eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Consejo de Europa advierte a Turquía de que ser miembro no es compatible con la pena capital

- PUBLICIDAD -

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) lanzó hoy un aviso a las autoridades turcas sobre su voluntad de restablecer la pena de muerte, ya que eso sería "incompatible" con la presencia del país en una organización cuya razón es la defensa de los derechos humanos.

"Restablecer la pena de muerte sería pura y simplemente incompatible con el mantenimiento de Turquía dentro del Consejo de Europa", dijo en un comunicado el ponente general de la APCE para la abolición de la pena capital, Yves Cruchten.

El legislador socialista luxemburgués hizo esta advertencia a las autoridades turcas ante las informaciones de que el presidente, Recep Tayyip Erdogan, está considerando la posibilidad de organizar un referéndum para volver a instaurar la pena capital.

Tras la victoria por la mínima en el referéndum del domingo para reforzar los poderes presidenciales, Erdogan ha manifestado su disposición a preparar esa nueva consulta.

El ponente general de la APCE hizo notar que actualmente no se llevan a cabo ejecuciones en ninguno de los 47 países miembros y que "el rechazo de la pena capital es un principio fundamental" de la organización, cuya razón de ser es la defensa del Estado de Derecho y de los derechos humanos.

Según Cruchten, la APCE ha contribuido a la supresión de la pena de muerte en el continente, condicionando la adhesión al Consejo de Europa, como ocurrió con Rusia, a la instauración de una moratoria sobre las ejecuciones y al compromiso de abolir ese castigo.

Y añadió que la Asamblea "no aceptará ningún retroceso sobre esta cuestión", por lo que el presidente turco "no debería hacerse ninguna ilusión con este asunto".

Tras el intento de golpe de Estado del año pasado, Erdogan y el ministro turco de Exteriores, Mevlüt Cavusoglu, no han descartado el regreso de la pena de muerte a Turquía si el pueblo lo pide y lo aprueba el Parlamento.

En una publicación del Consejo de Europa en 2010 cuando era presidente de la APCE, Cavusoglu contaba que Turquía abolió la pena de muerte en 2002, tras una moratoria en 1984. El actual ministro de Exteriores hacía notar entonces que no hubo "un aumento de crímenes violentos tras la abolición".

Además, calificaba la pena de muerte de "práctica bárbara", que "no sólo es una afrenta a nuestros valores comunes", sino también "una violación del derecho a la vida, el más fundamental".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha