eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dijsselbloem lamenta la "forma" de sus polémicas declaraciones, pero no el fondo

- PUBLICIDAD -
Dijsselbloem lamenta la "forma" de sus polémicas declaraciones, pero no el fondo

Dijsselbloem lamenta la "forma" de sus polémicas declaraciones, pero no el fondo

El presidente del Eurogrupo, Jeroem Dijsselbloem, lamentó hoy la "forma" en que se expresó cuando sugirió que los países del sur de la eurozona derrocharon dinero en "copas y mujeres", pero defendió el fondo de su argumento.

En su intervención en el Congreso de la Banca Alemana, el socialdemócrata holandés lamentó haberse expresado "de forma demasiado directa", algo que molestó a "tanta gente", y subrayó que no se refería a los países del sur de la Eurozona, sino a todos los países que comparten la divisa europea.

"Quizá debería haberlo dicho de otra manera", dijo el presidente del Eurogrupo, que al final de su explicación recibió un cerrado aplauso de los 700 representantes de la banca alemana presente en el foro.

Dijsselbloem argumentó que ninguna comunidad puede mantener la solidaridad interna sin un "marco" normativo que todas las partes respeten, "todos, no sólo los países del sur", deben "comprometerse a cumplir lo acordado".

"Todos deben hacerlo lo mejor que puedan para construir una Europa mejor", agregó.

En un contexto en el que algunos cuestionan la pertinencia de mantener las reglas fiscales una vez que ha pasado lo peor de la crisis, la "respuesta" de Dijsselbloem es que es preciso mantener la estricta arquitectura institucional que se ha puesto en marcha a raíz de la crisis.

La solidaridad en la Eurozona, apuntó, necesita esa "base" e indicó que, para compartir riesgos, cada país miembro debe reducir sus propios riesgos, en referencia al déficit y la deuda.

A su juicio, pese a la mejora de la coyuntura económica en la zona euro, se deben mantener las exigencias fiscales, los estándares de capital de los bancos y se debe seguir avanzando en la unión bancaria "para completarla en los próximos años".

Dijsselbloem reconoció que hay un "hueco" temporal entre su salida del Ministerio de Finanzas holandés -tras el hundimiento electoral de su partido- y el fin de su mandato al frente del Eurogrupo, pero no aportó claves sobre cómo se va a resolver esta cuestión controvertida.

El presidente del Eurogrupo es un ministro de Finanzas en activo elegido por sus colegas de la eurozona y, mientras algunos defienden que sólo debe serlo en su nombramiento, otros solicitan que se busque a un sustituto para Dijsselbloem.

Sobre el "brexit" (salida del Reino Unido del bloque comunitario), el presidente del Eurogrupo vaticinó un "proceso difícil" con "conversaciones muy largas y complejas", algo "inevitable" ya que "los intereses van a diverger desde el principio" entre la UE y Londres.

"Cuanto más reflexiono sobre esto, mayor es mi preocupación", aseguró Dijsselbloem tras citar, como los principales escollos, la factura que deberá abonar Reino Unido para salir de la UE y la negociación de la relación futura.

Dudó además de que los bancos en Reino Unido puedan obtener un permiso permanente para operar en la UE tras el "brexit", ya que las regulaciones en ambas partes irán distanciándose progresivamente.

No obstante, abogó por mantener a Reino Unido "tan cerca como sea posible" y, por "responsabilidades e intereses comunes", tratar de "minimizar los daños" y lograr un acuerdo.

Además, subrayó que a su juicio la UE debe "demostrar" su "valor añadido" para volver a resultar a atractiva para los ciudadanos y atajar el auge de la ultraderecha.

El Congreso de la Banca Alemana es una iniciativa trianual de la Asociación de la Banca Alemania que en esta edición reunió en Berlín, entre otros, al presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Euro, Valdis Dombrovskis, y el presidente del Deutsche Bank, John Cryan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha