.

Valadés entiende la queja de los comerciantes ya que el museo vive en carnes propias que se tape su fachada con la instalación del graderío para el Festival de Teatro Clásico de Cáceres. “Muchos turistas se van sin entrar”, lamenta.

Falta de comunicación con los vecinos

El concejal Hurtado dice que los vecinos también han sufrido el cambio de fechas de la circular.

La presidenta de la Asociación de Vecinos Zona Centro, Rosser Gruart Vila, asegura que no ha recibido ningún tipo de comunicación sobre qué accesos se cortarían con motivo del Mercado Medieval de las Tres Culturas. “Lo razonable sería que se nos avisara, pero nunca lo hacen”, denuncia la mujer aludiendo al resto de eventos que acoge el centro de la ciudad.

Gruart Vila lamenta la dejadez del edil de participación ciudadana que representa el Distrito Centro, con quien, junto al resto de asociaciones vecinales y concejales del área, tenían una reunión programada la pasada semana a la cual no asistió. “Voy a esperar a que pase el mercado para reunirme con él y presentarle una serie de quejas”.

Por su parte el presidente de la Agrupación de Asociaciones Vecinales, David Barcenilla, insiste en que no ha recibido una queja concreta con motivo de este mercado pero sí en otras ocasiones "por la falta de organización". Según Barcenillas, los cacereños denuncian "que no se avise debidamente de los cortes" en eventos como el Womad o la Semana Santa, "cuando dan la orden de quitar terrazas una semana antes".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha