eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Caída de adopciones y aumento de abandonos: Un verano negro para la perreras extremeñas

Muchas perreras se han visto desbordadas por la cantidad de animales que entraban y los pocos que eran adoptados

Numerosos animales llegan en muy mal estado, señal de que llevan varios días abandonados, y los costes necesarios para sus curas se disparan

- PUBLICIDAD -
Albergue de la SPAP en Madrid con varios galgos

El verano de 2016 ha sido especialmente duro para las perreras extremeñas. Aunque no hay datos concretos, los centros de Almendralejo, Badajoz y Plasencia confirman que el número de abandonos y la caída de adopciones ha provocado un desborde en la gran mayoría de los refugios caninos de la región. Esperan que en otoño la situación mejore.

Los casos más destacados son los de la  Asociación Prorefugio Canino de Almendralejo (RECAL) y la Perrera municipal de Badajoz. Desde Recal manifiestan que durante el mes de julio solo ha habido dos adopciones, y en agosto otras diez provocando que el centro cuente con un exceso de 110 animales.

La perrera municipal de Badajoz cuenta con 22 aulas habilitadas para perros, pero durante el verano han tenido más de 46. Les llama la atención que la mayoría de perros que han llegado son de gran tamaño, mastines y cruces de pastor alemán principalmente.

La mayoría de los perros que llegan a los centros de la región se encuentran en muy mal estado, muchos de ellos tienen garrapatas, sus defensas están muy bajas, o están excesivamente delgados, señal de que llevan varios días abandonados. Cuando el número de animales es muy superior a la capacidad del centro se disparan los costes veterinarios que son necesarios para curar a los perros.

También se dan casos de animales que llegan en unas condiciones óptimas, limpios, con el pelo cortado, y sin ningún tipo de dolencia. Desde Recal afirman que muchos canes, e incluso camadas, aparecen atados a la puerta del centro, lo que indica que el dueño se ha desprendido del animal pocas horas antes, situación muy común en verano.      

Dos de los perros que han podido localizar los activistas


Causas de esta situación

Desde la perrera municipal de Plasencia señalan que la crisis económica es un factor determinante, tanto para los abandonos como para las adopciones; "alguien que a duras penas puede mantener su casa, decide abandonar al perro, o sí tenía intención de adoptar termina echándose atrás".

También consideran necesaria la puesta en marcha de más campañas de concienciación y sensibilización. Recalcan la importancia de la educación en los colegios, que creen que es escasa en lo que se refiere al trato de los animales.

Denuncian casos de personas que toman a los animales " como capricho" y cuando se cansan los abandonan. Desde el centro de Almendralejo explican que en ocasiones son utilizados para una actividad concreta, y después prescinden de ellos como ocurre con los cazadores que sueltan abandonan a sus perros, galgos en las mayoría de ocasiones, cuando la temporada de caza ha acabado y ya no son útiles para ellos. 

La importancia del microchip de localización

Por otro lado la Perrera municipal de Badajoz explica que la mayoría de canes que llegan no tienen el microchip de localización que suelen llevar debajo de la piel, normalmente en la parte inferior del cuello. En la mayoría de los casos la falta de este aparato es intencionada, pero también ocurre que muchos perros se pierden al salir de las casas, o se escapan de las fincas, especialmente en época de celo.

Este microchip permite la localización inmediata del dueño que puede estar buscando al animal, es de un tamaño minúsculo y en cualquier clínica veterinaria lo implantan al animal, además, su uso es oligatorio por ley al igual que el del collar y el de la placa identificativa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha