eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Díaz promete "lealtad" a Sánchez y avisa de que los debates sobre un gobierno del PSOE pueden "convertirse en pesadilla"

Cree que el partido se ha "salvado por la campana" del 'sorpasso' y defiende que hay que "afinar más en nuestras alianzas"

- PUBLICIDAD -

La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha mantenido este sábado que "corresponde" al secretario general de su partido, Pedro Sánchez, "gestionar" la "decisión" sobre la posición socialista ante la investidura del presidente en funciones y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, pero, a renglón seguido, le ha garantizado "lealtad" y ha señalado que los socialistas se van a corresponsabilizar con la misma, "igual que lo hicimos en la campaña".

Durante su intervención ante el Comité Federal que los socialistas celebran este sábado para analizar los resultados electorales, Díaz ha pedido a sus compañeros de partido "claridad", que eviten el "tacticismo" y que actúen "desde las convicciones profundas de lo que somos", pero también se ha referido a las voces que han apuntado a la posibilidad de que Sánchez intentara de nuevo formar gobierno si Rajoy fracasa, porque esas ideas pueden convertirse en "pesadilla".

La dirigente andaluza, según han informado fuentes socialistas, ha advertido a sus compañeros que el "escenario ha cambiado" y que en juego ya no está solo investidura, "sino también la gobernabilidad de España" y, en ese sentido, ha asumido que "hay millones de miradas de ciudadanos expectantes" con lo que hable y decida el PSOE.

Eso supone "mucha presión", ha dicho Díaz que, aunque considera que la misma no debería recaer los socialistas, le ha dado "la bienvenida". "Es preferible esa presión que la irrelevancia", ha defendido.

Así las cosas, Díaz se ha referido al "papel" de los socialistas ante la gobernabilidad de España y ha detallado que, en primer lugar, corresponde a Rajoy, como ganador de las elecciones, darle un Gobierno a España. En ese punto, ha advertido de las consecuencias que podría tener que, como han deslizado algunos dirigentes territoriales, Sánchez intentase su investidura si el líder del PP fracasa.

"Esos debates que se han abierto de que podemos formar gobierno pueden convertirse en pesadilla", ha advertido la líder del Ejecutivo andaluz, para la que del Comité Federal de este sábado eso "debería salir claro".

Además, Díaz ha mantenido que "ni por activa ni por pasiva" los socialistas apoyarán a Rajoy. "Éste debe buscar sus apoyos en el Congreso de los Diputados", ha señalado la socialista andaluza que, además, ha rechazado que pueda haber unas terceras elecciones. "Sería una catástrofe", ha advertido.

En esa línea contraria a la abstención, ha proseguido advirtiendo de que los socialistas no son "muleta ni soporte de nadie", "sólo de los intereses de España".

PROYECTO PARA SALIR DEL "ATOLLADERO"

Díaz ha saludado que el secretario general haya "despejado" estas cuestiones pero ha continuado indicando que es necesario "saber cuál es esa alternativa", el proyecto socialista que debe "sacar a España del atolladero en el que está". "Tenemos que presentar ese proyecto sólido para España", ha insistido.

Durante su intervención, también ha tenido tiempo para comentar los resultados cosechados por el PSOE el 26 de junio y ha señalado que no se "conformará" con los mismos, ni con el 32 por ciento de los votos obtenido en Andalucía, no con el 22 por ciento del conjunto de España.

En ese sentido, ha expuesto que de cara a las elecciones generales "había una situación complicada" que "llamaban el 'sorpasso'" y que era algo que interesaba a Podemos y al PP porque --ha argumentado-- "lo mejor que le puede pasar al PP es tener como alternativa a un partido oportunista, radical y aventurero y que nadie les perturbe".

En alusión a la necesidad de autocrítica socialista, Díaz ha pedido analizar "por qué no tenemos ese proyecto mayoritario" y ha contrapuesto la actitud que necesita tener el PSOE con la de otros partidos: "Si fuéramos Anguita y otros partidos le echaríamos la culpa a la gente. Tenemos que ser capaces de tener ese proyecto mayoritario", ha recalcado ante Pedro Sánchez y sus compañeros del Comité Federal.

"NOS HEMOS SALVADO POR LA CAMPANA"

Además, la presidenta andaluza ha advertido de que el PSOE se ha "salvado por la campana" de un posible 'sorpasso' y ha asumido que los socialistas ya no pueden decir que son "el partido hegemónico".

En ese sentido, tras alertar de que si en las elecciones europeas el PP sacaba tres puntos al PSOE y éste aventajaba a Podemos en trece, ahora los socialistas están a diez de los 'populares' y dos por delante de Podemos, y ha pedido que se revierta esta tendencia. "Yo no quiero ganarle a Podemos, quiero ganar en este país", ha defendido.

"HEMOS DIFUMINADO MUCHO NUESTRO PROYECTO"

Díaz, que ha sido la primera en intervenir en el Comité Federal tras el secretario general, ha expuesto que el PSOE no ha recogido "ni un solo voto" del millón de votos perdidos, algo que, a su juicio, se debe a que "hemos difuminado mucho nuestro proyecto porque --ha añadido-- nuestra posibilidad de gobernar era alcanzar un Gobierno con Podemos". "Es hora de recuperar nuestra señas de identidad", ha reclamado.

En otro momento de su intervención también ha defendido que es tiempo de "afinar más en nuestras alianzas", así como de llegar a la gente joven y a la gente de izquierdas y de centro izquierda.

Al hilo de ese argumento, también ha defendido la "regeneración democrática", que debe estar en el "fuero interno" del PSOE, frente a las "múltiples estrategias" del PP, entre las que está la corrupción, y ha diferenciado que no "todos" son corruptos.

Sobre ese asunto, ha pedido que se trabaje para tener "instituciones útiles y creíbles" y también que el partido tenga claro "cómo nos definimos en debates que nos desgastan".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha