eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Boris Johnson se despide de la alcaldía de Londres para defender el "brexit"

- PUBLICIDAD -

El mediático Boris Johnson deja la alcaldía de Londres tras ocho años para centrarse en la campaña del "brexit" -salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE)- en la que enfrenta sus argumentos a los del primer ministro, David Cameron.

El carismático político 'tory' no optará en las urnas a un tercer mandato como primer edil y dejará paso al millonario aristócrata Zac Goldsmith como candidato del Partido Conservador.

El innegable magnetismo de Johnson, fácilmente reconocible por su imagen desaliñada y alborotada melena rubia, ha contribuido a granjearle cierta simpatía entre gran parte de la ciudadanía, si bien sus años al frente del ayuntamiento capitalino no han quedado exentos de controversia.

En 2008, a los pocos días de arrebatar la alcaldía al laborista Ken Livingstone -a quien volvió a imponerse en 2012-, Johnson prohibió el consumo de alcohol en el transporte público y devolvió a la circulación, renovados, al emblemático autobús rojo de dos plantas -"Routemaster"-, del que se puede subir y bajar en movimiento, retirados por su antecesor por seguridad.

También puso en marcha las ahora popularmente conocidas como "Boris Bikes", bicicletas que pueden se utilizadas por los londinenses, previo pago, y que están distribuidas por la capital, un sistema ideado por Livingstone, y atribuido, en cambio, a Johnson, un gran defensor de ese medio de transporte.

Su gestión fue elogiada ante los disturbios callejeros que sufrió la capital en agosto de 2011, tras el fallecimiento de Mark Duggan, de raza negra, por disparos de la Policía Metropolitana, aunque fue inicialmente muy criticado por tardar demasiado en regresar a Londres de sus vacaciones de verano.

Respetado entre sus colegas conservadores por el ingenio que destilan sus discursos, sus sonoras meteduras de pata durante sus años como primer edil le han costado, también, jugosos titulares de los implacables tabloides británicos.

En 2004, tuvo que disculparse en Liverpool por las críticas de un artículo publicado en la revista "The Spectator", que entonces él dirigía, a la reacción de los ciudadanos de esa ciudad por el asesinato en Irak del británico Ken Bigley.

Generó polémica con sus críticas, durante la conferencia anual del Partido Tory en 2006, a los consejos sobre alimentación del conocido chef británico Jamie Oliver, al afirmar que habría que "librarse de él" y dejar a la gente "comer lo que quiera".

También indignaron sus comentarios sobre la ciudad de Portsmouth (sur del país), al considerar que "está llena de drogas, obesidad, bajo rendimiento y diputados laboristas" y volvió a ser noticia al asociar Papúa Nueva Guinea con "orgías de canibalismo".

Su manifiesto apoyo en los últimos meses a la campaña defensora del "brexit" de cara al próximo referéndum del 23 de junio causó malestar en Downing Street -cuya línea oficial defiende la permanencia en la UE-, que le reprochó su vacilación antes de posicionarse abiertamente.

Johnson dijo entonces que "lo último que habría querido es ir en contra de David Cameron o del partido" y desgranó sus motivos para secundar el "brexit" en la columna que escribe semanalmente en el diario británico "The Daily Telegraph".

Muchos percibieron su apoyo a la salida británica del club comunitario como una decisión calculada a fin de asegurarse una buena posición en la lucha por el liderazgo del Partido Conservador, dado que muchos tories son manifiestamente eurófobos.

En su lucha por impulsar las opciones del "brexit" de cara al citado plebiscito, Johnson se mostró muy molesto con el respaldo explícito del presidente de EEUU, Barack Obama, a la continuidad británica en la UE en su reciente visita a Londres y ha considerado "hipócrita" la postura del mandatario norteamericano.

Alexander Boris de Pfeffel Johnson, por cuyas venas corre sangre turca, francesa y alemana, nació en Nueva York el 19 de junio de 1964 aunque su familia se trasladó al poco tiempo a este país y, tras graduarse en la misma universidad que Cameron, en Oxford, ejerció durante años como periodista.

En 2001 entró en política al ser elegido diputado por la circunscripción de Henley, muy conservadora, pero tuvo que abandonar su escaño, en 2008, para optar a la alcaldía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha