eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

VÍDEO | Cuando el PP tenía las 'cuentas claras' y la sede pagada en la contabilidad oficial

Un juez de la Audiencia Nacional considera al PP responsable civil subsidiario de los delitos cometidos durante la reforma de la sede de Génova y le sentará en el banquillo

Hasta ahora el PP había defendido que sus cuentas eran "claras" y que la totalidad del pago de la reforma de la sede estaba en la contabilidad oficial

Cospedal, noviembre 2013: "Lo que está en la contabilidad, está en la contabilidad. Esto no es un tema subjetivo, es un tema objetivo. Los números no engañan"

Floriano, febrero 2013:  "Nosotros nos fiamos de lo que digan los tribunales. El Estado de derecho funcionando y exigiendo y viendo los papeles. Las cuentas claras del Partido Popular"

- PUBLICIDAD -

El juez De la Mata, que ha sustituido a Ruz en la Audiencia Nacional, considera al Partido Popular responsable civil subsidiario de los delitos cometidos durante la reforma de la sede de Génova. Avala así la teoría de su antecesor de que parte de la reforma de la sede de Génova 13 habría sido pagada con dinero negro.

En el pasado, y siempre por boca de su secretaria general, el partido ha mantenido que la sede constaba en la contabilidad oficial del partido, y que eso era un hecho "objetivo" independientemente de lo que dijera la justicia:

Cospedal, noviembre 2013

"El total de la obra está en la contabilidad. El total"

"Lo que está en la contabilidad, está en la contabilidad. Y cuando figura en la contabilidad el pago de la obra, es que figura. Pero esto no es un tema subjetivo, es un tema objetivo. Los números no engañan"

Además, el magistrado cree  que las donaciones irregulares recibidas durante años por el PP y que no habrían sido declaradas a Hacienda son objeto del delito fiscal, por lo que le impone al partido una fianza por responsabilidad civil subsidiaria de 1,2 millones de euros. Más de un millón de euros de fianza para un partido que hasta ahora ha presumido de "cuentas claras":

Afortunadamente, nos queda el consuelo de Carlos Floriano. Como él dijo en su día, no se iban a fiar de Rubalcaba investigando las cuentas del PP pero sí de los jueces: "Nosotros nos fiamos de lo que digan los tribunales. El Estado de derecho funcionando y exigiendo y viendo los papeles. Las cuentas claras del Partido Popular". 

Visto lo visto, es de suponer que en algún momento Carlos Floriano comparecerá para admitir que se pagó en negro la sede del PP.

¡Ay, la Maldita Hemeroteca!

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha