eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Disensión latente entre India y China en el segundo día de la visita de Modi

- PUBLICIDAD -
Disensión latente entre India y China en el segundo día de la visita de Modi

Disensión latente entre India y China en el segundo día de la visita de Modi

El primer ministro indio, Narendra Modi, recomendó hoy a Pekín que "reconsidere su enfoque" en algunos asuntos que les separan, en la segunda jornada de su viaje oficial a China y durante la cual se firmaron una veintena de acuerdos, la mayoría de perfil bajo.

Tras su paso el jueves por la ciudad natal de Xi Jinping, Xian (noroeste), donde compartió una jornada más bien informal con el presidente chino, Modi fue recibido hoy en Pekín por su homólogo, Li Keqiang, en una ceremonia de bienvenida en el Gran Palacio del Pueblo (Legislativo) de la capital.

Allí, ambos dirigentes presenciaron la firma de 24 acuerdos bilaterales, más de los esperados pero de poco peso, y entre los que destacaron los de cooperación en sectores como el ferroviario, espacio, minería, turismo y comercio.

"Hemos mantenido conversaciones en profundidad sobre una gran variedad de temas, de las cuales ambos esperamos obtener resultados. Es justo decir que hemos cumplido las expectativas", dijo Li en una intervención posterior a la rúbrica de los convenios.

Parte del entusiasmo de Li deriva del hecho de que China llevaba tiempo buscando invertir en el plan del Gobierno de Modi de modernizar el sistema ferroviario indio, con la mirada puesta en un proyecto de tren de alta velocidad de 36.000 millones de dólares que una la capital, Nueva Delhi, con la ciudad meridional de Chennai.

Además, se sellaron un par de acuerdos para mejorar la investigación y la respuesta a terremotos, con el telón de fondo de los dos seísmos que han asolado recientemente Nepal, catástrofe que Li mencionó en su discurso para asegurar el compromiso de cooperación "como los vecinos más poderosos" del país del Himalaya.

El resto fue, en su mayoría, memorandos de entendimiento en materia cultural o de hermanamiento de ciudades de ambos países, así como otros acuerdos en cooperación científica, universitaria y para la creación de un laboratorio de ideas bilateral.

Se calcula que el valor final de los convenios rondará los 10.000 millones de dólares, a la espera de que se firmen más de índole empresarial cuando Modi vaya mañana a Shanghái.

"Más comercio e inversiones con India, por ejemplo, en sectores como la alta velocidad ferroviaria o en facilitar a las compañías farmacéuticas indias el acceso al mercado chino resulta más significativo que el número de acuerdos", dice a Efe James Millward, profesor de Historia Asiática en la Universidad de Georgetown.

El desequilibrio de la balanza comercial bilateral es uno de los asuntos que más preocupa a la parte india, con el agravante de que el año pasado aumentó hasta los 37.800 millones de dólares.

Sin citarlo directamente en ese momento, se considera que ese desequilibrio fue uno de los asuntos que llevó a Modi a "subrayar la necesidad de que China reconsidere su enfoque en algunos asuntos que nos frenan a alcanzar el máximo potencial de nuestras relaciones", dijo durante su alocución junto a Li.

"Sugiero que China adopte una estrategia pensada en el largo plazo sobre nuestras relaciones", añadió Modi en un tono mucho menos optimista que el empleado por su colega chino.

Antes, Li había reconocido el problema y manifestado su intención en subsanarlo, además de remarcar que "el volumen comercial no es tan grande si se compara con nuestro tamaño (el de ambos países)", por lo que "hay un gran potencial" en materia comercial, dijo.

Otra de las fricciones habituales entre las dos naciones más pobladas del planeta son los varios territorios que se disputan de los casi 3.500 kilómetros de frontera que comparten, lo que les llevó a una breve guerra en 1962.

Tanto Li como Modi se refirieron hoy a esta disputa y subrayaron su intención de promover más encuentros entre los respectivos Gobiernos para llegar a una solución rápida, si bien no informaron sobre ningún plan concreto.

Dejados de lado asuntos como Pakistán, aliado de China y enemigo histórico de India, o el Mar de la China Meridional, sobre el que Pekín mantiene una agresiva política que Nueva Delhi rechaza, ambos líderes también hicieron referencia a su voluntad común de preservar un Asia Central estable y pacífica y de lograr un acuerdo sobre el cambio climático a finales de año en París.

Modi culminará su primer viaje a China desde que hace un año fue elegido mañana, sábado, en Shanghái, donde se espera la presencia de más de 5.000 de sus compatriotas expatriados en un evento protagonizado por él.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha