eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ella limpia y cocina

El electricista que fue al piso de Marina se dirigía a ella y a su novio indistintamente excepto cuando llegó a la cocina: "Para cuando ella esté limpiando la campana, no se le encienda y le dé corriente"

An y su pareja fueron a comprar un horno, pero la dependienta solo hablaba con ella

36 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Mi novio y yo nos acabamos de comprar un piso y lo estamos reformando. Él es arquitecto y ha realizado el proyecto, pero los dos estamos igualmente implicados en el transcurso de los trabajos y en los detalles de los mismos. El otro día fuimos a hablar con el electricista para concretar la ubicación de los enchufes, interruptores y puntos de luz. Durante la conversación se dirigía indistintamente a él o a mí, ya que entre los dos le íbamos dando las indicaciones. Pero al llegar a la cocina y valorar si poníamos un interruptor para cortar la luz de la campana extractora, el electricista, dirigiéndose a mi pareja, dijo: "Para cuando ella esté limpiando la campana, no se le encienda y le dé corriente". El hombre siguió a lo suyo y yo me quedé ojiplática, mi novio se quedó un poco descolocado pero nadie dijo nada. A partir de ese momento yo casi ni abrí la boca y, cuando pude, me fui de allí.

Cuando acabamos la visita, mi pareja y yo comentamos la situación. "Tendríamos que haberle dicho algo", dijo él. ¡Qué rabia no haber reaccionado en ese momento! Desde luego, no me esperaba un comentario así de gratuito y por eso fui incapaz de responderle, porque en otras ocasiones lo cierto es que no me callo. Por supuesto, para la próxima vez que vea a este señor, tengo muy clara la respuesta que le tengo que dar.

Marina

Fui a comprar un horno a Alcampo la semana pasada. Iba con mi novio y mientras estábamos mirando las características de los distintos modelos se nos acercó una empleada. Con la intención de ayudar, me preguntó "¿Qué horno quieres en tu cocina? ¿Qué te gusta cocinar?". Yo, intentando hacer partícipe a mi novio, respondía en plural, pero la señora seguía dirigiéndose únicamente a mí la hora de hacer las preguntas (y fueron muchas).

An

Si tú también quieres compartir tu historia de machismo cotidiano escríbenos a micromachismos@eldiario.es o menciona nuestra cuenta @Micromachismos_ en Twitter.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha