eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ERC pide responsabilidad pero no aclara su papel de mediación entre CDC y CUP

- PUBLICIDAD -
ERC pide responsabilidad pero no aclara su papel de mediación entre CDC y CUP

ERC pide responsabilidad pero no aclara su papel de mediación entre CDC y CUP

ERC ha pedido hoy "responsabilidad" a todos los partidos que negocian la investidura del presidente de la Generalitat y el nuevo Govern, pero no ha aclarado si está asumiendo un papel de mediación entre CDC y la CUP con propuestas concretas de carácter intermedio.

Según han indicado en una rueda de prensa los dos primeros candidatos de ERC en las próximas elecciones generales del 20D, Gabriel Rufián y Joan Tardà, su partido ocupa una posición de "centralidad" dentro del espacio político independentista, al estar situado entre CDC y la CUP, y esto le proporciona la posibilidad de mediar entre unos y otros.

No han precisado, sin embargo, si esta posición la está utilizando ERC para presentar propuestas intermedias entre las de la CUP y las de CDC, o bien se limita a secundar las que ponen encima de la mesa los convergentes como compañeros que son de la coalición Junts pel Sí (JxSí).

Según Tardà, "por ERC no quedará, hará todo lo que haga falta" para conseguir un acuerdo, lo que incluye "poner aceite en los engranajes" de la negociación, así como seguir realizando "gestos de generosidad" y mostrar su disponibilidad a "sacrificarlo todo".

"Nunca nos levantaremos de la mesa, y pondremos imaginación y perseverancia para llegar a un acuerdo -ha subrayado Tardà-, si bien sabemos que las cosas no son fáciles, esto no es llamar por teléfono y pedir una pizza cuatro estaciones, pero conseguiremos un acuerdo".

Tardà ha corroborado que ERC sigue defendiendo la candidatura de Artur Mas a la Presidencia de la Generalitat pese a no haber reunido los votos necesarios para ser investido porque "vivimos un momento en el que todos nos necesitamos" y el independentismo no puede prescindir del líder de CDC.

Ha advertido, además, que "el precio del desacuerdo sería tan enorme que la ciudadanía no se lo perdonaría a nadie" y ha insistido que "sería considerado un delito de alta traición" por el cual posiblemente serían castigados los partidos independentistas.

Esta opinión, no obstante, difiere de la que el líder de ERC, Oriol Junqueras, expresa en una entrevista que publica El Periódico al apuntar que "sí hay elecciones en marzo, habrá más voto independentista".

Para Joan Tardà, todos los partidos deberían "estar a la altura del momento histórico" que vive Cataluña y no defraudar a la ciudadanía", y ha alertado que "la gran mentira es decir que no hace falta ir juntos para tirar adelante".

Ni Tardà ni Rufián se han pronunciado sobre las 53 propuestas concretas que la CUP ha difundido como base negociadora, ni tampoco sobre el artículo que el conseller de Economía en funciones, Andreu Mas-Colell, publica en el diario Ara en el que afirma textualmente: "De la CUP podemos aceptar dos votos para la investidura de Artur Mas como presidente, pero no sus condiciones".

Fuentes próximas a la ejecutiva de ERC, sin embargo, han mostrado su desagrado con la escalada de declaraciones, artículos de opinión y posicionamientos públicos de convergentes y de cuperos, y han indicado que pedirán a unos y otros que guarden silencio o que negocien con discreción.

Según Tardà, "es imposible que al final no haya acuerdo, pero todo el mundo tiene que ir a las negociaciones sin demasiados prejuicios", ha recomendado antes de exclamar: "¡Dios nos libre de que no lo consigan!".

Gabriel Rufián, por su parte, ha hecho un "llamamiento a la calma y a la responsabilidad", y ha precisado que "aquí no se pacta un gobierno autonómico sino una república, por lo que hay que actuar con pragmatismo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha