eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Congreso suprime el cóctel de la sesión de apertura solemne de las Cortes

- PUBLICIDAD -
El Congreso suprime el cóctel de la sesión de apertura solemne de las Cortes

El Congreso suprime el cóctel de la sesión de apertura solemne de las Cortes

El Congreso de los Diputados ha suprimido el cóctel que habitualmente ofrecía tras la sesión solemne de apertura de las Cortes de cada legislatura y que se celebrará el próximo jueves bajo la presidencia de Felipe VI y la asistencia del Gobierno, diputados, senadores y altas instituciones del Estado.

Será la primera vez que Felipe VI, acompañado de la Reina Letizia, presida esta sesión solemne de apertura de la legislatura desde su proclamación como Rey en el Congreso el 19 de junio de 2014.

El artículo 5 del Reglamento de la Cámara establece que la sesión solemne de apertura deberá celebrarse en el plazo de los quince días siguientes a la constitución de las Cortes, aunque nunca ha habido inconveniente en demorarla para dar tiempo a la investidura y la formación del nuevo Gobierno, como ha ocurrido en esta ocasión.

De hecho, la pasada legislatura ni siquiera llegó a celebrarse la sesión ante la convocatoria de nuevas elecciones generales.

Partidos como ERC o EH-Bildu ya han anunciado que no asistirán a la sesión solemne, cita a la que sí acudirán representantes de otras formaciones nacionalistas como PDECat o el PNV.

Según el programa del acto facilitado por la Cámara baja, el jueves los Reyes llegarán al cruce de la Carrera de San Jerónimo con la calle Cedaceros a las 12,00 horas, escoltados por el Escuadrón de Honor de la Guardia Real.

Allí estará formado un Batallón de Honores compuesto por cuatro compañías de los Ejércitos de Tierra, Armada, Ejército del Aire y Guardia Civil y una escuadra de gastadores.

En la cabeza de la formación, don Felipe y doña Letizia serán recibidos por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD).

El Rey recibirá honores militares y pasará revista al Batallón de Honores acompañado por el jefe de Estado Mayor de la Defensa, el almirante jefe del Cuarto Militar de la Casa del Rey y el teniente coronel Jefe del Batallón.

La comitiva se dirigirá al pie de la escalinata del Palacio, lugar en el que tendrá lugar, en torno a las 12,10 horas, el saludo a la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, al presidente del Senado, Pío García Escudero, y a los miembros de las Mesas de ambas Cámaras.

Entrarán entonces por la Puerta de los Leones -que sólo se abre para estas sesiones solemnes- al Vestíbulo de Isabel II, desde donde el cortejo, precedido y cerrado por los maceros de las Cortes Generales, se dirigirá al hemiciclo a través del Salón de Pasos Perdidos.

Una vez que el presidente del Gobierno y las Mesas de Congreso y Senado hayan ocupado su lugar en el hemiciclo, en el que esperarán ya diputados y senadores, los miembros de la mesa presidencial entrarán en el Salón de Sesiones por la escalera principal, que se coloca expresamente para estas ocasiones.

Con los Reyes ya en el hemiciclo, se escuchará el himno nacional, la presidenta del Congreso abrirá la sesión y pronunciará un discurso.

Dará la palabra entonces a Felipe VI, quien se dirigirá a las Cortes Generales para dar por iniciada en este acto solemne la XII Legislatura, tras lo cual Ana Pastor levantará la sesión.

Concluido el acto en el hemiciclo, hacia las 13,00 horas, los Reyes se dirigirán de nuevo al Salón de Conferencias para posar para una fotografía institucional.

Junto al presidente del Gobierno y los presidentes de ambas Cámaras, saludarán a los presidentes del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, a la vicepresidenta del Gobierno y ministros y al resto de autoridades e invitados por orden de protocolo.

La Cámara Baja recupera así la línea de saludos a los parlamentarios de la nueva legislatura que se había suprimido en la última ceremonia, presidida hace casi cinco años por el anterior jefe del Estado, el Rey Juan Carlos I, el 27 de diciembre de 2011.

Concluido el saludo, Don Felipe y Doña Letizia se situarán en un podio de honor que se instalará al pie de la escalinata de los leones para asistir junto al resto de autoridades a un desfile militar.

Desfile que pondrá punto y final a los actos que, a diferencia de los dos últimas legislaturas, no contará con un cóctel en honor de los invitados, según han confirmado fuentes parlamentarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha