eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Defensor del Pueblo noruego alerta de que Breivik puede sufrir un trato inhumano

- PUBLICIDAD -
El Defensor del Pueblo noruego alerta de que Breivik puede sufrir un trato inhumano

El Defensor del Pueblo noruego alerta de que Breivik puede sufrir un trato inhumano

Un informe del Defensor del Pueblo noruego difundido hoy sostiene que el ultraderechista Anders Behring Breivik, autor de la masacre que provocó 77 muertes en 2011, puede sufrir un trato "inhumano" por el régimen de aislamiento al que está sometido en prisión.

Desde que fue condenado en 2012 a 21 años prorrogables de forma indefinida, Breivik ha estado aislado en un departamento de alta seguridad, primero en el penal de Ila, al oeste de Oslo, y desde otoño de 2013 en el de Skien, al sur de la capital.

Breivik presentó en julio pasado una demanda contra el Estado noruego por violación de la Convención Europea de Derechos Humanos en la que se quejaba del uso de esposas, la falta de contacto con otras personas, los cacheos y la prohibición de mantener comunicación postal con sus seguidores.

El régimen al que está sometido impone "limitaciones muy severas para su movilidad y para la posibilidad de contacto humano", lo que, unido a la ausencia de otros presos en el departamento de alta seguridad, deriva en "un riesgo elevado de tratamiento inhumano", señala el Defensor del Pueblo, Aage Thor Falkanger.

"Desde una perspectiva preventiva existe el peligro de que sufra daños a consecuencia del contacto humano limitado", advierte el informe, que propone aumentar el contacto con el personal de prisión y las actividades al aire libre.

Según la televisión pública NRK, la dirección de Skien ha limitado en las últimas semanas el uso de esposas y permitido a Breivik una hora semanal de contacto con el personal de la prisión.

Breivik se ha quejado en varias ocasiones del trato en la cárcel, tanto en Ila como en Skien.

En enero de 2013 denunció a la dirección de Ila y a la entonces ministra de Justicia, Grete Faremo, por maltrato psicológico a causa de su aislamiento, pero el caso fue archivado por falta de pruebas.

La demanda presentada hace cuatro meses ha sido sin embargo admitida por los tribunales, que en marzo celebrarán una vista sobre el caso, aunque está por decidir si se le dará permiso a Breivik para estar presente o deberá comparecer por videoconferencia.

El ultraderechista noruego, de 36 años, hizo estallar una furgoneta bomba en el complejo gubernamental de Oslo el 22 de julio de 2011, causando la muerte a ocho personas.

Inmediatamente después se trasladó en coche a la isla de Utøya, al oeste, donde perpetró una matanza en el campamento de las Juventudes Laboristas, donde murieron otras 69 personas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha