eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El asesor de Aguirre siguió contratando a una empresa de la Púnica en el Ayuntamiento de Madrid

David Erguido ha encargado a Waiter Music la organización de las fiestas de La Paloma los dos últimos años como concejal del distrito Centro de la capital

El concurso de 2013 se convocó sin publicidad y el plazo para las propuestas se prorrogó hasta que la sociedad bajo sospecha tuvo lista la suya

Un triple empate en el proceso de 2014 fue resuelto a favor de Waiter Music por una diferencia de 114 euros y la "alta calidad" de las orquestas que ofertaba

Esperanza Aguirre insiste en que solo dos de sus colaboradores le han dado "gato por liebre" en toda su carrera política: López Viejo y Granados

- PUBLICIDAD -
El concejal Erguido en la presentación de las fiestas de San Cayetano en 2014.

El concejal Erguido en la presentación de las fiestas de San Cayetano en 2014.

El político del Partido Popular David Erguido ha seguido contratando a Waiter Music como concejal del distrito Centro de Madrid, después de haber regado de adjudicaciones a una de las empresas claves de la trama Púnica en su etapa como edil en el Ayuntamiento de Algete. El interés de Erguido por el trabajo de Waiter Music se pone de manifiesto con los 55 contratos, por valor de 1,47 millones de euros, que firmó la sociedad durante los cuatro años en que fue concejal de Festejos de la localidad madrileña. Una predilección de la empresa bajo sospecha que ha sido renovado con la adjudicación de la organización de las fiestas de La Paloma durante los dos años que lleva como concejal del distrito Centro madrileño.

Erguido llegó a la Concejalía de Centro procedente de San Blas-Canillejas, su primer destino dentro del Ayuntamiento de Madrid, del que se hizo cargo en 2011. El 10 de mayo de 2013, Botella anunció que era el elegido para dirigir el distrito de Centro, dentro del baile de concejales al que obligó una sentencia del Tribunal Constitucional. Tres días antes de ese anuncio, la Asesoría Jurídica del Ayuntamiento había desaconsejado que el concurso para la adjudicación de las fiestas de La Paloma se realizara sin publicidad previa.

La concejalía argumentaba que invitando directamente a "empresas con experiencia" en eventos similares, el Ayuntamiento saldría ganando. También alegaba que sin publicidad se agilizaría el proceso. Cuando el contrato es de menos de 60.000 euros, la Ley establece la posibilidad de que se realice una negociación directa sin publicidad, siempre que se invite al menos a tres empresas. Pero para ello deben detallarse los motivos del beneficio que supone un concurso cerrado.

Los argumentos presentados, sin embargo, no eran suficientes. Según el informe de la Asesoría Jurídica, al que ha tenido acceso eldiario.es, no se fundamentaba de forma "suficiente" el beneficio del concurso sin publicidad. Tampoco valía la excusa de la agilización. "No se acredita en el expediente que la tramitación del procedimiento abierto impediría el inicio del contrato en plazo", replicaban los técnicos.

Argumentos cambiantes

Pero con Erguido ya al frente de la concejalía, ésta siguió adelante con el procedimiento cerrado. El 22 de mayo invitó a seis empresas que tenían de plazo para responder hasta el 3 de junio. Dos de ellas no atendieron a la invitación, una presentó su propuesta y otras tres contestaron negativamente al ofrecimiento. En este último grupo estaba Waiter Music. Parecía entonces que Madriz STC, la única empresa que atendió las condiciones del contrato, sería la adjudicataria. Sin embargo, la Concejalía prorrogó el plazo sin que consten los motivos en el expediente. El resultado fue similar, excepto por una de las empresas: Waiter Music rectificó y presentó en la prórroga una proposición para organizar La Paloma, las fiestas patronales de Madrid que se celebran en agosto.

La Mesa de Contratación adjudicó finalmente el contrato a la empresa de José Luis Huerta, en prisión por pertenecer a una "organización criminal", como define el juez Eloy Velasco a la trama liderada presuntamente David Marjaliza y Francisco Granados. Uno de los motivos de la elección fue que el coste propuesto era menor en 2.333 euros del que presentó la otra empresa, Madriz STC, así como que ofrecía una mayor cobertura de responsabilidad civil.

Restaba saber si con ese dinero Waiter Music podría ofrecer unas mejores fiestas a los madrileños. El argumento de la mesa de contratación fue que las orquestas que traería Waiter Music tienen "un número de componentes mayor" y que cada procesión tendría una banda diferente, mientras que la otra empresa pretendía que la misma banda participara en las tres procesiones.

El argumento en favor de una banda diferente para cada procesión cambia radicalmente al año siguiente, cuando el Ayuntamiento decide que lo mejor para las procesiones de San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma es que cuenten con los mismos músicos las tres. En 2014, y después del encontronazo con la Asesoría Jurídica, la concejalía de Erguido decidió abrir el contrato y ofertarlo con publicidad. Eso no excluye que su adjudicación esté exenta de polémica.

Al concurso se presentaron tres empresas, entre ellas Waiter Music y la perdedora del año anterior, Madrid STC. Para puntuar a las tres se estableció los siguientes parámetros: la inclusión de propuestas de carácter popular y castizo, la propuesta de programación y la calidad de las actuaciones. Si se excluye este último criterio, las tres empresas estaban igualadas a 20 puntos, así que el empate se deshizo porque Waiter Music ofreció orquestas con mayor número de componentes, todos uniformados y de los que se sabía con antelación qué repertorio iban a tocar.

Los tres grupos de rock que actuarían con el contrato de Waiter Music son, dice el informe al que ha tenido acceso eldiario.es, "de alta calidad y reconocido prestigio, con inclusión de fichas técnicas con fotografías de los grupos en las que consta su trayectoria profesional". Para rematar, el empresario Huerta ofrecía como pregoneros de las fiestas a Loquillo o a Rosa (la exconcursante de Operación Triunfo). "Ambas propuestas son de gran interés al ser de actualidad y con una importante trayectoria profesional", valoran los técnicos acerca de los dos artistas. Finalmente hay un empate técnico a 31 puntos, que se resuelve a favor de Waiter Music porque su oferta es 124 euros más barata de la opción que queda en segundo lugar, un total de 58.876,16 euros.

Fuentes del Consistorio madrileño trasladan que la Junta del Distrito Centro asegura que los dos contratos con Waiter Music se adjudicaron en base a los informes pertinentes y que, en cualquier caso, ya se han puesto a disposición de la Comisión de Control de la Contratación del Ayuntamiento.

Los 114.535,16 euros que ha obtenido Waiter Music de la Concejalía de Centro distan mucho de los 1,8 millones que obtuvo del Ayuntamiento de Algete con David Erguido como primer teniente de alcalde entre 2007 y 2011. El próximo lunes, el Ayuntamiento de Algete va a celebrar un pleno en el que se constituirá una comisión de investigación sobre la posible vinculación de los contratos públicos de la localidad con la trama Púnica. En la Junta de Portavoces reunida el miércoles, todos los grupos municipales, a excepción del PP, se pronunciaron a favor de que la comisión sea pública.

La cuota 'aguirrista'

Erguido es desde 2003 un político de la máxima confianza de Esperanza Aguirre. Ese año, la presidente lo reclutó para organizar la campaña electoral. En 2004 se convirtió en asesor técnico de su gabinete, cargo que compaginó con los puestos en el Ayuntamiento de Algete, de diputado en la Asamblea de Madrid y en la de Caja Madrid a propuesta del PP. En 2011 dio el salto a la política municipal de la capital formando parte de la cuota aguirrista en la lista de Alberto Ruiz-Gallardón. Su primer destino fue el distrito de San Blas-Canillejas, donde según fuentes del Consistorio, no hubo adjudicaciones a Waiter Music.

Esperanza Aguirre aseguró este jueves en la Cadena Ser que  en toda su carrera política solo dos personas le han dado "gato por liebre", en referencia a Alberto López Viejo, el exconsejero de Deportes Alberto López Viejo, imputado en el caso Gürtel, y el propio Granados. Este último desempeñaría un papel nuclear en la trama desarticulada en la Operación Púnica junto a su amigo de la infancia David Marjaliza. Waiter Music es propiedad de José Luis Huerta, en prisión hasta que pague una fianza de 300.000 euros, la más alta impuesta por Velasco para evitar la cárcel en la Operación Púnica. Según publicó El País, Waiter Music es la empresa de la trama de la que Granados percibió las comisiones ilegales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha