eldiario.es

Menú

GALICIA

Franco deja de ser alcalde de Lugo pese al voto en contra del PP

El último pleno lucense de este mandato acuerda la retirada de honores al dictador y el cambio de denominación de varias calles dedicadas a franquistas.

El portavoz popular y candidato a la alcaldía carga contra el "revisionismo" y el alcalde, del PSdeG, defiende que Manuel Fraga pueda tener una vía dedicada en la ciudad.

- PUBLICIDAD -
Franco perderá hoy los títulos honoríficos que mantenía en Lugo

Casa consistorial de Lugo

Francisco Franco ya no tiene honores en el Ayuntamiento de Lugo. El dictador ha dejado de ser alcalde honorario perpetuo de la ciudad más de 60 años después de su nombramiento y a pesar del voto en contra del grupo municipal del PP a esta decisión. Fue en el pleno celebrado este lunes donde se acordó la retirada de los homenajes, para la cual fue necesario el voto de calidad del alcalde, el socialista Xosé López Orozco, ante la ausencia por una lesión de la concejala del BNG Cristina Ferreiro.

Fue un polémico pleno, en el que el Bloque también mostró su contrariedad con el hecho de que el regidor socialista reivindicara la figura de Fraga y tras el que el PP quiso matizar que su voto en contra era solo contra la retirada de la medalla de oro de la ciudad a Antonio Pedrosa Latas, que había sido gobernador civil durante la dictadura.

No obstante, el pleno municipal acordó también retirar las medallas de oro la otras personas vinculadas al régimen fascista y contó también con el rechazo de los doce concejales populares. Se votó, además, el cambio de nombre de siete calles, que ahora estarán dedicadas a figuras como el intelectual Isaac Díaz Pardo, fundador de Sargadelos, o Adolfo Suárez. El portavoz popular y candidato a la alcaldía por este partido, Jaime Castiñeira, pidió que no se haga "revisionismo". En su opinión muchos vecinos pueden estar molestos al retirarse nombres de calles. "Están acostumbrados a que se les llame así y lo único que se hace es meterles en gastos innecesarios", dice.

La que no se llegó a votar fue la propuesta para nombrar alguna vía con el nombre de Manuel Fraga, una retirada que a Paz Abraira, portavoz nacionalista, le pareció una "cobardía" por parte de Orozco. El alcalde socialista no dudó en defender al ex presidente de la Xunta y ex ministro franquista: "Uno de los padres que me dio libertad, derecho al voto, derecho a la libre expresión, derecho a la libre reunión y que le dio la este país la posibilidad de vivir en la autonomiía de Galicia fue el presidente Fraga, que fue elegido por el conjunto de los gallegos en cuatro ocasiones en mayoría absoluta. Nunca le voté, pero creo que las personas tienen derecho a cambiar y a trabajar a favor de la democracia", dijo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha